30 dic. 2013

En el año 2013 que se acaba (II)...

En el año 2013 que se acaba...

En julio:
  • Publicación del cuaderno fotográfico "Memoria fotográfica 2013", que recopila las fotografías de la exposición de este año. La muestra fotográfica viaja hasta Coca de la mano de Histarco  y se expone en la sala de la Oficina de Turismo de la Villa.
  • Exposición de pintura "Abstracto 1974-2013". Organizada en colaboración con los hijos del pintor, se propone como un íntimo y sencillo homenaje a José Antonio Arribas.
  • Se publica el 15 de julio el número 50 de la revista "La Llanura".
  • El espacio "San Juan de la Cruz, Llama de Amor Viva" acoge la muestra fotográfica "La calzada de Arévalo a Peñaranda".
  • Socios y amigos de "La Alhóndiga" visitan la exposición "Credo" acompañados de los profesores Serafín de Tapia, Raimundo Moreno y José Luis Gutiérrez Robledo. Terminada la visita paseamos por el barrio de la morería de Arévalo.


En agosto:
  • En el salón del Ambigú de Madrigal de las Altas Torres se exponen las fotografías que componen la "Memoria fotográfica 2013. Entre el Voltoya y el Trabancos". En este caso es la asociación "Amigos de Madrigal" la encargada de organizar la muestra en la Villa Imperial. 
  • Tuvimos la ocasión de asistir a las excepcionales explicaciones de Jorge Díaz de la Torre en el yacimiento medieval de los Henrenes, cerca de Cillán. El mismo día Serafín de Tapia nos ofreció una magnífica charla con el título "Relación entre la ciudad de Ávila y los pueblos de la Moraña en la Historia”. En este caso fue en Narros del castillo y estaba organizada por las asociación "Al Sol que más calienta". 
  • "Amigos de Madrigal" y "La Alhóndiga de Arévalo" organizaron un recital poético dedicado a Fray Luis de León. El acto tuvo lugar en el patio del Convento Extramuros de Madrigal de las Altas Torres.

En septiembre:
  • Asistimos a la muestra "Desastres Iconográficos" que los hijos del pintor José Antonio Arribas organizaron, en colaboración con el Ayuntamiento de Palacios de Goda, en esta localidad.
  • Desde "La Alhóndiga, Asociación de Cultura y Patrimonio" se solicitó a la Consejera de Cultura de la Junta de Castilla y León, Alicia García, que impulsara de forma seria y decidida un acuerdo de ampliación de horario de apertura del Ex-monasterio de Santa María de Gómez y Román, "La Lugareja", aprovechando la demanda para visitar este monumento que había en el contexto de la XVIII edición de "Las Edades del Hombre".
  • Desde la Asociación se organizó una nueva Tertulia Literaria dedicada en esta ocasión a Nicasio Hernández Luquero. El acto fue coordinado por el poeta Segundo Bragado.
  • Se pone en marcha la "Ruta de retablos y Artesonados de la Moraña". Se trata de un recorrido por las iglesias de Fontiveros, Cantiveros, Fuente el Sauz, Fuentes de Año, Canales y Flores de Ávila.
  • Asistimos a algunos de los actos que se organizan en Ávila en el contexto de la Semana de la Cultura Judía.
  • Visitamos, en su casa de Alcazarén, a José Jiménez Lozano. Pasamos buena parte de la tarde departiendo con él. Antes de despedirnos, Juan Jesús Villaverde, el autor, le hizo entrega del "Mudejarillo", escultura metálica que representa a un pequeño hombrecito leyendo a la sombra de un arco mudéjar. Su nombre está sacado de la novela homónima de don José y es emblema de nuestra Asociación Cultural.

En octubre:
  • Organizamos desde nuestra Asociación una visita guiada al patrimonio monumental de San Juan de la Encinilla.
  • Inauguramos, en nuestra sala de la plaza del Salvador, la muestra "Del Cielo y de La Tierra" de Chuchi Prieto. La exposición fotográfica que se hizo en colaboración con la fundación" Edades del Hombre" acompañó en las últimas semanas a "Credo".
  • Por otra parte, la localidad de Crespos, acogió la exposición "Memoria Fotográfica 2013. Entre el Voltoya y el Trabancos".
  • En octubre realizamos la primera etapa de "La Senda de Tumut", un recorrido que, organizado por José Luis Martín García-Sancho, pretende llevarnos por las riberas del río Adaja hasta sus  fuentes en el puerto de Villatoro.
  • Iniciamos con la conferencia "La aljama mudéjar de Arévalo: un caso singular" a cargo de José Luis Pascual Cabrero, profesor de Historia de la UNED, un ciclo de conferencias sobre mudéjares, judíos y moriscos que se celebraron en la sala de conferencias de Caja España-Duero de Arévalo.
  • Presentamos, en la sala de Conferencias de Caja España-Duero de Arévalo, el libro "El sueño de la hormiga gigante" del escritor arevalense, afincado en León, Juan Martín García-Sancho.

En noviembre:
  • Participamos en el X encuentro de Asociaciones por la Defensa del Patrimonio Cultural que se celebró en Segovia entre los días 1 , 2 y 3 de noviembre.
  • En noviembre acabó la exposición de "Credo". Unos días antes de terminar la muestra una buena parte de la techumbre del antiguo colegio de los jesuitas, incluido, junto a la antigua iglesia de Santiago, en la Lista Roja del Patrimonio, cae al suelo.
  • Asistimos a la presentación del libro "La iglesia de Barromán: Arquitectura y Arte" cuyos autores son José Luis Gutiérrez Robledo y Raimundo Moreno Blanco.
  • Un nutrido grupo de socios y amigos de "La Alhóndiga" visitamos en noviembre, junto a nuestros amigos de Coca, algunos de los más importantes yacimientos romanos existentes en el Noroeste de la provincia de Segovia. Las explicaciones corrieron a cargo de Víctor Manuel Cabañero Martín.
  • Se clausura la muestra fotográfica "Del Cielo y de La Tierra". En la misma sala inauguramos la exposición de pintura de Rafael Mediero que permanecerá abierta hasta el día 10 de diciembre.
  • En noviembre tienen lugar las conferencias "Huellas y testimonios de los judíos en la provincia de Ávila." a cargo de Jorge Díaz de la Torre y "Los moriscos de Arévalo: Una comunidad tan importante como desconocida." a cargo de Serafín de Tapia. Estas conferencias completan el ciclo sobre mudéjares, judíos y moriscos que se celebraron en la sala de conferencias de Caja España-Duero de Arévalo. 
  • Realizamos en noviembre la segunda etapa de "La Senda de Tumut" que tiene lugar entre Arévalo y Tiñosillos, recorriendo las riberas de nuestro río Adaja. 

