13 abr 2011

Eulogio Florentino Sanz

...trajo a la Corte una carta de recomendación para un Grande de España:

-Vengo -dijo- a poner en sus manos de usted esta carta y a solicitar de usted su valioso influjo.
-Perdón, caballerito - le interrumpió el estirado sujeto-: soy Grande de España de primera clase y tengo tratamiento de excelencia.
-Perdóneme vuecelencia, a mi vez -añadió Florentino-; pero le advierto que soy villano de cuarta clase y tengo tratamiento de tú. Hábleme, pues, como es debido.

No hay comentarios: