31 dic. 2012

Destacamos en el año 2012...


Destacamos en el año 2012 que se acaba…

En enero:
-         Paseo por el Pinar de Orán

En febrero:
-         www.jimenezlozano.com

En marzo:
-         La revista "Cultura"

En abril:

En mayo:
-         Visita multidisciplinar

En junio:
-         POEMARÍO

En julio:
-         Abrimos en verano 2012
-         Premios "Amigo de Madrigal"

En agosto:
-         Ascensión al Pico Zapatero

En septiembre:
-         En la Guía del ocio

En octubre:

En noviembre:

Y en diciembre:
-         Excursión ornitológica
-         Homenaje a Jacinto Herrero

29 dic. 2012

Exposición fotográfica en Cabezas del Pozo


La Alhóndiga, en colaboración con el Ayuntamiento de Cabezas del Pozo, expone, en las antiguas escuelas de la localidad, la muestra fotográfica “La calzada de Arévalo-Peñaranda

La asociación de cultura y patrimonio La Alhóndiga de Arévalo en colaboración con el Ayuntamiento de Cabezas del Pozo organiza, en las antiguas escuelas de esta localidad, la exposición fotográfica sobre la antigua calzada que unía Arévalo y Peñaranda.
Desde el domingo 30 de diciembre de 2012 hasta el día 13 de enero de 2013, en las antiguas escuelas de Cabezas del Pozo, podrá visitarse la exposición fotográfica titulada “La calzada de Arévalo-Peñaranda”.
La muestra que está compuesta de 28 instantáneas de Juan Antonio Herranz y Juan Carlos López y en la aparecen diversas localizaciones por las que esta calzada medieval pasaba, en su ruta entre las dos localidades que le prestan su nombre, ha estado expuesta en anteriores ocasiones en Aldeaseca y Fuentes de Año.
La exposición se completa con textos y planos facilitados por Félix Sáez Muñoz, natural de Fuentes de Año y autor del libro: “El Señorío de los Tapia, Calzada Arévalo-Peñaranda y pueblos cercanos. Aspectos de la Tierra de Arévalo y constituye un excelente recorrido documental por una de las principales rutas de comunicación de la antigua Tierra de Arévalo y Moraña.
Es intención de la asociación cultural que la muestra fotográfica sea vista en breves fechas en Villanueva del Aceral e incluso en Fontiveros. Se está, de igual forma, contactando con otras localidades de la zona a fin de mantener el conocimiento de esta vía,  que fue en otro tiempo un importante camino que comunicaba pueblos de Ávila y Salamanca.

Puebla de las mujeres

25 dic. 2012

En los diciembres de 1926 y 1928


Gracias al excelente servicio montado por LA LLANURA colocando una pizarra informativa en el balcón del edificio de don Mariano Roldán, han podido conocer, todos los arevalenses, los premios mayores del sorteo de Navidad a los pocos minutos de ser cantados en la Casa de la Moneda de Madrid.
Esto es una prueba más del interés de LA LLANURA en servir toda clase de interesantes informaciones a sus, cada día, más numerosos lectores.
Hemos de hacer constar la decidida cooperación a nuestra labor de don Apolinar Salgado, Sra. Viuda de Ferrero y don Mariano Roldán, a quienes enviamos nuestras más expresivas gracias.
...ooOoo...
El pasado martes, siguiendo la tradicional costumbre, celebrose animado baile en el Casino. Fue el único día que no se notó la falta de calefacción, por lo cual felicitamos a la junta directiva.
...ooOoo...
Muy en breve, el Cuadro Artístico «Voluntad» dará una gran velada teatral en «La Esperanza».
Esperamos de las bellas señoritas que componen el Cuadro la admirable actuación a que nos tienen acostumbrados. Se representarán «Pepita Reyes» de los hermanos Quintero y «Madrigal de la Cumbre» de Juan José Lorente.
...ooOoo...
Con gran alegría y derroche de buen humor, se celebró la Nochebuena, estando muy concurridas las misas del gallo.
...ooOoo...
En la semana entrante estarán fijos, ardientes, desorbitados, cuarenta y cinco millones de ojos españoles, en inmenso círculo, rodeando a un globo negro y monumental que el día 22 ha de alumbrarse con un número ideal y desconocido, portador de 15 millones de pesetas. Porque aunque en la Lotería de Navidad figuran premios de respetable consideración ―de millones y millones―, nadie ve más que el Gordo, ese ilimitado sueño de oro que puede despertarnos inesperadamente, cuando menos lo esperemos.
LA LLANURA dará sorpresas radiotelefónicas, como en años anteriores. El próximo sábado iremos dando a conocer al público el sorteo de la Lotería Nacional, escribiendo los premios y los números agraciados en grandes encerados que colocaremos en la plaza de Arrabal.
¡Y que alguno lleve el susto mágico de ver su número en la negra badana!
...ooOoo...
El sábado dimos nuestra acostumbrada información radiotelefónica de la Lotería de Navidad, agolpándose numerosísimo público ante nuestra cartelera, colocada en el establecimiento de Sobrino y Sucesor de Genaro Rodríguez.
Hubo los consiguientes sustos: uno de ellos morrocotudo por haber puesto un transeúnte el número de un amigo entre los premios “gordos”.
Desgraciadamente sólo nos “apedrearon” con algunos de 50.000 pesetas. La decepción fue general, y se esfumó el sueño de algunos “capitalistas” que se creían ya ir a misa de once en un “Hispano” último modelo.
...ooOoo...
El martes último se celebró, en el Casino, el tradicional baile, asistiendo un buen número de señoritas de la localidad y de los pueblos limítrofes. No cesó la animación del baile en toda la tarde, prolongándose hasta las nueve de la noche. Únicamente se notó la falta de una orquesta, y creemos que la junta directiva ha de atender el deseo de los socios, contratando a la agrupación «Liberia» para el baile de uvas de la noche del 31 de corriente.
Celebramos que así sea.
...ooOoo...
La confitería “El Horno Francés” ha tenido la gentileza de hacer una hermosa anguila de turrón y dulces figurando la portada de LA LLANURA, deseándonos Felices Pascuas.
Agradecemos el “dulce” homenaje del señor Calabrés.
...ooOoo...
Con motivo de los últimos fríos intensos se han helado algunas fuentes públicas, por no haber tenido la precaución de haber dejado correr algo de agua durante la noche, precaución necesaria para que no se rompan las cañerías.  
De La Llanura número 3, de diciembre de 1926
y números 73 y 74, de diciembre de 1928.

20 dic. 2012

EL FUTURO DEL PATRIMONIO EN LA ZONA DE ARÉVALO: LA DESAMORTIZACIÓN DEMOGRÁFICA DEL MUDÉJAR.


   Las muchas veces que en distintos foros he tratado sobre las incidencias que en la conservación-pérdida de patrimonio tuvieron las sucesivas y distintas desamortizaciones burguesas del siglo XIX, siempre he señalado que sobre nuestro patrimonio se cierne una doble desamortización que ya se está manifestando por una parte en los conventos y monasterios que quedan o quedarán pronto vacíos por la falta de religiosas y religiosos, y por otra en los lugares que día a día quedan despoblados (sus consecuencias ya se adivinaron con la marcada disminución de sacerdotes que obligó a que algunos administren decenas de templos).
   En lo que afecta a los templos parroquiales y ermitas es un fenómeno en el que también tiene una gran incidencia la intensidad y forma de la práctica religiosa de los ciudadanos, que evidentemente han cambiado las últimas décadas: el caso de Arévalo, que a pesar de aumentar considerablemente su población, tiene arruinado algunos de sus templos y sin culto otros, ejemplifica lo dicho.
Sobre esa crónica de una desamortización anunciada tratan estas líneas, que se centran en la zona de Arévalo pero que –en mayor o menor medida- son extrapolables a casi toda la España rural, especialmente a Castilla y León, y a casi toda Ávila.
   Teniendo en cuenta que la desa-mortización monástica monumental ya se ha producido de hecho (las excepciones son las agustinas de Madrigal y las carmelitas de Fontiveros) queda por definir el alcance de la desamortización motivada por la negativa demografía. Para cuantificar ésta  nada mejor que el adjunto cuadro (al pie de esta página)  que recoge con datos del INE la población de hecho de 1900, 1950 y 1991, y del censo de 2010, de Arévalo, algunos municipios cercanos, mas Madrigal de las Altas Torres. También se  incluyen un sumatorio total y otro de los pueblos sin Arévalo. 
    Los datos presentan un futuro preocupante, más teniendo en cuenta que corresponden a años de auge  demográfico, y que todas las estimaciones pronostican un profundo retroceso poblacional que será más marcado en Castilla y León, más en una provincia tan envejecida como la abulense, y mucho más en los municipios pequeños dado que se está dando un acusado fenómeno de huida de la población hacia las cabeceras comarcales, cual es el caso de Arévalo. Los datos no precisan muchos análisis, pero creo que debe resaltarse tanto la acusada pérdida de población de Madrigal, como la del conjunto de los pueblos seleccionados si se excluye a Arévalo del cómputo: centrándonos en el período 1950-2010 la variación es cercana al -60%. Si se quiere poner una clara imagen a lo que para el patrimonio monumental puede representar lo que aquí se adelanta, recúrrase a las atalayas abandonadas o a la iglesia de Villar de Matacabras.
     Obvio es que esta catástrofe demográfica tendrá, tiene ya,  una clara incidencia negativa tanto en el patrimonio monumental como en el popular. Es decir muchos templos y casonas están condenados a perderse poco a poco, pero para mí está claro que en la conservación de ese patrimonio, a la que estamos obligados culturalmente, está una de nuestras más claras apuestas de futuro. Es un tema, el del estudio y promoción del patrimonio mudéjar morañego, sobre el que llevo décadas  predicando sin mucho éxito, y formulado un elemental plan de actuación que recoge aportaciones de otros colegas. Plan que cada día es más urgente acometer y que, sabiendo que aquí no caerá en saco roto, vuelvo a presentar esquemáticamente en estas páginas amigas de La Llanura: 
  
 ÁREA CULTURAL
     ●Realización de un catálogo académico y multidisciplinar de todo el mudéjar.
     ●Publicación científica sobre todo el mudéjar.
     ●Portal mudéjar en Internet, que recoja también el mudéjar no abulense.
     ●Centro de documentación y estudios mudéjares.
   
   ÁREA DE GESTIÓN:
     ●Gestión conjunta de todo el patrimonio mudéjar de La Moraña y la Tierra de Arévalo en sus  aspectos culturales, de conservación y restauración, y turísticos.
     ●Asociación de amigos del mudéjar de La Moraña.
     ●Hermanamiento de las poblaciones mudéjares de España.
     ●Red de lugares mudéjares.
     ●Declaración de Patrimonio de la Humanidad del mudéjar de la Tierra de Arévalo y de La Moraña.

   Incidiendo en la desamortización de facto que las negativas perspectivas demográficas proyectan sobre buena parte de este patrimonio, creo oportuno explicitar más aquí lo apuntado en la primera propuesta del Área de gestión (quede claro que el orden no es gratuito y lo primero debería ser completar las actuaciones propuestas en el Área cultural, muy especialmente la realización  del que llamo catálogo académico y multidisciplinar de todo el mudéjar). Esa gestión conjunta que se propone debe manifestarse ya en la necesaria puesta en marcha de un Plan Director del patrimonio mudéjar de la Moraña y Tierra de Arévalo, que debe ser obra de un equipo profesional multidisciplinar y experimentado, que debe comenzar a realizarse ya y debería concretarse en una propuesta por etapas, debidamente razonada y comprensible, que aborde el mantenimiento y restauración de este patrimonio mudéjar, mueble e inmueble, civil y eclesiástico. Evidentemente en la gestión del plan director deben estar representados los titulares de la propiedad de los monumentos (especialmente la diócesis de Ávila), y las administraciones implicadas (Junta de Castilla y León, Diputación de Ávila y ayuntamientos de la zona, singularmente los mayores y los que atesoran mayor patrimonio mudéjar) y las entidades civiles. 
   Contra lo que pudiera parecer, la crisis no puede justificar el que no se haga nada. Al contrario, ya que no son precisas grandes inversiones, pero hacen falta mucha ilusión e ideas novedosas (ya Ángel Ganivet decía hace más de un siglo que en este país hacían falta menos dinero y más ideas, y proponía gastar ideas). Además en el pasado mudéjar puede estar una razonable perspectiva de futuro que cumple con esas ideas mito que están en la boca de todos: dinamizar el tejido social y promover un desarrollo sostenible. Es esta cuestión vital de alta política, no de lucha partidista, ajena a los plazos electorales, en la que las administraciones todas deberían trabajar al unísono.
   Mientras ello empieza a ser una realidad, ¡no perdamos nunca la esperanza!, creo que ya es llamado el momento de hacer lo que está en manos de la ciudanía, y por ello retomando el espíritu de aquel manifiesto lanzado en las Lecciones de Arquitectura Española dedicadas al mudéjar en Arévalo, en marzo del 2001, con el lema ¡SALVEMOS EL MUDÉJAR!, llamo desde estas páginas a todos aquellos que saben de la riqueza de ese pasado monumental mudéjar que atesora el norte de nuestra provincia, a poner en marcha ya una Asociación de Amigos del Mudéjar de ámbito provincial que tenga como objetivos fundamentales el conocimiento, la conservación y difusión de nuestro mudéjar, sin duda alguna la página más singular de nuestro patrimonio. Una asociación abierta a todos, en la que espero que  La Alhóndiga y la Asociación de Amigos de Madrigal tengan en los primeros momentos un papel impulsor. Me atrevo incluso a proponer un plazo perentorio de tres o cuatro meses para la puesta en marcha de esa Asociación que deberá tener como primer objetivo ser el catalizador ciudadano que impulse la realización de ese Plan director del patrimonio mudéjar de la Moraña y Tierra de Arévalo.
José Luis Gutiérrez Robledo
Universidad Complutense
La Llanura número 41-octubre de 2012

16 dic. 2012

Epílogo para después de mi muerte


Yo los obligaré a venir
y a postrarse a tus pies
y a reconocer que te amo
(Apocalipsis 3,9)

Cuando lo vimos entrar
venía solo
y se hizo silencio todo en torno
porque el dueño se levantó hacia él
y él venía solo,
decidido, aunque humilde.

(Sabíamos que siempre tuvo amigos
si bien la soledad lo amó excesivamente
dándole un corazón que no tenía fondo
donde las cosas amadas se perdían).

Todos vimos que luego se abrazaron,
el Dueño que se había levantado
y él, que venía solo.

Y nos volvimos todos a mirar:
sucedió en un instante;
entrar, haber silencio,
salir el Dueño
mirar todos, pensar
"¡cuanto lo amaba!".

Todavía con él entre los brazos
el Dueño nos miró:
- Ahora sabéis, decía,
por qué voy a hacer fiesta.

                            Jacinto Herrero Esteban

15 dic. 2012

La Llanura número 43

Ya podéis recoger en los lugares habituales nuestra revista mensual La Llanura.

En este número 43 además de las secciones habituales encontraréis información sobre la presentación en INTUR de la edición número 18 de "Las Edades del Hombre" que celebraremos el próximo año en Arévalo.

En breve se enviará en formato digital a nuestros suscriptores y se colgará en nuestras páginas para su lectura y su descarga.

En PDF

En SCRIBD

12 dic. 2012

Presentación de Credo en Arévalo


Hoy, 12 de diciembre de 2012, la Fundación Las Edades del Hombre, ha presentado la exposición CREDO, que tendrá lugar en Arévalo (Ávila) en 2013.
En la presentación han intervenido Jesús García Burillo, Obispo de Ávila, Gonzalo Jiménez Sánchez, Secretario General de la Fundación Las Edades del Hombre y Alicia García Rodríguez, Consejera de Cultura y Turismo de la Junta de Castilla y León. La iglesia de San Martín ha sido el lugar que ha servido para el acto de presentación.

El 11 de mayo de 2010, la Fundación Las Edades del Hombre y la Junta de Castilla y León, suscribieron un convenio para seguir trabajando unidos por la conservación, restauración y difusión del patrimonio de la Comunidad. Se abrió, de este modo, una nueva etapa con un programa expositivo y formativo cerrado hasta el próximo 2014.

Las localidades vallisoletanas de Medina del Campo y Medina de Rioseco, acogieron la primera muestra de esta nueva etapa celebrada durante el 2011 bajo el título de Passio, alcanzando la cifra de 448.229 visitantes. La muestra que bajo el título Monacatus tuvo lugar del 22 de mayo al 4 de noviembre de este año 2012 en la villa de Oña, habiendo sido visitada por 174.418 personas, ha constituido el segundo paso de este convenio.

En 2013, será Arévalo quien acoja la próxima edición de Las Edades del Hombre.

La duración aproximada de CREDO será de seis meses, permaneciendo abierta desde mayo hasta el 3 de noviembre de 2013. El comisario de la muestra será el sacerdote Óscar Robledo Merino, Delegado para el Patrimonio Cultural de la Diócesis de Ávila.
Óscar Robledo también fue en 2011 el Comisario de la exposición Passio, celebrada en las localidades vallisoletanas de Medina del Campo y Medina de Rioseco.

La muestra que en 2103 se celebrará en Arévalo va a coincidir con el XXV aniversario de la primera edición de Las Edades del Hombre cuyo título fue El Arte en la Iglesia de Castilla y León. Las Edades del Hombre, celebrada en la Catedral de Valladolid del 24 de octubre de 1988 al 2 de abril de 1989.

11 dic. 2012

Al cumplirse un año...

Al cumplirse un año del fallecimiento de la ejemplar persona, noble amigo, buen profesor y gran poeta que fue Jacinto Herrero un grupo de amigos han organizado una exposición, y en su nombre nos invitan a asistir a los siguientes actos:

1º.  Exposición.  Jacinto Herrero Esteban 1931- 2011. Con la colaboración de la familia Herrero Esteban y de la obra Social Caja de Ávila.
En el Palacio de los Serrano. Ávila. Del 14 diciembre 2012 al 20 de enero 2014.
 A.- Libros, cuadros y documentos de Jacinto Herrero.
 B.- Pintores: Miguel Ángel Espí, Rafael Gómez Benito, Antonio Martín Corredera, José Luis Pajares, Javier Paradinas, Ángel Sardina y Monserrat del Valle.
 C.- Video: David Ferrer y Fernando Romera.


2º. Acto de inauguración de la Exposición.
14 diciembre 2012, 20 hs. Auditorio del Palacio.
Intervienen: Miguel Ángel Espí, José Luis Gutiérrez Robledo, Fermín Herrero, José Jiménez Lozano y Alfonso de Vicente Delgado.


Hay más información en los siguientes enlaces:

...ooOoo...

Libros, cuadros, pocos objetos y toda clase de documentos son los testimonios de una vida que se guardan en el último domicilio abulense de Jacinto Herrero en la calle Zamora 12 (antes vivió al final de la Bajada de Don Alonso, frente al Hospital Provincial, y al principio del Paseo de San Roque, frente al edificio que acogió la Imprenta de Senén Martín). Más que una casa, era una rica biblioteca con cuadros, en la que libros y obras de arte invadieron todas las paredes, en la que había los muebles justos y una soleada terraza hacia la muralla donde decenas de pájaros en sus jaulas convivían con más libros. 

En ellos puede rastrearse la vida del sacerdote, profesor y poeta que Jacinto fue. Langa, Ávila siempre, Valladolid, Madrid, Nicaragua e Italia, son los paisajes de su andadura y se hacen presentes de toda forma, al igual que su familia y los amigos con los que compartió afectos, proyectos y poemas. 

Los objetos decorativos eran los justos, las fotos expuestas pocas, y los cuadros el testimonio de la amistad de otros artistas y de su profundo interés por la pintura. Entre ellos retratos y un busto del poeta. Por doquier aparecen las variadas pajaritas –es un genérico- que realizaba con todo mimo este unamuniano escritor. 

Se exponen ahora algunos de sus cuadros, libros y documentos, seleccionados con el objeto de dejar constancia de su vida a través de los reflejos que ellos proyectan. Unos tienen un valor emotivo, otros recuerdan una etapa de su vida, el nacimiento de un poema, un viaje, una exposición, …. 

Los cuadros fueron el paisaje diario de Jacinto, vienen del salón de su casa, de un despacho atestado de libros, de su dormitorio y de los pasillos, y se completan con los que siete de sus amigos aportan – a modo de homenaje- a esta exposición. 

Los libros sirven para reconstruir el armazón intelectual de un hombre profunda y humildemente culto, y dotado de una razonable curiosidad. Si hubiese que ordenar tantos libros – cuidadosa y personalmente desordenados por su casa- habría un apartado dedicado a la filología, especialmente a la literatura y a la poesía, otro centrado en la espiritualidad, la religión y la liturgia, y otro con historias y monografías artísticas. 

No había medios ni espacio para exponer toda esa biblioteca, que debería conservarse junta y bien catalogada ya que reconstruye una rica trayectoria intelectual, y se ha optado por exponer parte de los centenares de libros que le dedicaron amigo y colegas: Jiménez Lozano (está su obra completa), Rafael Lapesa, Ernesto Cardenal, Carmen Conde, Miguel Delibes, Dámaso Alonso, Carlos Bousoño, Luis Rosales, Pablo Antonio Cuadra, Rodríguez Méndez, Alfonso Querejazu, Gabriel Celaya, Jiménez Duque, Caro Baroja,…. Mostrando en unos casos las dedicatorias, en otros simplemente los libros. 

De sus proyectos se exponen la revista CENÁCULO y la colección EL TORO DE GRANITO (tanto los libros, como algunos originales) iniciativa personal que ya tiene un lugar en la historia de la poesía hispana. 

Sus libros de poesía y prosa, en todas sus ediciones, artículos, y obras colectivas en las que intervino son el centro de la exposición. Junto a ellos se exponen algunos originales, versiones a máquina, pruebas de imprenta y otros documentos que sirven para lograr una visión cercana y nueva de sus escritos.

3 dic. 2012

Excursión ornitológica

El domingo 2 de diciembre realizamos la habitual salida mensual, esta vez con carácter ornitológico. A las ocho de la mañana todavía brilla la luna sobre la plaza del Arrabal y se acaban de apagar los luceros matutinos. Seis grados bajo cero debajo de los soportales, pero allí estaban los fieles de casi siempre. Algunas ausencias más que justificadas, como la del insustituible amigo Fabio.

Tras unos minutos de cortesía iniciamos la ruta de los humedales, charcas, balsas, lagunas o lavajos, que de todas estas formas la podemos denominar. Nuestra llanura arevalense y morañega nos ofrece un perfil tan uniformemente plano, donde no se ha definido claramente una red fluvial completa, que las aguas de lluvia a veces no llegan a desaguar al exterior a través de ríos o arroyos sino que se “abalsan”, formando pequeñas lagunas, o zonas endorreicas como las llaman los expertos. Tratamos de conocer estos lugares tan importantes para nuestra fauna avícola y sorprender en este hábitat a las especies que allí se asientan en los meses de otoño/invierno, unas de paso hacia otros destinos más meridionales y otras asentadas de forma permanente. Contamos, como siempre, con Luisjo, que nos conducirá y nos explicará con todo lujo de detalles esta maravillosa ciencia de naturaleza y vida animal, cada día más necesaria y no siempre bien acogida en los tiempos que corren.

Al salir de Arévalo tomamos la carretera que cruza el río Arevalillo por la Lugareja y nos lleva hacia Palacios Rubios, Noharre, Donjimeno, Constanzana. Carreteras tranquilas, con poco tráfico y menos a estas horas de la mañana de domingo, cuando sólo los audaces cazadores se atreven a salir al campo. El sol ya brilla en lo alto y nos muestra un campo espléndido de reluciente escarcha que apenas puede ocultar el verde de los campos del cereal recién nacido. El cielo totalmente limpio y luminoso nos augura un día espléndido. Al llegar a Narros de Saldueña divisamos sobresaliendo por encima de los tejados la torre de su castillo y Chispa, que era nuestro conductor, decide hacer una breve parada, fuera del guión de la ruta, para conocer el exterior de esta fortaleza que perteneció desde los siglos XV al XVIII a la familia Valderrábano, asentada en la ciudad de Ávila.

Proseguimos la ruta hasta Albornos, para acercarnos a la laguna Redonda, primer punto de nuestra ruta. No debemos acercarnos demasiado para no impacientar a las aves que allí se posan y para no hundirnos en los barros que con el deshielo se están comenzando a derretir. Se preparan los dispositivos para la observación: telescopio, prismáticos, teleobjetivos, etc y comienzan los expertos el trabajo de localización e identificación de las especies. Gracias a estos trabajos podemos los no iniciados contemplar los ejemplares de la laguna: ánade real, pato cuchara, silbón, cerceta, distintas variedades de ánades que nosotros llamaríamos vulgarmente patos o parros y que Chispa diría tal vez pájaros que han aprendido a nadar. Abandonamos la zona algo pantanosa y salobre por miedo a hundirnos entre el barro y para llegar a nuestro segundo punto de observación.

Nos dirigimos entonces hacia San Pedro del Arroyo. Tomamos la dirección hacia el NE por la carretera que lleva desde San Pedro del Arroyo hasta Sanchidrián. A la izquierda dejamos primero a San Juan de la Encinilla, más adelante Pascualcobo y Riocabado y llegamos a El Oso, donde nos esperaba una gran sorpresa. Un buen observatorio frente a la laguna del Oso para contemplar un gran espectáculo. Bandadas de gansos observan nuestra llegada y comienza un atronador concierto-algarabía. Fue inevitable recordar el histórico suceso de los “gansos del Capitolio”, cuando los galos intentaron asaltar la fortaleza del Capitolio romano, y los gansos que había en el templo de la diosa Juno despertaron a los centinelas y salvaron a los romanos del ataque inesperado. Pero nosotros no íbamos en son de guerra, sino en son de paz, nuestras únicas armas eran cámaras, prismáticos, teleobjetivos y nuestros esforzados centuriones se llamaban Luisjo, Juan Carlos, Juan Antonio… hombres todos ellos de probada paciencia y virtud. Tal vez por esto los celosos vigilantes acallaron al poco rato sus roncos graznidos. En la laguna del Oso no podía faltar el espectáculo de las grullas sobrevolando el contorno. Nos explicaba Luisjo la importancia que tienen estos humedales para el descanso de estas aves migratorias que cruzan por estas fechas en perfecta formación militar nuestra península de norte a sur. Avefrías, grullas solitarias o emparejadas y otras variedades de patos podíamos contemplarlas perfectamente desde este lugar privilegiado descansando junto a la laguna. Por si esto fuera poco los prismáticos nos ofrecieron también la posibilidad de contemplar, cómo dos galgos perseguían a una liebre que buscaba su salvación en unos pinares próximos al vecino pueblo de San Pascual. Impresionados por lo que acabábamos de ver, dejamos la laguna del Oso y nos dirigimos hacia nuestro tercer punto de la ruta: las charcas del Águila.