Y en diciembre:
  • Asistimos en Gotarrendura a las jornadas tradicionales que se organizan anualmente en torno a la matanza del cerdo.
  • Tiene lugar en diciembre la tercera etapa de "La Senda de Tumut". En este caso hicimos el recorrido entre Tiñosillos y el puente sobre el Adaja en Villanueva de Gómez.

En el año 2013 que se acaba (I)..

Destacamos en el año 2013 que se acaba...

En enero:
  • Publicamos nuestra Llanura número 44 y nuestro Cuadernillo de Cultura y Patrimonio número XVII, este último dedicado a los fósiles de tortuga encontrados en Arévalo en el año 1933 y estudiados por el eminente paleontólogo Manuel Royo Gómez. 

En febrero:
  • Nuestra salida de este mes fue al yacimiento arqueológico del Cerro de Cuesta Grande en Domingo García. 
  • Desde la asociación "Amigos de Madrigal" se realizó un emotivo homenaje a Paco González. Unos días después, la misma asociación hizo públicos los premios "Amigo de Madrigal 2013

En marzo:
  • Visitamos, algunos miembros de La Alhóndiga, la ermita del Santo Cristo de la Moralejilla. 
  • David Rubio y Felipe Rodríguez presentan en Coca el libro "El castillo de Coca: La Historia, el Arte, la Leyenda". 
  • Desde la Asociación publicamos nuestro Cuaderno de Cultura y Patrimonio número XVIII, dedicado en esta ocasión a los pueblos del pinar. Su autor Ángel Ramón González González. 
  • Se realiza, en Ávila y Madrigal de las Altas Torres, el XIII Curso de Historia del Arte abulense. 

En abril:
  • Visitamos en abril el Castro Vettón de "Ulaca". 

En mayo:
  • Asistimos al "Geolodía 2013" que es es una iniciativa de la Sociedad Geológica de España para divulgar la geología en la sociedad. 
  • El día 21 de mayo de 2013 comienza la edición número XVIII de "Las Edades del Hombre: CREDO". 
  • Un buen grupo de socios y amigos de "La Alhóndiga" hicimos una excursión al Real Jardín Botánico de Madrid. 
  • De la mano de Javier Sánchez colaboramos con Cruz Roja en el "III PoemaRio". 
  • Jorge Díaz de la Torre publica su nuevo libro: "La ciudad de los 5 linajes. Guía para conocer Arévalo".


En junio:
  • Inauguramos nuestra exposición "Memoria fotográfica 2013. Entre el Voltoya y el Trabancos". Se trató en este caso de una colección de fotografías clásicas de algunos de los monumentos más relevantes que existen en el territorio comprendido entre ambos ríos. La muestra tuvo lugar en una sala cedida de forma desinteresada a nuestra Asociación por Alfonso Palomares y en la que hemos podido realizar diversas exposiciones además de ésta. 
  • El 6 de este mes falleció José Antonio Arribas, pintor, escritor y poeta arevalense. Buen amigo y uno de los más prolíficos y preclaros colaboradores de nuestra revista "La Llanura". 
  • Estuvimos en varios de los actos organizados en torno a la conmemoración del V Centenario del nacimiento del Cardenal Espinosa en Martín Muñoz de las Posadas. 
  • Asistimos al acto de entrega de los premios "Amigos de Madrigal".
  • Nuestra Asociación Cultural se encargó de organizar "Gotas de lluvia", emotivo acto poético dedicado a Segundo Bragado.
  • Colaboramos con los grupos de teatro de Sinlabajos, Fontiveros, Arévalo y Salvador de Zapardiel para organizar el Primer Ciclo de Teatro que, a lo largo de los meses en que estuvo en marcha "Credo", representaron en muchas poblaciones de nuestras comarcas sus obras.
  • Acompañamos, en su visita a Arévalo, a la asociación "Amigos del Patrimonio de Segovia".

29 dic. 2013

Cuaderno de Cultura y Patrimonio número XXII

Ponemos a vuestra disposición el Cuaderno de Cultura y Patrimonio número XXII. Se trata en este caso de algunos artículos y trabajos que por su extensión no pudieron, en su momento, ser publicados en la revista La Llanura junto a otros trabajos que consideramos de interés.

El sumario es el que sigue:
  • Pascual Bailón, una vida en el vacío. Manuel Negrete del Bosque.
  • Arévalo en tiempos de Ensenada. Cesar Rodríguez Blanco. 
  • Esculturas de Felipe de Espinabete en San Martín de Arévalo. Francisco Vázquez García.
  • Ignacio de Loyola. Esteban Monjas Ayuso.
  • Una ruta por el Monumento Verde. Juan C. López.

28 dic. 2013

Norma Aleandro, Jaime Gil de Biedma y Arévalo


Eso que para entendernos llamaremos destino nos depara a veces encuentros insólitos, misteriosas revelaciones. La vida te da sorpresas. ¿Qué relación  puede existir por ejemplo entre la prestigiosa actriz argentina Norma Aleandro (interprete entre otras de la espléndida  película El hijo de la novia) y Arévalo? El 23 de septiembre de 2003, en el diario El País, es entrevistada por la periodista Rosana Torres:

“La bonaerense Norma Aleandro se subió a los nueve años a un escenario (...). Creció en el ambiente de una familia de teatro y, como ocurre a muchos, fue criada por su abuela materna, que era de Arévalo (Avila):

Yo conocía Arévalo, aunque no hubiera estado nunca, con los ojos cerrados”.

Su padre, el actor Pedro Aleandro, se casó con la actriz madrileña María Luisa Robledo, a la que llevó a Buenos Aires siendo muy joven. La madre de Norma, aun hoy con 92 años, da recitales con textos de Cervantes, Góngora, García Lorca, Lope de Vega o Eduardo Marquina”.
Nos conmueve imaginar a la abuela de la actriz contándole a su nieta, en una remota ciudad y en un remoto tiempo, día tras día y noche tras noche, cómo es Arévalo, describiéndole sus calles y sus gentes con minucioso amor, con una dedicación casi obsesiva, hasta convertirlo en un lugar recurrente de la mitología familiar, Atlántida sumergida, paraíso perdido. “Yo conocía Arévalo, aunque no hubiera estado nunca, con los ojos cerrados”. Con los ojos cerrados.

