26 may 2010

Comunicado de prensa

La Alhóndiga de Arévalo muestra su desacuerdo con las obras de construcción de nuevos tramos de muralla

La Alhóndiga, asociación de cultura y patrimonio en relación al inicio de las obras de construcción de un nuevo tramo de la muralla de Arévalo en la zona de San Ignacio de Loyola, así como a las que se realizarán cuando se concedan los permisos para llevar a cabo aquellas con las que se intentará estabilizar la zona de la muralla a la altura de la iglesia de San Miguel, manifiesta lo siguiente:

Desde esta asociación ya hemos declarado, y volvemos a reiterar de nuevo, nuestro desacuerdo con la inversión de tantos recursos públicos en las obras de construcción de una muralla que, en nuestra opinión, nada aporta al cada vez más empobrecido conjunto monumental de Arévalo. En todas las intervenciones efectuadas en estos tramos de muralla, esta, siempre, ha terminado por caerse.
Desde nuestro punto de vista consideramos errónea la política patrimonial que se está realizando en nuestra ciudad, puesto que se están levantando elementos de nueva construcción en los que prima el hormigón armado y a los que luego no se les dota de ningún uso ni contenido, y las más de las veces para nada sirven.
Mientras esto se hace, muchos de nuestros monumentos histórico-artísticos más emblemáticos se caen a pedazos sin que se les dedique una mínima atención para evitar su ruina.
La iglesia de San Nicolás de Bari, el colegio de los jesuitas, el puente de Valladolid, así como varios palacios y casonas señoriales, son, entre otros, edificios y elementos del patrimonio que están hundiéndose y que no parecen importar a los responsables de su conservación.
Desde esta asociación seguimos sin entender la insistencia en llevar a cabo la construcción de una muralla cuyos restos son meramente testimoniales y que, por otro lado, se pongan tantos reparos a elaborar de una vez por todas el, a nuestro entender, imprescindible “Plan Especial de Protección y Desarrollo del Casco Histórico de Arévalo” que de haber existido, es posible que hubiera evitado la gigantesca degradación sufrida por la plaza de la Villa en particular y por el resto del casco antiguo de Arévalo en general.
Creemos que si la corporación del ayuntamiento de Arévalo sigue empecinada en construir la muralla, esta pasará a la posteridad, ya lo hemos dicho en otras ocasiones, comoun extraño muro de hormigón armado en el que se invirtieron miles y miles de euros de los contribuyentes y que no sirve para nada, no tiene ningún uso ni contenido y que además es horroroso”.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Da pena como está la muralla del castillo, era mejor que no hubieran metido la zarpa, al menos no se hubieran hundido TODAS las cuestas.

Anónimo dijo...

pena penita penaaaaa

Anónimo dijo...

Es una vergüenza que dejen que se caiga un monumento tan importante como la Iglesia de San Nicolás de Bari y el colegio de los jesuítas. Uno de los sitios ideales para que se pudiese recoger las Edades del Hombre en Arévalo, tanto por sus dimensiones, como por su belleza artística. Pero está claro lo que prima en esta sociedad... se prefiere hacer una plaza de toros (no digo que esté mal) que conservar un monumento que lleva en pie cuatro siglos. Asi nos va...

Anónimo dijo...

Viendo cómo está Ávila y cómo va estando Arévalo, me la da sensación de que hablar de arte a un político es predicar en el desierto. Son palabras incompatibles.
¡Qué poco valoramos lo que nos han dejado y que deberíamos dejar a los que vienen detrás! Sobre todo porque no es nuestro y, por tanto, es nuestro deber conservarlo en las mejores condiciones, originales a ser posible, para que venideras generaciones lo disfruten y se enriquezcan con ello. No sé a qué se debe la obsesión de nuestros políticos en llenar las ciudades de hormigón, muchas veces, además, restando espacio a las zonas verdes y, a la vez, ocultando verdaderas joyas de nuestro patromonio.
De sabios es rectificar; están a tiempo de evitar otro despropósito.

Anónimo dijo...

Dudo mucho que sean capaces de rectificar. Estos son incapaces de asumir, bajo ningún concepto, que se han equivocado.

Anónimo dijo...

Estamos fatal economicamente no hay dinero, España está casi en banca rota, y aquí, como en muchos sitios, tirando el dinero, rectificar es de sabios, con ese dinero, se pueden hacer muchas cosas pero por segunda o tercera vez seguiremos tirándolo a las cuestas, no hay derecho... No me gustaría amigo Vidal, que la muralla te hundiera. Los arevalenses no somos tontos, valoramos el dinero, y pensando en el dinero que esto costará, nos ponemos malos más de uno. Clase política:GASTAD EL DINERO PUBLICO CON ALGO MAS DE RESPETO.

Anónimo dijo...

MENOS BACHES EN LAS CALLES!!!!!