3 oct 2010

Linajes, señores y señoríos

El concejo de Arévalo ocupaba, durante la baja edad media 112.469 Has., sobre tierras de las actuales provincias de Ávila, Salamanca, Segovia y Valladolid en la llanura castellana del sur del Duero cortada por los ríos Trabancos, Zapardiel, Adaja y Voltoya que corren, casi paralelos, hacia el norte.
La historia bajomedieval de la Tierra, tiene dos focos principales: por una parte “Los Cinco Linajes” que dirigían el concejo y que remontaban sus orígenes a la época de la conquista bajo el reinado de Alfonso VI y por otra el ejercicio del señorío por parte de los miembros de la familia real, primero y por los Estúñiga a partir del reinado de Enrique IV. Vamos hoy a hablar de los primeros.
.
Los Tapia: El estado de Canales comprendía los actuales términos municipales abulenses de Canales y Fuentes de Año además de la aldea de Reliegos; su extensión era de 2.681 hectáreas. Al frente del estado de Canales encontramos a la familia Tapia. Su origen histórico lo sitúan tanto Montalvo en su libro “De la Historia de Arévalo” como los documentos de la colección Pellicer en el castillo de Tapia en la comarca de León. El lugar está identificado como la aldea de Tapia de la Ribera, en la actualidad Rioseco de Tapia.
“La leyenda sobre el origen de este apellido dice que: La razón porque se llama de Tapia, fue que un rico hombre de donde descienden éstos de este linaje tenía un lagar en las montañas entre valles en tiempo del rey Don Rodrigo. Como los moros se extendiesen por toda España, se vinieron a las montañas y cercaban el lugar del rico hombre. Y viéndose con los moros en mucha fatiga dijo a sus vasallos: Dad acá, hermanos, este lugar que está en el valle. No nos pueden los moros entrar si no es por esta entrada de este valle por la otra parte. Bien seguros estamos. Hagamos aquí una tapia de piedra con que nos defendamos. Hicieronla y defendiéronse con la tapia de los moros y por eso obtuvieron ese nombre”.
Esta leyenda hace remontar el linaje de los Tapias hasta los primeros tiempos de la reconquista y ennoblecerlo al relatar su participación en las primeras luchas asturianas contra Al-Ándalus.
Los Tapia, al igual que el resto de las familias que se atribuían la conquista de Arévalo patrocinaban una iglesia en la villa, en este caso la de San Martín. Allí juntabansé los de este linaje para hacer sus juntas y cabildos. No se tiene, sin embargo, noticia “de que a García Tapia diese el señor rey Alonso puerta” de muralla o puente que defender. Tras la repoblación los Tapia recibieron el territorio de las Villas de Canales, Fuentes de Año y Reliegos, que se agruparon en el conocido como Sexmo de Aldeas.

Los Sedeño: El término de Villanueva del Aceral ocupa 1.760 hectáreas, casi en el centro de la comunidad de villa y tierra y a medio camino entre Arévalo y Madrigal. Todas sus fronteras limitan con el realengo salvo la sudoccidental que limita con el Señorío de Canales.
Como pobladores de Villanueva del Aceral encontramos a la familia Sedeño. Respecto a su primitivo solar se sustentan dos propuestas. Una de ellas dice que “descienden del solar conocido en las montañas de Castilla, tres leguas de Laredo, donde tenían torre, castillo y casa fuerte y hasta hoy se conocen sus ruinas, conservando el nombre entre los de la tierra.” La otra propuesta sostiene que proceden de san Vicente de la Barquera.
Afirma Montalvo que entre los conquistadores de Arévalo se hallaron dos hermanos de este linaje, Gómez García Sedeño y Juan García de la Cárcel. Hijos ambos de García Sedeño de León y Juana de la Cárcel. Hubo fuertes disputas entre ambos y entre sus descendientes.
En Arévalo la iglesia que fundaron los Sedeño y en la que hacían sus enterramientos fue la de san Juan de los Reyes. En ella también tenían sus reuniones anuales.
Los dos hermanos”, siguiendo la leyenda que les sitúa como conquistadores de estas tierras, “recibieron en guarda y custodia los dos postigos y castillejos que estaban a las puertas que llaman de San Juan y de San José, este sobre el rio Adaja y el otro sobre el Arevalillo y frente a la muralla tirada”. Los Sedeño son al final señores de Villanueva y formaron el Sexmo de Aceral.
.
Los Montalvo: El señorío de Botalhorno comprendía sólo, esta aldea, hoy despoblada, en el término segoviano de Donhierro. Se trata de un pequeño territorio de unas 500 hectáreas situado casi en el vértice que une las actuales provincias de Ávila, Segovia y Valladolid. Los señores de Botalhorno pertenecían a la familia de los Montalvo. El autor de La Historia de Arévalo fantasea ―no en vano su nombre es Juan José de Montalvo― al situar el origen de esta familia en los visigodos afirmando que “en los años inmediatos al cuatrocientos, con los invasores godos de que nos habla Idacio, testigo coetáneo, entraron en España los primeros individuos de esta familia”. Su versión es, por tanto, que los Montalvo se establecieron en la Tierra de Arévalo en el reinado de Teodorico II, monarca visigodo entre los años 453 y 466. Cuando la invasión musulmana huyeron hacia el norte y participaron en la batalla de Covadonga. Con las expediciones por el Valle del Duero de Alfonso I, consiguieron recuperar Arévalo de forma pasajera. Otros autores indican que los Montalvo proceden de las montañas de León.
Al igual que otras familias recibieron el encargo de defender el enclave de “la Puente Llana que está sobre el río Arevalillo (Puente de Medina) y fundaron la iglesia de San Miguel donde enterraban a los principales del linaje y donde celebraban sus juntas cada primer viernes de año”.