  
Jaime Gil de Biedma (1929-1990) es considerado el poeta español más influyente de la segunda mitad del siglo XX. Muy ligado a la cltura catalana, íntimo de Ana María Moix, Juan Marsé o Carlos Barral, descendiente de familia de alta alcurnia, acabó siendo un importante ejecutivo de la Compañía de Tabacos de Filipinas. En el año 2005 apareció el libro Jaime Gil de Biedma. Retrato de un poeta, de Miguel Dalmau. Parece ser que, acabados los estudios de Derecho, quiso ser diplomático y se presentó a las oposiciones. El primer ejercicio era escrito. En la página 55 leemos:

Perpetró una boutade digna de Dalí cuando le pidieron que glosara por escrito los encantos de aquella ciudad que como aspirante a diplomático encarnaba sus ideales. Mientras los otros opositores cantaban las excelencias de París, los parques de Londres, las ruinas de Roma o los palacios de Viena,  él redactó una impecable composición dedicada al pueblo de Arévalo”.

“Ya desde la infancia esa pequeña localidad de la provincia de Avila se contaba entre sus lugares más queridos. Recordaba a menudo sus escaparates iluminados, y las tiendas de antigüedades que tanto agradaban a su madre. También le fascinaba el castillo, la Plaza de la Villa, las ermitas, las iglesias. Arévalo era rico en arte mudéjar y aún parecía flotar en sus calles el alma de los antiguos moradores musulmanes. Jaime había descubierto además sus delicias culinarias: el cochinillo, el cocido, las legumbres de la Moraña, los quesos, las tortas las mantecadas. ¡Arévalo!. “¿Existía un destino mejor?”. Quizá no para un espíritu como el suyo. Pero las autoridades académicas interpretaron aquel canto como un insulto y lo suspendieron”.

¿Disparato si proclamo que ambos merecen sin más dilación un homenaje, una calle, un reconocimiento, un algo?

Permitidme que termine con un impresionante poema de Gil de Biedma. A mí me gusta imaginármelo recitado con la voz rota de Norma Aleandro:

 No volveré a ser joven

Que la vida iba en serio
uno lo empieza a comprender más tarde
-como todos los jóvenes, yo vine
a  llevarme la vida por delante-.

Dejar huella quería
y marcharme entre aplausos
-envejecer, morir, eran tan solo
las dimensiones del teatro-.

Pero ha pasado el tiempo
y la verdad desagradable asoma:
envejecer, morir,
es el único argumento de la obra.

José Félix Sobrino
Abril de 2008

27 dic. 2013

Real Decreto 3171/1983

Publicación del Decreto 2171/1983 en el BOE de 27/12/1983
El día 27 de diciembre de 1983 se publicó en el Boletín Oficial del Estado el Real Decreto 3171/1983 de 19 de octubre por el que se declaró monumento histórico-artístico, de carácter nacional, el puente de Medina en Arévalo (Ávila).

26 dic. 2013

Fray Bartolomé de las Casas

La larga vida y la extensa obra de fray Bartolomé de las Casas han dejado una huella extraordinaria en la memoria colectiva sobre la conquista y colonización de América. Indiscutible clásico de la cultura hispanoamericana, necesariamente más citado que leído, su figura y su obra han originado un colosal acervo de polémicas, interpretaciones, estudios, obras literarias y mitos que es muy difícil de abarcar. Su vida, muy documentada y plena de sucesos, dejaba anticipar lo que sería su fama posterior, estando estrechamente ligada al desarrollo de su actividad política y de su obra escrita.

24 dic. 2013

Carta de un morisco de Arévalo...

Carta de un morisco de Arévalo a un amigo cristiano viejo escrita desde el destierro en el sur de Francia.
AHN, Inquisición, 3.205, exped. 1.


