31 jul. 2015

Mapas celestes para el mes de agosto


Planetas y Luna

La Luna estará en fase de Cuarto Menguante el día 7 en Aries, Luna Nueva el 14 en Leo, Cuarto Creciente el 22 en Libra y Luna Llena el 29 en Acuario.

Estará en perigeo (mínima distancia a la Tierra) el 2 de Agosto, a las 10:00 TU, tendrá un diámetro de 33´ 13”, situándose a 360.036 km. Se volverá a encontrar en el perigeo el 29 de agosto, con un diámetro de 32’ 59”, situándose a una distancia de 356.209 km. Estará en su apogeo (máxima distancia a la Tierra) el 18 de agosto, a las 03h TU, situándose a una distancia de 403.491 Km. y con un diámetro de 29´ 17”.

Mercurio, es observable, a muy baja altura (7º) a final del mes en el cielo del pre-atardecer. Durante todo el resto del mes es de muy difícil observación, dado su bajísima altura. En Septiembre será visible a mayor altura. Durante el mes presenta mg. +0,1.

Venus es visible, cada vez en peores condiciones en el cielo del pre-atardecer, ya que el día 1 de agosto presenta únicamente 6º de altura a la puesta del Sol, poniéndose por el horizonte media hora más tarde que el astro Rey. Brilla con mg. -4,4 y un tenue creciente de un 7%.

Marte sale cada vez antes en el cielo del pre-amanecer, saliendo 2 horas antes que el Sol a finales del mes. Entre el 20-21 de Agosto el planeta rojo se encuentra transitando por las cercanías del famoso cúmulo abierto de estrellas, el Pesebre, M 44, en la constelación de Cáncer.

Júpiter, casi no es visible durante el mes, cada vez a menor altura sobre el horizonte de la puesta del Sol, siendo ya invisible durante la última semana de agosto, porque alcanza su conjunción con el Sol, el 26 de Agosto.

Saturno es el único planeta visible en buenas condiciones durante este mes, ya que está brillante y alto en el cielo del suroeste con noche cerrada. Termina su retrogradación, situándose en la zona oeste de la constelación de Libra, cercano a la vecina Escorpión. Durante el mes varía su brillo de mg. +0,4 a +0,5. Los anillos permanecen con un ángulo de 24º de inclinación con respecto a nuestra visión, y durante el mes de agosto la sombra del disco del planeta es todavía más notable ya que el planeta se encuentra en cuadratura (90º al este del Sol) el 21 de agosto. Pueden ser visibles varios satélites, Titán con mg. 8, y con mg. 10, Tethys, Dione y Rhea y Iapetus, mg. 11

Urano es observable a partir de primera hora de la noche, brillando con mg. 5,8 entre la estrellas de Piscis. Urano se sitúa durante el mes a 0,6º de la estrella de quinta magnitud Zeta (ζ) Piscium. Con telescopio será claramente visible su pequeño disco de 3,6” de color verde-azulado

Neptuno está en su mejor época del año para ser observado, dado que alcanza la oposición el 31 de agosto, con mg. 7,8 entre las estrellas de Acuario. Durante el mes se sitúa entre 3,4º al suroeste de la estrella de cuarto magnitud Lambda (λ) Acuarii. Sería visible con telescopio su pequeño disco azulado de 2,4” (ojo con no confundir al planeta con una estrella de mg. 6,9, localizada también al suroeste de Lambda Acuarii)

El destronado Plutón se encuentra en la zona norte de Sagitario. Presentará mg. 14, que con un telescopio de 20 cms. y en noche oscura será suficiente para ver el pequeño punto de luz que representa la imagen del planeta contra el fondo de estrellas. Para seguir disfrutando de las fotos que se van publicando del encuentro entre la nave New Horizons y Plutón, la página web de la misión es http://www.pluto.jhuapl.edu

El asteroide más grande y brillante, Ceres, sigue brillante durante este mes, mg. 8,0, en la zona este de Sagitario, El planeta enano se sitúa muy cerca, a 0,3º al norte de la estrella SAO 211782, Theta2 Sagitarii, en las noches del 20-21 de Agosto.

29 jul. 2015

En conmemoración de Fray Luis de León

Como en años anteriores "La Alhóndiga" va a participar, junto a la asociación "Amigos de Madrigal", en el recital poético que se celebrará el día 22 de agosto, conmemorando la muerte de Fray Luis de León en el convento de agustinos de Madrigal de las Altas Torres.
El acto de este año va a tener como hilo conductor la poesía barroca.
Si estás interesado en participar en este acto poético ponte en contacto con nosotros a través del correo de la Asociación o a través de alguno de los miembros de la misma.

