7 jun. 2011

Paseo a Peña Mingubela

    El domingo 19/06/2011 Carlos Tomás Rodríguez nos guiará hasta Peña Mingubela. Muchos ya le conocéis pues el pasado mes de marzo, junto a su hija Violeta, nos acompañaron a visitar los Infiernos.
        Es un recorrido de montaña de unos 10 km. entre ida y vuelta pero de suave relieve por lo que la dificultad es moderada / baja. Partiremos de 1226 m.s.n.m hasta alcanzar los 1300 de Peña Mingubela.
            Dentro del término municipal de Ojos Albos (Avila), se encuentran las pinturas rupestres de Peña Mingubela, localizadas en un abrigo rocoso que se sitúa a unos 25 metros por encima del arroyo de Valdeláguila, concretamente en su margen izquierda.
        Está constituido por un afloramiento de cuarcitas micáceas, a unos 1.290 metros sobre el nivel del mar, encontrándose muy afectado por los agentes atmosféricos que han cuarteado, de forma ostensible, la roca. Orientado al Nor-Este, la luz del sol no penetra en el mismo. Sus dimensiones son de 8 m. de largo por 4,5 m. de máxima profundidad. Le divide una especie de pilastra, quedando la zona más profunda a la izquierda de la misma así como la mayoría de las representaciones.
       Según los estudios del arqueólogo Francisco Javier González-Tabla Sastre, Las pinturas rupestres del abrigo de Peña Mingubela constituyen un caso excepcional dentro del mundo esquemático de La Meseta, y más concretamente del Sistema Central.
            Estas pinturas vienen a llenar un vacío dentro del mundo del arte  esquemático, enlazando la zona del sur de Salamanca con los abrigos segovianos; pero hemos de aclarar que la mayoría de las representaciones que en él encontramos pertenecen a un horizonte tardío dentro de la cronología general del arte esquemático.
            Dividimos las pinturas en cuatro fases, ateniéndonos a la técnica, color y distribución espacial:
  1. La primera fase, con representaciones esquemáticas puras, la situamos en un horizonte cultural del Bronce final.
  2. La segunda, y ante la aparición de elementos tipológicos claros, la situamos dentro del Hierro II de La Meseta (La Teñe I y II).
  3. La tercera fase pertenecería a este mismo horizonte cultural pero con una cronología ligeramente más tardía.
  4. La cuarta ocuparía un horizonte Bajomedieval, pero dada la carencia casi absoluta de elementos de juicio, no lo afirmamos rotundamente.
Otro factor importante a tener en cuenta es la técnica especial que encontramos en la segunda fase, ya que ésta no encaja con la dominante en las representaciones esquemáticas, lo que convierte a este abrigo en algo único, por el momento, dentro de la pintura esquemática del Sistema Central.

      La Sierra de Ojos Albos cierra por el norte un valioso espacio natural incluido parcialmente en la ZEPA de Campo Azálvaro – Pinares de Peguerinos. El espacio protegido se sitúa en las estribaciones de la Sierra de Guadarrama, entre las provincias de Ávila y Segovia (alrededor de 28.000 has. en total), limitando con Madrid. En la zona se pueden diferenciar medios naturales muy distintos, desde los pastizales de la comarca de Campo Azálvaro al norte, a los pinares de Peguerinos al sur. Entre ambas, aparece una paramera y en las vaguadas se desarrollan amplias superficies tapizadas por piornos y cervunales. En un sector del espacio está la cuenca alta del río Voltoya (Campo Azálvaro), que forma un amplio valle con una altitud elevada, de unos 1.250 metros, con orientación nordeste-sudoeste, caracterizado por una extensa llanura dominada por diferentes tipos de pastizales entre los que destaca el berceo, con el río discurriendo por su parte central, en el fondo de valle.
      La declaración de este espacio como ZEPA viene motivada por la presencia de Cigüeña Negra, Cigüeña Blanca, Águila Imperial Ibérica, Sisón, Buitre Negro, Buitre Leonado, Águila Real, Grulla Común, Espátula, Pechiazul, Alcaudón Dorsirrojo y Chova Piquirroja, entre otras muchas especies.
           Como en el resto de los seis paseos que ya hemos realizado por la naturaleza, animo a todo aquel que quiera acompañarnos a que permanezca atento a La Llanura de Arévalo pues, en próximas entregas daré a conocer el lugar de encuentro y la hora de salida.
        Recodar, una vez más, que la asistencia es libre y que, como todos y cada uno de los seis paseos que hemos realizado hasta la fecha, está abierto a todo aquel que quiera descubrir con sus propios ojos los valiosos rincones naturales de Ávila en general y de La Moraña y Tierra de Arévalo en particular.

Luis José Martín García-Sancho
  
ENLACES RECOMENDADOS:

- Pinturas rupestres:

- ZEPA Campo Azálvaro – Pinares de Peguerinos:

- Otros paseos realizados:
1: Laguna del Oso
2: Laguna de los Lavajares:
3: Los cortados rojos:
4: Los infiernos:
5: Por las Mieses de Otar:
6: El corredor del Río Adaja:

No hay comentarios :