      Mui deseado y leal amigo Sabastián Rredondo como a buen amigo le quiero dar parte de mi avsencia y salud y tanbién por saber de la de buesa merçed y de la de la señora Mari Gutiérrez y de los demás amigos que me quieran azer merçed. Sabrá el Señor Sabastián Rredondo por ésta el discurso de mi larga avssençia cumplido por la boluntad de Dios Nuestro Señor ques el criador y rremediador de todas las cossas y el berdadero juez que juzga y juzgará los corazos [sic] por su secreto juizio mui diferente que los ombres del mundo que con sus barias opiniones y propósitos quieren ser juezes de las almas aziendo a los aflixidos rreos y ellos santos ezétera.
Todo quanto e hecho y dicho mientras e bibido en ese lugar le juro por la salvazión de mi alma, así de fiestas como de otras cossas, assido con mui bueno y santo zelo en serbizio de Dios y de la Birxen Santissima del Rrosario a quien yo serbía mui de corazón sin duda de otra cossa y anque yo fuera moro, como algunos judíos pensaban, los moros la quieren y rreberenzia[n] tanto como los cristianos y más y assí es esta satisfazión para que buesa merçed y los demás crean ques assí, que si otro fuera en tierra estoi de libertad que pudiera dezir otro y assí si otro me ubiera suzedido muriera sustentando la berdad que yo sé mui bien que algunos traidores me procuraban perder [sic] y entre tantos malos fue Dios serbido que ubo uno bueno que me abisó y Dios, como buen señor, y la Birxen Santissina, que sabía el santo y buen zelo con que yo la serbía, me libraron de quatro años de prisión y de un cruel martilio, bendito sea la maxestad de Dios y sus grandes secretos que quando se a de cumplir su boluntad lor dena [sic] cómo El es serbido. Como se echa de ber por la perdizión de tantos ninos [sic] y muxeres ynozentes padeziendo tan grandes trabaxos tan sin culpa por aber aconsexado a su maxestad tan mal se a bi[s]to en España una de las cossas más espantables quen los rreino[s] del mundo sean bisto y assí creo como cren [sic] todas las naziones del mun[do] que xamás España berá buen día que zierto a mobido a muchaion [sic] passión no digo solas las naziones, más a las yerbas y piedras y más por ser un caso tan sin culpa que prometo que todo quanto se a dicho contra esta nazión a sido pasión y enoxo y por mexor dezir boluntad de Dios que nos a querido dibidir el sentimiento que yo tengo de mi patria y amigos como el señor Sabastián Rredondo ssiento mucho su avsenzia y anque entiendo no seré creído porque tienen por zierto que nos queríamos alzar con la tierra es burla y, si eso fuera así, yo fuera el que fuera de los primeros que lo supiera, juro por la salbazión de mi alma que a[n] sido todos enbuste[s] y mentiras del demonio para que nos perdamos nossotros y buesa merçed es como berá brebemente en el discurso del tienpo y en las aparencias que se ban trazando y creo que los ynozenten [sic] sin culpa están pidiendo justizia a Dios lo encamine como mejor sea todo para su santo servizio y a todos nos dé paz, a los unos y a los otros, para que acabemos esta triste bida que con tantos trabaxos padezemos. Estado [sic] en Torrellas gran parte de mi avsenzia y después ocho messen [sic] en Francia en el puer [sic] de A[g]de, treynta leguas antes de Marsella, donde e bisto enbarcar beynte y cinco mill ombres del rreino de Aragón y dos mi[l] castellanos y de nenguno fui conbertido [sic] para yr a Túnez, antes deseaba mucho yr a Rroma y bolber a mi [patria?] cansado de andar por tierras axenas. En estos cuidados supe como mi xente estaba en San Juan de Lus y así estoi com ellos. Lo que puedo dezir de la Françia ques mui fértil de comidas y quatro bezes más xente quen España y questán mui contentos de quel rrei a echado tanta xente fuera por que dizen que aora es mui pequeña, son enemigos capitanes de los españoles, desean mucho la gerra contra España por la codizia del tessoro que sola a de perder y de tener tanto[s] y tan grandes ynimigos, particularmente los luteranos, que son muchos los de Franjia, y si no fuera por la muerte del rrei, que tenía ziento y zincuenta mill ombres y ziento y zincuenta piezas de artillería, y muchos millones. También dizen quel Gran Turco aze mui grande armada, no se sabe para do más de que los moriscos de España, particularmente los granadinos, andan con gran solizitud llevando muchos presentes al Gran Tur[co] y procurando azer las mentiras berdaderas, assí que pues dezian que no abía quien abisase de nenguna de las que se imaxinaban contra España yo con mui buen zelo abiso y digo questá mui a cuenta a Su Maxestad de sacar de rraíz los moris[cos] dese rreino dezendientes de moros, anque finxan ser buenos católicos son ypócritas, que de temor comen y beben y de los tales se pueden fiar menos los católicos. El señor Sabastián Rredondo me ará mui gran merçed de a Cristóbal Ser[r]ano le dar un grande abrazo de mi parte y al señor don Gome y al señor don Diego Ossorio y a los demás caballeros y amigos. Beso mil bezes las manos. [A] Juan de Arévalo, Benito Se[r]rano, Franzisco Ssedeño y otros muchos que por no ser prolixo no pongo sus nombres dará mis encomiendas y que no les pese de me aber acompañado en las fiestas de la Madre de Dios que tanto como ellos y más que otro[s] bellacos las [he] tenido en mi corazón. Bien e sabido que un bellaco de un fraile dixo en Arévalo que me abíabía [sic] bisto en Arxel, más ya no se ussa dezir verdades, Dios los guarde de enemigos de la Santa fe católica y a mí mencamine en su santo ser[vizio]. Buesa merçed mescriba dándome parte de lo que ai de nuevo después del urto delizenciado palomo con la estafeta. Lo que ubiere de nuebo escribiré a buesa merçed, lo presente es quel Duque de Saboya ba sobre Xinebra, es mui fuerte y tiene mui gran fabor. Dios guarde a buesa merçed con la companía muchos años. Fecha de marzo a 30, año 1611 años.
      Su leal amigo de buesa merçed

      Antonio de Abila


Serafín de Tapia
Sarq al-Andalus, 12 (1995)

23 dic. 2013

Nuevas entradas en nuestra página documental

Incorporamos dos nuevas entrada en nuestra página documental. Se trata en este caso del trabajo titulado Nuevas hipótesis sobre "El Mancebo de Arévalo" y su autora es María Jesús Rubiera Mata y de Un "nuevo" texto del Mancebo de Arévalo de Luis F. Bernabé Pons. Ambos trabajos aparecen en diversos números de la revista Sharq al-Andalus.


21 dic. 2013

El compromiso con el Patrimonio...

El compromiso con el Patrimonio Histórico y Cultural se evalúa, sí, por lo que se ha hecho, pero también debe formar parte de esa evaluación todo lo que se ha dejado de hacer y las consecuencias que ha tenido ese no hacer.
Como muestra estos botones:

Restos del Convento de la Santísima Trinidad.
En avanzado estado de ruina.


La casa de los Caballeros Altamirano.
En avanzado estado de ruina.



Restos de la antigua muralla en el Rincón del Diablo.
En avanzado estado de ruina.


Puente de Valladolid o del Cementerio.
En avanzado estado de ruina.


Antiguo Colegio de los Jesuitas.
En avanzado estado de ruina.



Podríamos seguir enumerando. Podríamos hablar del estado del palacio de los Sedeño en la calle Santa María, o de los restos del de Ballesteros Ronquillo en la misma calle; del mal estado de barrios enteros: La Morería o la zona de San Martín al cementerio; del desastre perpetrado por el nefasto uso del tan "mentado ARI". Por cierto, del "tan mentado ARI" ¿alguna vez se va a hacer un balance final como el que se ha hecho en todas y cada una de las poblaciones en las que ha habido ese tipo de programas de rehabilitación?
Podríamos hablar del affaire de los presuntos papeles destruidos que según se afirma "carecían de importancia". Curioso que a estas alturas, y teniendo en cuenta lo que establece la normativa legal vigente (Ley de Patrimonio Histórico Español, artículo 49, apartado 2), no dispongamos de un protocolo para estos asuntos. Más grave nos parece que, hasta donde sabemos, no hay un inventario que recoja una mínima relación de documentos existentes. Claro que si lo hubiera podríamos estar en condiciones de determinar si los documentos presuntamente desaparecidos tenían o no importancia.
¡En fin! otro día podríamos hablar de inversiones fallidas, de obras inacabadas o de "cultura" en cursiva, entre comillas y con minúscula. 

