17 jul. 2011

Un verdadero lujo

La asociación “Amigos de Madrigal” ha celebrado en la tarde del sábado, 16 de julio su tercera edición de los premios del mismo nombre.
El hermoso escenario de la capilla del Santo Cristo de las Injurias ha servido para celebrar un acto excepcional en el que Aurelio Sánchez Jiménez, nacido en Amavida (Ávila) y párroco en Madrigal desde mediados de los años sesenta hasta 1991 y José Jiménez Lozano, nacido en Langa, escritor, ensayista y Premio Cervantes 2002, recibieron ambos el galardón que les acredita como “Amigos de Madrigal”.

Después de las presentaciones oficiales de rigor, de unas someras palabras del Alcalde de la Villa de Madrigal, se ha dado paso a la proyección de un video en el que se nos han mostrado retazos del tiempo pasado por el sacerdote Aurelio Sánchez en Madrigal. Sus alumnos hablan de él. Recuerdan algunas anécdotas vividas y vemos con emoción el trabajo de recuperación de la capilla en que ahora nos encontramos. Era, así se nos muestra, un edificio arruinado. El tesón, la tenacidad de este buen párroco llevaron a rehabilitar este recinto dejándolo en el estado en que ahora lo vemos.

Una breve glosa y la entrega del premio dan paso a la intervención del premiado que, en no más de seis minutos, nos ha hablado de esos personajes que aquí nacieron, que aquí vivieron. La reina Isabel de Castilla, Vasco de Quiroga, Alonso de Madrigal, Catalina de Balmaseda.

A continuación se da paso a un video en que se nos muestran algunas instantáneas de nuestro buen amigo Jiménez Lozano. Enseguida llega el momento de la entrega del galardón que le acredita, igualmente, como “Amigo de Madrigal”. Una breve intervención por su parte en la que recrea una bellísima descripción de esta hermosa villa ‟de hermosísimo nombre; casi como un verso renacentista”.

Antes de terminar y agradeciendo el enorme, intenso trabajo que Paco y Anabel desarrollan en general y con su afamada página web madrigal-aatt.net” en particular, desde la asociación cultural se les premia con un reconocimiento que les emociona a ellos y al resto de los que estábamos en la sala.

Terminado el evento los asistentes hemos podido disfrutar de un pequeño aperitivo en el que hemos intercambiado comentarios sobre el acto al que acabamos de asistir.

Impagable el buen rato compartido con don José Jiménez Lozano. Su agudo intelecto nos ha acercado un poco a esos mundos literarios que sólo los privilegiados tienen la potestad de discernir.
Estupendas anécdotas, reflexiones, pensamientos, retazos filosóficos, y humor. Un enorme y sano sentido del humor que acompaña siempre a don José.
Antes de despedirnos nos aporta una sentida felicitación por el trabajo llevado a cabo por nuestra asociación, en especial por atrevernos a impulsar y mantener un periódico mensual de la talla de "La Llanura”, que él mismo, nos dice, se encarga de hacer llegar a afamados hispanistas extranjeros amigos suyos.
Gracias don José. Muchas gracias por permitirnos compartir con usted este tiempo.
Gracias Carlos, José Miguel, Nelia, Rufino, Germán, Gabriel, Félix, Miguel y todos y cada uno de los socios de la asociación Amigos de Madrigal. Gracias Paco y Anabel. Gracias por habernos dejado compartir con vosotros este acontecimiento tan hermoso.
Ha sido un verdadero lujo. 

1 comentario :

Paco dijo...

No quiero ni pensar que pasará cuando estas asociaciones se pongan a trabajar en serio... (Es broma)
Gracias a Juan Carlos, presidente de la Alhóndiga y a todos sus miembros por su apoyo constante e incondicional, a nosotros y a esa inmensa llanura que es nuestra tierra de Arévalo.