Volvemos a la carretera y nos dirigimos hacia Hernansancho, cruzamos el Adaja, Blasco Sancho, Sanchidrián y llegamos hasta las proximidades del río Voltoya, donde las extracciones de las graveras han provocado la formación de charcas en cadena que, junto con la vegetación de ribera, constituyen un buen lugar para la observación de aves acuáticas y otras especies. El lugar se sitúa entre los términos de Maello y Sanchidrián y más concretamente entre el caserío de Pero Mingo y el antiguo despoblado de Almarza. Son características de este lugar la cigüeña negra y la garza real. Entre las especies que nosotros pudimos contemplar destacamos al cormorán, que aunque es una especie que suele habitar junto al mar, según nos contaba Luisjo, en invierno suele venir a visitarnos a pescar en estas lagunas del interior. También se dejaron ver dos buitres sobrevolando el contorno, uno negro y otro leonado; algunas especies de pájaros menores como el mito y el gateador volaban entre los árboles de la ribera.

Tan intensa fue la mañana que  llegó el mediodía y no nos enteramos de que se nos había pasado la hora del bocadillo. Y yo que me había traído almuerzo con bota incluida. Espero, Chispa, que esto no nos vuelva a ocurrir. Pero la experiencia fue muy interesante. Creo que, a pesar de los tiempos que corren, mientras las aves sigan encontrando paz y sosiego en nuestras charcas y lagunas, mientras las grullas crucen nuestro cielo, mientras el cormorán venga en invierno a visitarnos, no todo estará perdido.
Ángel Ramón Gonzalez
Fotografías Juan A. Herranz

2 dic. 2012

Epistolario

Querido y buen amigo Juan Jesús:
Permíteme la licencia de esta misiva para contarte lo que podrás saber si acaso esto leyeras.  Ya habrás conocido que el domingo 2 de diciembre del año del señor de dos mil y doce, primero de Adviento por más señas, acudimos, algunos de los habituales y otros nuevos que se han animado a venir con nosotros, a la excursión que nos había de mostrar algunos de los humedales de esta tierra que ocupamos y que nos contiene y que damos en llamar Tierra de Arévalo y Moraña; excursión que, como otras veces, propone y organiza nuestro común amigo y guía Luis José.
Quedamos, como te habrás enterado, en la plaza del Arrabal una hora antes de la hora tercia y salimos hacia nuestro primer destino y que era en esta ocasión Albornos.
Íbamos en el coche de míster Chips, él mismo, Ángel Ramón, Juanan y yo, buen amigo. Al pasar por Narros de Saldueña, míster Chips decidió enseñarnos el castillo-palacio del duque de Montellano, que como ya sabes fue construido a finales del siglo XV por la familia Valderrábano.
Seguimos camino sin parar hasta Albornos y, al llegar, Luisjo nos pregunta si queremos volver y ver detenidamente el castillo. Asentimos todos y volvemos de nuevo a Narros.
Una vez llegados no puedo dejar de contarte la enorme sorpresa que nos llevamos Juanan y yo mismo. En la fachada principal, en su flanco izquierdo, según miras de frente a la curiosa reja que adorna la puerta de acceso a la fortaleza, aparece la famosa rana que, con insistencia y sin suerte, buscamos concienzudamente en la fachada de la Casa de las Conchas, todos nosotros, el día aquel que estuvimos en Salamanca.
Ahora comprendo el que la gente nos mirara con cierta cara de asombro y se sonriera por lo bajo como preguntándose: ¿que harán estos pobres orates?
Ahora lo entiendo todo. Nosotros, pobres ignorantes, buscando la famosa rana y resulta que la rana estaba aquí, en Narros de Saldueña, en la fachada de su castillo.
Te adjunto una fotografía del curioso batracio, anfibio del orden de los anuros, y te dejo tranquilo que ya está anocheciendo y, como ya sabes, de noche todos los gatos son pardos.
Tu buen amigo del alma J. C. de las Calzas Verdes