20 dic. 2013

La calle de San Juan

Es la calle más amplia y espaciosa de todas las que componen el casco de nuestra expansiva y acogedora ciudad, midiendo en algunos puntos hasta veintisiete metros de anchura. El nombre se le dio la iglesia; esa iglesia de una sola nave, larga y estrecha, que se construyó en el siglo XV sobre la antigua ermita de San Juan, a expensas del rico linaje de los Sedeños, por cesión de la Reina Católica, y que, para construirla, tuvieron que romper un lienzo de la muralla, abriendo un pequeño arco al costado del templo que daba acceso a la villa por el sector del poniente; arco que, según la tradición, derribóse el siglo pasado por orden de Isabel ll para dar paso a su espléndida carroza, cuando fue a Galicia en busca de una nodriza que amamantara a su hijo Alfonso XII. En la iglesia, muy estimable por su traza y sus adornos, están enterrados sus fundadores; se rinde culto a su Santo Patrón, a San José, a Nuestra Señora del Carmen y a Nuestra Excelsa Patrona la Virgen de las Angustias desde el 1815, que fue trasladada del convento del Real a la iglesia que nos ocupa. Con la tierra y el cascote procedente del derribo del trozo de muralla se igualó el foso, aprovechado por los vecinos de la calle para desagüe de sus atarjeas y por el licenciado don Alonso Méndez de Parada ―el año 1586― para conducir las aguas sobrantes del desaparecido caño de la plaza del Arrabal, que, como es sabido, vertían y siguen vertiendo las de los urinarios subterráneos en el río Arevalillo, mismamente a la entrada del respetable puente de los Barros. Aunque en el siglo XVIII ya estaba bien consolidada la concordia entre los habitantes de la villa y del Arrabal, las autoridades, en evitación de fáciles y posibles asaltos, no permitieron que las casas se adosaran a la muralla, por lo que, lógicamente, al separarlas, se formó la sucia y escondida calle de la Casa Blanca, denominada así porque, mirando al Arco de la Cárcel, había una casita ―dice la tradición― habitada por una curiosa solterona que tenía la costumbre o chifladura de jalbegar la fachada cada quince o veinte días. La calle de San Juan, por su comercio y amplitud, siempre sirvió de anexo a los grandes mercados cerealistas y de apartamento de tilburis, tartanas y carritos de varas. Evoquemos la última centuria. En lo que es hoy la camisería y paquetería de Ridruejo, antes estuvo el acreditado almacén de hierros y coloniales de don Luis García y primero la oficina de las diligencias, con sus cuadras, sus jamelgos de recambio, sus cocheros colorados y risueños y su movimiento de pacientes viajeros cuando aún, no estaba construida la importante y progresiva línea del ferrocarril. Un poco más abajo, estaba el horno del tío Melitón, instalado, al fondo del estrechuco establecimiento, con sus mesas de pino, renegridas por el humo y por la grasa. En torno a ellas se sentaban labradores y ganaderos, viendo desde los desvencijados taburetes cómo se iban asando los tostones, aquellos tostones que tanta fama dieron a Arévalo y al tío Melitón. En las agonías del pasado siglo, y precisamente en la casa que hoy ocupa el señor Hurtado, fundóse el Centro Republicano, cobijándose bajo las banderas de Salmerón y Pi y Margall un centenar de hombres de bien. Un atrevido manifiesto lanzado contra la corona disolvió la sociedad el año 1903. Todavía ha llegado hasta nosotros la posada de Benito «El Arriero», enclavada al pie de la muralla, cuyas almenas ―las últimas que enhiestas se conservaban― fueron demolidas el 1923.
También lo fue para despejo y ornato de la carretera Madrid-Coruña el torreón que iba unido a la Escuela Dominical, escuela antaño destinada a la enseñanza de muchachas de servir y ahora a Acción Católica y Catequesis, presidiendo todo ello el Santo Cristo de la Fe. No quiero dejar sin citar en este artículo el famoso y concurrido café La Perla, en el que tanto y tanto se habló del invento del entonces joven Valentín Castaño. Veamos lo que dice un cronista de aquella época: «Se trata de un aparato salvavidas de grandísima utilidad para los náufragos y ofrece todas las garantías de seguridad que son necesarias en tan crítica y dolorosa situación. Se compone de un chaleco de cuero con dos globos impermeables para el aire en los costados, llevando con facilidad a la persona que los use. Tiene bolsillos para salvar valores en papel y un revólver alarma, más otros departamentos para alimentos y agua potable en caso de permanecer suspendido tres o cuatro días. Se puede guardar el equilibrio sentado, boca arriba, boca abajo y en forma vertical. Hoy 19 de agosto de 1900 ―sigue el cronista― se han hecho las pruebas en las balsas de los molinos de nuestra ciudad ante el alcalde, don Marcelino Cermeño, distinguidas personalidades y numerosísimo público. El inventor, que sólo cuenta diecinueve años, ha dado su apellido al aparato, ha recibido muchas felicitaciones por el éxito obtenido y ha sido obsequiado con una serenata por la banda municipal.» Más tarde, al edificio del café La Perla, que es donde se halla la electricidad industrial de Jaime Espí, trasladó su negocio de jamones y embutidos el señor Gregorio «El Marranero», establecimiento del más grato recuerdo por lo mucho que socorrió a los pobres desvalidos.
Temporadas hubo en las que, en llameantes fogatas, chamuscaban de mil quinientos a mil seiscientos cerdos cebones, vendiendo a bajo precio o semirregalado los bofes y las faldas a las clases menesterosas. Otra estampa popular de la calle eran las fresqueras. Los martes se solían poner a la esquina del Pavero y vendían en relucientes cazuelas de barro el apetitoso escabeche de barril, escabeche de besugo o de bonito, que, ilustrado con cebolla y aceitunas negras, era el encanto de hortelanos, alcaldes de monterilla y labradores borriqueros. Las broncas estaban a la orden del día y eran presenciadas por forasteros y desocupados, que, formando corro, oían, los insultos de las Venenas, los epítetos de la «señá» María-Benita, las palabrotas de la Tina y el retintín de la tía Monja. La vida moderna ha cambiado la calle de nombre y de tipismo; en la actualidad se llama de Calvo Sotelo, en memoria de aquel notabilísimo orador, gloria de la política española y varón de grandes prestigios y superior cultura; pero como en el número 4 paran los coches de línea Madrid-Salamanca-Zamora -Arévalo-Segovia, además del Despacho Central de la Renfe, en el 9, inaugurado el 16 de agosto de 1948, la arteria sigue teniendo su sello especial y su movimiento de baúles, maletas y bultos de diversas mercancías.
Marolo Perotas
Cosas de mi pueblo

