3 oct. 2012

Arévalo, de altivas torres y humillantes ruinas

        El patrimonio histórico, artístico y natural de Arévalo es notorio y notable.
    Sobre el patrimonio natural llevo años hablando y escribiendo, al parecer, sin demasiado éxito pues la desprotección con que cuentan los principales parajes de la Tierra de Arévalo y La Moraña es algo evidente y que apenas ha variado desde que tengo conocimiento de su existencia, al contrario, alguno de ellos se encuentra en tal estado que se puede dar prácticamente por perdido. Las diferentes administraciones que han tenido o tienen competencias sobre nuestro medio ambiente no han sabido o no han querido valorar la naturaleza de esta tierra nuestra y han permitido y permiten la destrucción sistemática y progresiva de espacios naturales con un valor incalculable, en aras de un progreso mal entendido pues acaba destruyendo o transformando radicalmente estos espacios naturales notables que a todos nos benefician y que, por tanto, pueden considerarse como bien común.

         Pero ahora no quiero a hablar de espacios naturales o especies protegidas, no, hoy quiero escribir sobre algo más cercano y evidente: el estado de nuestro patrimonio histórico y artístico. Nuestros monumentos, edificios o construcciones notables, cargados de historia, rebosantes de arte por los cuatro costados, pero condenados a la ruina total y al olvido.
(más en Arevaceos)

No hay comentarios :