26 jul. 2015

Soy de Arévalo

Siempre lo he sido. Aquí nací en el 61 y aquí sigo. 
Podría haber sido de cualquier parte pero soy arevalense. Podría añadir el tópico de que lo digo con orgullo. El caso es que, no sé bien que es, no sabría definirlo, pero sí siento algo especial al reconocerme arevalense.
A veces me pregunto por qué me quedé en Arévalo si podría ser de cualquier otro sitio a poco que me lo hubiera propuesto, ¿qué me da Arévalo?, aunque quizás la pregunta debería ser, ¿qué le doy yo?
Me gusta vivir en Arévalo. Recorrer sin prisa sus calles. Contemplar sus monumentos. Pasear por sus campos, sus pinares y sus ríos. Observar la naturaleza que nos rodea y aprender de todo lo que nos muestra, siempre diferente.
Me gusta mi pueblo, admiro su patrimonio natural y cultural, que es mucho y variado. Sé que comparto esta admiración con mucha gente, amigos, conocidos y, también, desconocidos. Por eso, desde el respeto que me produce aquello a lo que admiro, me causa rabia e impotencia contemplar cómo se deteriora o, incluso, se pierde con lentitud pero con constancia una buena parte del patrimonio arevalense. 
Sé que hay a mucha gente que le molesta que diga que la ruina se ha institucionalizado en Arévalo. Incluso, me han dicho que hago un flaco favor a mi pueblo con tal afirmación. Pero, paseo tras paseo, es lo que veo. En más ocasiones de las que me gustaría reconocer, cuando un monumento empieza a deteriorarse el único fin que le espera es la ruina. Triste, sí, doloroso, también, pero terriblemente real. Y eso a pesar de los avisos que siempre unos u otros dan o damos sobre su estado. 
O me equivoco, o en Arévalo no existe ni un Plan de Conservación del Patrimonio, ni un Catálogo Monumental en el que se refleje el estado en el que se encuentran los principales edificios civiles y religiosos de la localidad, o el conjunto de casas en barrios históricos, así como las posibles intervenciones para impedir su deterioro, su ruina o su pérdida.
Tampoco en el aspecto natural, a pesar de que la riqueza y variedad ecológica es patente en muchos enclaves de Arévalo. Pocos pueblos castellanos tienen el escarpe de dos ríos con sus sotos ni están rodeados de abiertas llanuras y extensos bosques habitados por especies diversas y escasas. A pesar de esta riqueza y biodiversidad, ¿se protegen estos valiosos enclaves? No, al contrario, se urbanizan bosques y vías pecuarias, se deterioran hasta que, prácticamente, desaparecen. Los bellos escarpes de los ríos, ¿se intentan reforestar allá donde la pendiente lo aconseje? No, al contrario, se “plantan” con todo tipo de desechos convirtiéndose en vertederos lo que provoca, una y otra vez, peligrosos deslizamientos, incendios de ladera o, en el mejor de los casos, desagradables panorámicas muy poco turísticas. Se podría decir que el pueblo devora la naturaleza que le rodea, la aleja cada vez más en lugar de acercarla. Lástima.
O me equivoco, o en Arévalo no existe un Plan de Conservación de Espacios Naturales, ni un Catálogo Medioambiental en el que se describan los principales lugares con un valor natural elevado y donde se refleje el estado en el que se encuentran, así como las posibles intervenciones para evitar su deterioro o pérdida. Medidas encaminadas a dotar a la ciudad de una mejor calidad de vida.
El potencial de Arévalo es mucho pero de poco sirve si nada se hace al respecto. Muchas veces da la impresión de que Arévalo vive de espaldas a sus ríos, a sus pinares, a sus monumentos, a sus viejas casas y plazas ¿Cuál será el futuro del casco histórico, seguirá abocado al despoblamiento, al abandono, a la ruina? ¿Seguirán desapareciendo pinares como el de Amaya, o la Malla como se le conocía popularmente? Hasta tenía su propio dicho, recordad: “El que va a la Malla no falla” ¿Seguirá desapareciendo poco a poco la Cañada? Su condición de vía pecuaria y, por tanto, de espacio público, que a todos nos pertenece, de poco está sirviendo ¿Seguiremos dando la espalda a los ríos?
Se pierden pinares, se ignoran ríos, se ensucian laderas, se agrietan fachadas, se olvidan puentes, se hunden tejados…
Sí, soy de Arévalo, lo reconozco, siempre lo he sido.
Soy tan de Arévalo que, a veces, me duele.

Arévalo, enero de 2015
Luis José Martín García-Sancho
La Llanura número 69- Febrero de 2015