18 dic. 2013

El Contador Mayor Juan Velázquez de Cuéllar

El Contador Mayor Juan Velázquez de Cuéllar: ascenso y caída de un influyente cortesano en la Castilla de comienzos del siglo XVI

Máximo Diago Hernando Instituto de Historia CSIC. Madrid

RESUMEN:
El autor reconstruye la biografía de uno de los miembros más influyentes del aparato burocrático de la monarquía castellana durante el reinado de los Reyes Católicos: el contador mayor Juan Velázquez de Cuéllar. Informa sobre la estrecha relación que sus padres mantuvieron con Isabel la Católica y su madre, Isabel de Portugal, que favoreció su posterior promoción. Analiza la trayectoria de este personaje en la Corte de Isabel la Católica, desde su incorporación a la misma como paje, hasta la muerte de la reina. Da cuenta de la cercana conexión que mantuvo con Fernando el Católico, a quien apoyó para que se hiciese cargo del gobierno de Castilla tras la muerte de su yerno, el rey Felipe. Y termina refiriéndose a su caída en desgracia después del deceso de este rey, cuando era gobernador el cardenal Cisneros.



PALABRAS CLAVE: Castilla; Siglos XV y XVI; Reyes Católicos; Burócratas; Real Hacienda.

15 dic. 2013

La Llanura número 55

Hoy sale a la calle nuestra Llanura número 55  correspondiente al mes de diciembre de 2013. Podéis ya recogerla en los lugares habituales.
De igual forma podéis descargarla en formato digital en los siguientes enlaces:




12 dic. 2013

Jaime Gil de Biedma, Arévalo, el caso de la mano cortada y El Paseo. Artículo en círculo.

Una calurosa tarde del verano de 1.982 compré en Arévalo, en el quiosco de la plaza, un espléndido número monográfico de la revista cultural “Camp de l´arpa”, que aún conservo, dedicado al poeta Jaime Gil de Biedma. Recuerdo que me senté con ella en un banco de El Paseo y la leí morosamente, a la benefactora sombra de su hospitalaria arboleda y de las muchachas en flor.  Hoy sin embargo me pregunto qué demonios hacía yo con apenas veinte años gastando mis modestos ahorros en una minoritaria revista de poesía en lugar de en el Playboy. Claro que hoy ya no existen revistas como aquella, ni poetas como Gil de Biedma, ni muchachas en flor. Y si me apuran, ya casi tampoco existe El Paseo, lamentablemente saqueado.

Jaime Gil de Biedma (1929-1990) es considerado el poeta español más influyente de la segunda mitad del siglo XX y el más destacado de la llamada Generación del 50. Ligado a la cultura catalana y anglosajona, del círculo de Gabriel Ferrater, Juan Marsé o Carlos Barral, descendiente de una familia de la alta burguesía barcelonesa e importante ejecutivo – nadie es perfecto- de la Compañía de Tabacos de Filipinas. 

Lo que yo ignoraba es la estrecha relación que había entre Gil de Biedma y Arévalo. Sabía que la familia pasaba largas temporadas en la cercana Nava de la Asunción (donde se encuentra enterrado), en una bonita casa de campo con piscina que durante muchos años fue testigo de legendarias veladas más o menos literarias.“Una casa a la que, sin saber por qué, acabo siempre por volver”, dejó escrito el poeta.

La emocionante noticia me llegó en el año 2.004 a través del libro Jaime Gil de Biedma. Retrato de un poeta, de Miguel Dalmau. En él se cuenta que, acabados sus estudios de Derecho, se presentó a las oposiciones para entrar en la Escuela Diplomática. En la página 55 del libro se lee:

“Perpetró una boutade digna de Dalí cuando le pidieron que glosara por escrito los encantos de aquella ciudad que como aspirante a diplomático encarnaba sus ideales. Mientras los otros opositores cantaban las excelencias de París, los parques de Londres, las ruinas de Roma o los palacios de Viena,  él redactó una impecable composición dedicada al pueblo de Arévalo”.

Y continúa Dalmau: “Ya desde la infancia esa pequeña localidad de la provincia de Avila se contaba entre sus lugares más queridos. Recordaba a menudo sus escaparates iluminados, y las tiendas de antigüedades que tanto agradaban a su madre. También le fascinaba el castillo, la Plaza de la Villa, las ermitas, las iglesias. Arévalo era rico en arte mudéjar y aún parecía flotar en sus calles el alma de los antiguos moradores musulmanes. Jaime había descubierto además sus delicias culinarias: el cochinillo, el cocido, las legumbres de la Moraña, los quesos, las tortas, las mantecadas. ¡Arévalo!. “¿Existía un destino mejor?. Quizá no para un espíritu como el suyo. Pero las autoridades académicas interpretaron aquel canto como un insulto y lo suspendieron”.

Me permito sugerir sin demasiadas esperanzas, como acto de necesaria gratitud y de legítima justicia poética, que Jaime Gil de Biedma sea nombrado oficialmente cónsul honorario vitalicio, lírico y póstumo de Arévalo. De cónsul de Sodoma – como él se proclamó -  a cónsul de Arévalo, su destino soñado.  
Otra prueba más de su especial vínculo con Arévalo me sorprendió hace solo unos días, por puro azar, escuchando uno de los archivos sonoros de Radio Nacional de España. Se trata de una conversación sobre literatura erótica mantenida entre Luis García Berlanga y Jaime Gil de Biedma, datada a mediados de los años ochenta. En un momento de la misma sale a colación el truculento caso de Doña Margarita Ruiz de Lihory, Marquesa de Villasante y Baronesa de Alcahalí. Fue ésta por cierto una mujer muy bella, culta y con una vida novelesca. Por ejemplo, durante la guerra con Marruecos ejerció de espía de Primo de Rivera, llegando a ser amante de Ab-el-Krim. En el lado oscuro de la marquesa estaba su afición por la magia negra y el sexo sin límites. Muerta en enero de 1954, la policía encontró en su casa un auténtico museo de los horrores. En un armario había un frasco lleno de alcohol y allí flotando estaba la mano derecha de Margarita.
El caso es que al salir el nombre del Marqués de Villasante, Gil de Biedma apostrofa con vehemencia:
- ¡Sí hombre, en Arévalo hay un palacio, que creo que ahora es Instituto de Segunda Enseñanza, que es el Palacio del Marqués de Villasante, antepasado de  Doña Margarita Ruiz de Lihory...! ¡En Arévalo!
Quizás se refiriera al Palacio del Marqués de Valdeláguila, construido en el siglo XVI por los segundos marqueses de Villasante y Condes de Valdeláguila, donde estuvo situada la añorada Fonda del Comercio. Sea como fuere, lo importante de la acotación de  Gil de Biedma es que ilustra hasta qué punto conocía y tenia presente a Arévalo. 