Los Briceño: El Señorío de Mingolian solo abarcaba la aldea de este nombre. Es un despoblado situado en el actual término municipal de Donvidas. Comprendía una extensión de unas 500 hectáreas y se localiza en la divisoria de aguas entre el río Zapardiel y el Adaja casi en el límite de la provincia de Ávila con la de Valladolid.
Los señores de Mingolian pertenecían a la familia Briceño, que según Pellicer proceden de las montañas junto a San Vicente de la Barquera. Habrían sido, pues, vecinos de los Sedeño en Cantabria. Algún dato aislado afirma que son hijosdalgo naturales de Sahagún.
A los Briceño dio (el rey) que fuesen guardas del castillo principal, que está sobre las juntas que hacen los ríos Adaja y Arevalillo, predominando aquella campaña que mira hacia medina y por ser la parroquia, ellos la hicieron parroquia que era mezquita, de Santa María, que hoy llaman la Mayor, más cerca del castillo, venían a oír a ella misa y dotaron para perpetuo monumento de sus cuerpos su capilla mayor, que hoy en día es entierro de esta familia. Y el señor don Alonso dio fuero para que fuese casa solariega de Castilla y pudiese hacer frente con título de linaje de Briceños, que se juntan en dicha capilla mayor y parroquia el primer viernes de cada año a tratar las cosas tocantes a la conservación de dicho linaje”.

Los Berdugo: El señorío de la Olmedilla comprendía únicamente esta aldea, hoy despoblada en el término municipal de Palacios de Goda. Se trata de un estado pequeño que tendría una extensión aproximada de 500 hectáreas. Al frente del señorío estaba la familia Berdugo.
Los Verdugos dicen ser venidos de Francia y lo cuentan de esta manera: que en el tiempo del rey don Alonso que ganó a Toledo, le vino una embajada de Francia y este embajador le hizo muchos servicios en esta guerra por los cuales lo heredó y lo casó e hizo la mayor parte de su habitación en Arévalo, de donde su mujer era natural”. El establecimiento en Arévalo se debió, por tanto, al matrimonio de Mosén Berdugo con una noble castellana de la villa.
Los Berdugo eran los encargados de la defensa del puente sobre el Adaja y se adscribieron a la cercana parroquia de San Esteban. Esta iglesia desapareció a finales del siglo XVI y los miembros de este linaje, que realizaban en ella las juntas anuales, se trasladaron a la iglesia de San Martín. A partir de este momento sus entierros se hicieron en el hoy también desaparecido, convento de San Francisco.

Otros señores, otros señoríos hubo en el territorio de la Universidad de la Villa y Tierra, pero, como dice nuestro buen amigo Michael Hende, eso es otra historia y debe ser contada en otra ocasión.

Lección de historia
Radio Adaja - 29 de septiembre de 2010

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Me gusta mucho. Enhorabuena!

Anónimo dijo...

La gente de Arévalo, deberiamos saber todas estas cosas, pero la mayoria de las veces solo nos suenan. Se agradecen estas lecciones breves y concisas, que posiblemente enseñen más que algún libro de historia. Gracias y a seguir

Unknown dijo...

Mi nombre es Leopoldo Briceño Iragorry. Desciendo de Don Sancho Briceño, Capitan Conquistador, Fundador y Poblador del Estado Trujillo, Venezuela. Data de 1523 su llegada a Venezuela. Oriundo de Arevalo. mi email es: lbricenoi@gmail.com

Anónimo dijo...

Es discutible el origen de los linajes de Arevalo a los tiempos de la Reconquista, creo que mas bien es una concesion del Rey Enrique el de las Mercedes.
En cuanto al Señorio de los Tapia , en Fuentes de Año, Raliegos y Canales fue una compra de la jurisdicion al Rey Felipe II en 1559, por parte de Francisco de Tapia ,vecino de Arevalo y Regidor Perpetuo de la villa de Arevalo, antes de esta compra era un realengo, sujeto a la villa de Arevalo.