23 ene. 2011

El tiempo está en contra

Nos mintieron. Siempre nos mienten. Yo lo leí, y tú lo leíste, mi buen amigo. Todos leímos en la prensa que iban a poner dinero para hacer obras de rehabilitación de la iglesia Santa María del Castillo, que iban a procurar la detección del origen del problema, que iban a buscar como evitar más daño. Y ahora nadie sabe nada. Nadie recuerda lo que se dijo. Nadie se hace cargo.
La ruina avanza, la necesidad apremia y el tiempo está en nuestra contra. Las grietas se ensanchan, los daños son cada vez mayores y nadie responde, nadie da solución al gravísimo problema.
“Es la prensa que se inventa cosas” dicen. “No hay dinero para eso” afirman. “Es un problema de los propietarios” aseguran. Al tiempo se nos muestran petulantes con sus risas, sus jaranas. Se dejan hacer fotos forzando sus muecas mentirosas a los medios.
Tapan sus vergüenzas con mentiras, pero también las tapan con nuestra frágil memoria y con nuestro rápido olvido.
Juan C. López

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Solo podemos a apoyar estas iniciativas, que de no existir, acabarían por hacer desaparecer nuestras raices, nuestro pasado y nuestra cultura.
En todos estos años de bonanza económica, nuestros políticos no se han acordado de lo que realmente tenemos que conservar, puesto que es lo nuestro, lo que no tiene nadie, y, una vez hecho bonito, todo el mundo admirara.

Mario Gonzalo dijo...

Los políticos solo quieren nuestros votos y dentro de poco los van a necesitar. Es verdad que, como dice Juan Carlos, estamos acostumbrados a sus mentiras, pero si no aprovechamos este periodo electoral para conseguir alguna promesa (¿que incumpliran?, ¿que no incumpliran?) estaremos desaprovechando una de nuestras pocas opciones.
Desde aquí ofrezco mi voto al partido que incluya en su Programa Electoral la rehabilitación de la iglesia Santa María del Castillo.
Y yo si cumplo lo que prometo.

JOSE dijo...

Está muy bien lo que decís los dos anteriores comentaristas. Pero el problema, aparte del propietario ( que imagino será el obispado..), esque se deben de poner de acuerdo varias administracciones para realizar obras como ésta. Antiguamente Bellas Artes decídia y el dinero venia de donde viniese, aunque siempre priorizando. La Moraña no ha sido nunca prioritaria, Avila tampoco; y es por el escaso numero de votos para la Autonomia y la pobreza de la Diputación en relación a otras.Soria lo es menos, por no contar Zamora. La cuestión son: los votos por un lado y luego que se tienen que poner de acuerdo, el propietario ( que es el que debe dar permiso..) el Ayto. los otros permisos ( si el pueblo es pequeño la Diputación..), segun esté catalogado el monumento la "gastonomía" y ó el Estado. Que estén de acuerdo todos, y sean del mismo partido es ventaja , sino que se dé por derruido lo que sea. Porque se ha visto para desgracia de todos, que se niegan el pan y la sal si son de signo contrario
Y luego está el gasto en cosas absurdas, pueblos con 14 habitantes y un fronton de la leche ,habiendo otro en el pueblo de al lado, en Arévalo por ejemplo la estúpidez de un Mercado sin uso por un estudio de un inteligente que lleno de mercados muchas poblaciones del mismo estilo, cuando en estas plazas comerciales lo que le gusta a la gente (o le gustaba cuando se construyó) es ir de tiendas, no tener todas las tiendas en un sólo sitio como en las capitales. Cómo muestra del chocolate del loro.
Me gustaria Mario que no se fuera al suelo esta joya antes del fin de la crisis. San Nicolás de Arévalo ya está hundida hace días y no se sabe todavía quien tiene que levantarla , aunque da la impresión de que quieren que el tiempo la derribe como tantas cosas desde hace mucho tiempo.