A propósito del Marqués de Villasante, Marolo Perotas escribió que el parque de Gómez Pamo, popularmente conocido como El Paseo, “está situado entre las Paneras del Rey, los restos venerables del ex con­vento de la Trinidad y la Huerta del Marqués, que para su recreo fundara a mediados del pasado siglo el últi­mo marqués avecindado en Arévalo, el respetable e ilustre prócer marqués de Villasante”, ascendiente por tanto de la singular Margarita. El caprichoso destino escribe a veces con renglones circulares: precisamente este es el parque en el cual yo me refugié una calurosa tarde del verano de 1.982, con la revista Camp de l´arpa  dedicada a Jaime Gil de Biedma, que acababa de comprar en la plaza. 
José Félix Sobrino
La Llanura nº 32 - Enero de 2012 

4 dic. 2013

La tercera etapa

Son poco más de las 7,15 y ya suena el despertador. Es domingo. Hoy hemos quedado para hacer la tercera etapa de “La senda de Tumut”. Este tramo va desde Tiñosillos hasta el descansadero que junto al puente del Adaja hay en la carretera de Sanchidrián a Salamanca.
La pequeña Nela, una de mis dos gatas, entra gruñendo y a toda prisa en mi habitación. Tiene hambre y, con cierta exigencia, reclama el desayuno.
Un poco tarde, me he entretenido más de lo que pensaba, salgo por fin hacia la plaza del Arrabal.
Al llegar compruebo resignado como ni Fabio, que ya lo había avisado la noche antes mediante “wasap”, ni Chispa, que no había avisado de ningún modo, acuden a la cita. ¡Traidores! Recordad, bellacuelos, que hay más días que tajadas de longaniza.
No somos muchos, pero sí hay nuevas incorporaciones. Subimos en los coches y marchamos hacia nuestro destino. Decidimos ir primero hasta el descansadero y desde allí hacer el camino rio abajo.
Llegados al destino aparcamos los coches y empezamos. Marchamos ahora por las calles que iban a formar parte de la paralizada urbanización de Villanueva de Gómez. Ese absurdo proyecto urbanístico que supuso la tala de miles de pinos para terminar siendo una urbanización fantasma. “El daño de Inveralde”, preclaro monumento a la incompetencia de esa caterva de zoquetes que ocupan las poltronas de lo público y a la ambición desmedida de ellos mismos y de otros que les aúpan y sostienen.
Seguimos adelante acercándonos al borde de la cuesta del río.
Un rato después bajamos. Queremos llegar al molino del Chorrillo. Luis quiere que veamos los restos derruidos de un puente. Los más viejos de Villanueva nunca le han conocido en pie, pero los restos que quedan aún muestran que era un puente potente. Elementos graníticos yacen semi-hundidos en el cauce y forman un pequeño estanque de agua represada que busca liberarse y salta ruidoso entre las piedras.
Un poco más allá encontramos el caz que desde río arriba sirvió para llevar el agua hasta el molino ahora abandonado.  Una derivación levantada en ladrillo servía de compuerta para el riego de la huerta.  La “Morísca” se llamaba. Hoy es una alameda. Los arboles, altos y sin hojas, se asemejan en algo a esos generadores eólicos que “adornan” los, en otro tiempo bellos, paisajes de algunas de nuestras sierras.
El molino está en ruina. Nos explica Luis que a él le han contado que un grupo de cazadores hicieron una lumbre, para calentarse suponemos, y la techumbre se incendió quedando el edificio en el lamentable estado en que lo vemos.
En la pared oeste, la que está mejor conservada, aparece, grabado en la argamasa, el nombre del molino: “Molino del Chorrillo”. También el mortero muestra el impacto de disparos. Rastro inconfundible de rabia incontenida de más de un cazador frustrado.
Nos acercamos a ver el manantial que da nombre al molino. La pequeña fuente entrega al río parte del agua que recoge la gran duna arenosa sobre la que se asientan nuestros pinares.
Aprovechamos la parada para comer nuestro almuerzo. Como afirma Juan Jesús, afirmación que contiene una gran dosis de razonamiento, la Cultura sin almuerzo “no es lo mismo”.
Una vez terminadas nuestras viandas entramos en la estolda a ver el rodezno, los engranajes y otros restos de maquinaria casi enterrados entre las ruinas del molino.
Reemprendemos el camino.
Un rato más tarde aparecen los Cortados Rojos o el Vado del Adaja, como conocen a este sitio en Pajares. Un lugar que, aunque lo hayas visto otras veces, no deja de sorprenderte. El paisaje rojizo contrasta con el verde de los pinos de uno y otro lado del valle. Las cámaras fotográficas no descansan un momento. Este lugar merece la pena ser repetidamente fotografiado.
Luego de disfrutar un buen rato de los Cortados seguimos caminando entre los pinos. Procuramos no perder de vista el cauce del río.
Llegamos, un rato después, al lugar en que hemos dejado nuestro coche escoba. Es el coche que debe llevarnos a recoger a los otros coches que se han quedado a unos 11 km. río arriba.
Luego de un viaje de unos 15 minutos ya hemos llegado. Algunos marchamos hacia casa. Otros quieren ver, antes de regresar, las enormes balsas que iban a recoger las aguas residuales de la urbanización.
Quedamos en vernos en la próxima etapa. Será en enero y nos llevará a descubrir aquellos otros molinos que se levantan en las márgenes del Adaja entre Zorita y Mingorría. Lugares mágicos por los que transitaremos en nuestro periplo por esta Senda de Tumut. Un viaje por etapas en busca de las primeras fuentes de nuestro río “Agual” allá donde termina el valle de las flores de Alivés.