29 nov. 2012

Historia de dos conventos


Se dice que, en los tiempos de la Castilla Imperial, cuando en el Imperio no se ponía el sol mientras los braceros se morían de hambre; una coplilla hablaba de sus riquezas: “Conventos de Castilla: Tordesillas, Madrigal y Las Gordillas”. Tampoco les voy a engañar, de la rima se pueden leer varias versiones, así que es posible que en cada localidad su convento fuese el más importante del orbe cristiano. Y es posible, incluso, que al hablar del convento de Madrigal no se refiriese a Extramuros, si no al Monasterio de Nuestra Señora de Gracia, en tiempos palacio de Juan II y lugar de nacimiento de Isabel de Castilla. Ya saben ustedes que esto de la historia es todo una nebulosa de confusión y equívocos:ciudades romanas construidas por alienígenas, guerras civiles que empezaron dos años antes de lo que se pensaba, la Atlántida…
Corramos un tupido velo sobre las dudas y supongamos que la rima era mundialmente conocida y que, en efecto, se refería a los ahora desgraciados Convento Agustino de Extramuros y al Convento de Santa María de Jesús, Las Gordillas. Pasando ante sus muros se puede comprobar que, como dijeron Karina y un tal Jorge Manrique, cualquier tiempo pasado parece mejor.
El Convento de Extramuros, fundado en el S. XIV, vivió su mejor época a finales del S. XVI cuando el Arzobispo de Toledo, Gaspar de Quiroga, ordenó reformar y ampliar el mismo en estilo herreriano, lo que, junto a sus grandes dimensiones, le valió, según se dice, la denominación de “El Escorial de Castilla”. Entre sus muros murió, en 1591, Fray Luis de León. Tras la desamortización, en el s. XIX, le sucedió lo que a muchos bienes eclesiásticos: comprado por un particular, utilizado en su mayor parte como silo y establo, fue degradándose poco a poco hasta que apenas quedaron restos de su vieja riqueza. Cuatro muros por allí, un claustro de sillería devorado por la vegetación, una portada amenazando ruina por acá, restos de un torreón al que era mejor no acercarse, una declaración de Bien de Interés Cultural que no acababa de arrancar. La situación era tan calamitosa y preocupante – y peligrosa para todo aquel que osara pasarse por allí – que un grupo de ciudadanos decidió movilizarse para luchar contra la ruina del convento. Las concentraciones y protestas, que se sucedieron durante varios años, tuvieron fruto y el monumento, hoy declarado, por fin, Bien de Interes de Cultural (BIC), fue consolidado por la Junta (160.000 € costó la obra) y abierto en parte al público en Enero de este año.

Por Alberto Martín del Pozo

Más en Los 4 palos

Fotografía de El Rincón de Madrigal

26 nov. 2012

Madrigal Medieval dentro de “La ruta de Isabel”

      Madrigal Medieval forma parte de las ambientaciones históricas que la Junta de Castilla y León incluye dentro de su nuevo producto promocional, “La Ruta de Isabel”, presentado este pasado sábado 24 de noviembre en INTUR 2012.
Se trata de un apoyo al turismo de carácter histórico por el que vienen apostando, con sus actividades, localidades como Madrigal de las Altas Torres, Arévalo, Tordesillas o Medina del Campo, debido a su especial relación con Isabel I de Castilla.
En el caso de Madrigal, la relación llega por varios motivos: por un lado, de la mano de Juan II de Castilla (padre de Isabel), puesto que en Madrigal fallece su hija Catalina en 1424, donde celebró Cortes en 1438, y contrajo matrimonio con Isabel de Portugal en 1447; Y, por otro, por la relación de nuestro municipio con Isabel I de Castilla (La Católica), puesto que en Madrigal de las Altas Torres nació en 1451 y, entre otros hechos, celebró Cortes en 1476, junto a su esposo Fernando el Católico.
Así, la inclusión de nuestras jornadas medievales en este producto turístico, supone para nuestra asociación un impulso al trabajo realizado durante estos cinco años, pero también una responsabilidad de mantener y superar, en la medida de nuestras posibilidades, la calidad de las actividades propuestas hasta el momento.
Queremos hacer partícipes de esta buena noticia a todas aquellas administraciones, instituciones, empresarios, asociaciones y madrigaleños quienes, en alguna ocasión, han colaborado con nosotros, para conseguir situar a Madrigal Medieval como una de las jornadas medievales más importantes del sur de Castilla y León y, para que, a día de hoy, formemos parte de un proyecto turístico de primera línea.
Sin más, reiteramos nuestro agradecimiento a la Junta de Castilla y León por habernos incluido dentro de “La Ruta de Isabel”.