24 oct. 2011

El número 21 de la calle Entrecastillos

Esta casa, que ocupa el número 21 de la calle Entrecastillos y que hace esquina con la calle de San Ignacio de Loyola es un buen ejemplo del mudéjar civil que tenemos en nuestra tierra.
Nuestro Marolo Perotas dijo de ella que fue "casa que mandara edificar Laureano Herrero Caballero, príncipe de la tacañería, para que su esposa, la Catorza, contemplara el bellísimo paisaje segoviano bajo el cielo cón­cavo y grande de esta Castilla..."
Está situada justo al lado de "El Mirador" sobre el que, en fechas recientes, hemos leído lo siguiente: Las obras han sido ―para el alcalde de Arévalo, Vidal Galicia― un "lavado de cara" en la zona que supone "la entrada al casco histórico", además de ser una actuación “necesaria” y “fundamental” en una de las zonas más emblemáticas de esta villa...
No deja de resultar curioso que en una zona fundamental, por suponer la entrada al casco histórico, y de las más emblemáticas de esta "villa" (sic), se haya hecho un lavado de cara a una parte de la misma, dejando esta casa que está justo al otro lado de la misma calle sin lavar y sin peinar.
Creemos necesario incluir esta construcción en nuestra particular Lista Roja, por ser, a nuestro entender, un edificio de interés especial por la excelente configuración arquitectónica que deja entrever. También por estar situada precisamente en una de las principales entradas al casco histórico de Arévalo y presentar el lamentable estado que presenta.

3 comentarios :

Jesús Prieto, Chuchi dijo...

Lo que no entiendo es, si Cristo Vive, ¿Como permite unas actuaciones si y otras no?. Que me lo expliquen.

Anónimo dijo...

Esta es la asignatura pendiente de este Ayuntamiento. Las ruinas en las que van a acabar todas las casas abandonadas de la C/ San Ignacio, incluida la iglesia.

Anónimo dijo...

Se os olvidan las casas municipales de la c/ Santa Maria y la casa del balcon en esquina de la c/ Larga.