Juan C. López

30 nov. 2013

Los moriscos de Arévalo

Incorporamos el audio de la conferencia: "Los moriscos de Arévalo: una comunidad tan importante como desconocida", impartida por Serafín de Tapia en la sala de conferencias de Caja España-Duero de Arévalo, en fecha 29 de noviembre de 2013. 
La conferencia, organizada por la Alhóndiga, Asociación de Cultura y Patrimonio, ha sido la tercera del ciclo de "Moriscos, mudéjares y judios" que se ha impartido a lo largo de los meses de octubre y noviembre en Arévalo.

29 nov. 2013

Versos para el camino

El próximo sábado 30 de noviembre de 2013, a las 18,00 horas, (6 de la tarde) tendrá lugar la presentación del libro de poesía "Versos para el camino" de María Jesús Eleta Salazar.

El acto tendrá lugar en el auditorio del Espacio san Juan de la Cruz Llama de Amor Viva en Fontiveros.

28 nov. 2013

La Asociación Cultural “La Alhóndiga” organiza una conferencia sobre los moriscos en Arévalo

“La Alhóndiga”, Asociación de Cultura y Patrimonio organiza “Los moriscos de Arévalo: Una comunidad tan importante como desconocida”, tercera de las conferencias que componen el ciclo sobre judíos, moriscos y mudéjares.
El próximo viernes, 29 de noviembre, a las 20,15 horas tendrá lugar en la sala de conferencias de Caja España-Duero, situada en la calle del Capitán Luis Vara, número 3 de Arévalo, la tercera de las conferencias que se imparten dentro del ciclo sobre judíos y moriscos. En este caso estará a cargo del catedrático de Historia de la USAL Serafín de Tapia y su título es “Los moriscos de Arévalo: Una comunidad tan importante como desconocida”.

Serafín de Tapia es autor de un muy importante número de publicaciones entre libros y artículos de investigación, en los que sus temas giran en torno a los mudéjares y moriscos, judíos y campesinos, atendiendo a aspectos como la sociabilidad, sus niveles de alfabetización, la fiscalidad o la demografía. De entre sus obras podemos destacar: La Comunidad morisca de Ávila, Los judíos de Ávila en vísperas de la expulsión, Las redes comerciales de los moriscos de Castilla de Vieja: Un vehículo para sus "complicidades" o Las huellas y el legado de las tres culturas religiosas en Ávila. Es también co-autor del libro Memoria mudéjar de la Moraña, junto a José L. Gutiérrez Robledo y R. Moreno Blanco.

Esta tercera conferencia, encuadrada en el ciclo sobre “judíos, moriscos y mudéjares”, va a dar paso a una visita guiada que, organizada por la Asociación Cultural “La Alhóndiga”, va a realizarse en próximas fechas por las históricas calles que conformaron el Arévalo de las minorías judías y moriscas hasta el siglo XV. 

27 nov. 2013

Por la senda de Tumut (3ª Etapa)

POR LA SENDA DE TUMUT: ETAPA 3ª: LOS CORTADOS ROJOS.
De Tiñosillos a Villanueva de Gómez (10,8 Km.)

El próximo domingo 1/12/2013 os propongo caminar la tercera etapa de “la senda de Tumut “, emulando a los personajes de ni novela. En esta ocasión remontaremos el río Adaja entre Tiñosillos y Villanueva de Gómez por los pinares que acompañan su margen izquierda. Pasaremos por los términos municipales de Tiñosillos, El Bohodón, San Pascual y Villanueva de Gómez, Mientras que en la orilla contraria veremos los paisajes pertenecientes a Gutierre-Muñoz, Pajares de Adaja y Blascosancho.

Este tramo es uno de los de mayor belleza del río Adaja, especialmente cuando se encajona formando los espectaculares taludes verticales conocidos como “Cortados Rojos” o “Vado de Pajares”. Las margas arcillosas forman cárcavas de tono rojizo que se acentúa con la luz del atardecer.

Bajaremos al cauce del Adaja para conocer un lugar conocido por los lugareños como puente viejo por las ruinas de un puente que descansan en el lecho del río, enclave tan antiguo y desconocido que no aparece en los mapas. Visitaremos también el molino del Chorrillo y la fuente del mismo nombre, otra muestra de la vocación molinera del río Adaja desde épocas remotas hasta hace poco tiempo, pues el molino estuvo en pleno funcionamiento hasta la década de los setenta del pasado siglo. Este es ya el quinto molino que vemos en la senda de Tumut, los otros cuatro son: Molino Matienzo, molino de Valencia, Molino de Don Álvaro de Luna y molino de Aldehuela de las Fuentes, todos en el cauce del Adaja, a excepción del de Valencia que está en el Arevalillo. Pero veremos muchos más en futuras etapas.

En una buena parte del recorrido caminaremos entre el río y las avenidas fantasmas de lo que pretendía ser una gran urbanización y tres campos de golf cuyas calles y greens estarían ubicados entre el pinar, las laderas y el propio valle del Adaja. Obras que amenazaban con destruir uno de los parajes de mayor valor de Ávila y que debería haber sido declarado ZEPA (Zona de Especial Protección para las Aves) junto a todo el corredor del Adaja del que ya hemos recorrido una buena parte en anteriores etapas. Afortunadamente la Justicia ha ordenado la paralización de las obras y la devolución del medio natural al estado previo al inicio de las mismas. Medida que, por oficio, no tomaron las autoridades competentes de la Junta de Castilla y León.

Para conocer esto valiosos y espectaculares parajes os propongo la siguiente cita:

- Día: Domingo 1/12/2013
- Hora 8:00 de la mañana
- Lugar de encuentro: Plaza del Arrabal de Arévalo.
(o a las 8:45 en el área de descanso que hay entre Blascosancho y Hernansancho)

Recordar, una vez más, que estos paseos están abiertos a todas aquellas personas que quieran acompañarnos para disfrutar de nuestra naturaleza más cercana y más valiosa. Se recomienda llevar agua y almuerzo.

(La hora aproximada de regreso a Arévalo será entre las 14:30 y las 16:00h.)
Arévalo, 24/11/2013
Luis J. Martín.