27 oct. 2009

LA MUJER PERFECTA

Tengo un amigo, que efectivamente ha leído el Quijote, y tiene una teoría que explica más o menos así: Cervantes al escribir el Quijote, era consciente de la inteligencia superior de la mujer, pero las convenciones sociales le impedían reflejarlo tal cual en la novela. Por eso el personaje de don Quijote estaba inspirado por la personalidad de una mujer y el de Sancho representaba al de un hombre. Sostiene mi amigo, que no puede ser que los escritores clásicos, no alaben más que la belleza de las mujeres, en la mayoría de las ocasiones, y en contados casos, como pueda suceder con La Celestina, y algún que otro personaje femenino, más que destacar la inteligencia destacan la astucia. Reconoce que también ésta es un valor que atesoran las mujeres en general y algunas de ellas en particular.
En cualquier lengua o cultura, los principales personajes de la literatura suelen ser varones. Según mi buen amigo, esto es así por las convenciones sociales imperantes. El poder dominador del macho, influía en los escritores hasta el punto, de hacerles omitir la supremacía intelectual del género femenino. Así en el caso del Quijote, las costumbres sociales de la época, habrían impedido a don Miguel, hacer cabalgar a una mujer junto a un hombre que no era su marido por tierras de la Mancha. El escándalo hubiese sido de tal magnitud, que habría perecido en la horca o en cualquier otro cadalso. Sostiene que hay pruebas de ello en la propia obra.
Lleva además su teoría, hasta el punto de estudiar a la mujer, en todos sus aspectos, y aventurar líneas de investigación para conseguir una perfección, aún mayor si cabe, en una de las criaturas más perfectas que existe en la naturaleza. Ha encontrado un único punto débil en la naturaleza femenina. El punto débil de la mujer es la maternidad. El vínculo que nace entre la mujer y su descendencia es de tal fuerza que nada ni nadie puede romperlo. Ni siquiera el tiempo. Una mujer que es madre lo es hasta el final de sus días. Abandonará todo y a todos por sus hijos e incluso si llega la ocasión de tener que elegir entre su hijo y el macho que la fecundó, no dudará un instante en elegir al hijo. Esto según mi amigo les hace ofrecer un punto vulnerable al ataque de sus enemigos. Por eso dice que está en la tarea de investigar la forma de evitar que la mujer tenga descendencia, y de esta forma sentar las bases de una nueva sociedad más poderosa.
Cuando consiga que la mujer no tenga descendencia habrá conseguido la mujer perfecta. Yo no sé a ustedes, pero a mí no termina de convencerme mi amigo con esta teoría.

FABIO LÓPEZ

No hay comentarios :