7 ago 2014

El puente de Valladolid, del Cementerio o de San Pedro

... debió construirse poco después de la repoblación, sobre el río Adaja. Edificado con mampostería, cal y canto y verdugadas de ladrillo, lo forman siete arcos de desiguales proporciones, ligeramente apuntados y con arquivoltas decrecientes. Los dos centrales son de mayores dimensiones, el resto parecen tener la función de aliviadero, y tres de ellos están encuadrados por un alfiz.

Ya hemos visto que sobre este puente existió una de las puertas de la muralla que estaba almenada y que desapareció en el siglo XIX.
En los años 70 del pasado siglo XX, se construyó un nuevo puente junto a este. Sus artífices tuvieron la insólita idea de empotrar la salida de este nuevo puente contra la cabecera norte del antiguo de Valladolid, iniciando de esta forma un proceso de destrucción que ha llevado al estado deplorable en que se encuentra hoy. A la salida hacia Valladolid, en su parte derecha, estaba el conocido como “Caño de la Sarna”, una popular fuente que atesoraba curiosas leyendas y que fue entonces entregada a la piqueta demoledora. Se dice que su pileta era un sarcófago de granito de origen visigodo.
Por el grave riesgo de derrumbamiento total que sufre nuestro puente de Valladolid, del Cementerio o de San Pedro está incluido en La Lista Roja del Patrimonio de Hispania Nostra.

No hay comentarios: