28 may. 2012

Muriel


Muriel se ubica en una amplia llanura de tierras húmedas regadas por el río Zapardiel.
El subsuelo de Muriel guarda abundantes restos arqueológicos de casi todas las épocas, lo que testimonia su ocupación desde antiguo. Restos cerámicos celtibéricos, romanos y de la llamada terra sigillata hispánica tardía aparecen frecuentemente en sus pagos. Otros restos abundantes son trozos de muro hecho de cal, canto y ladrillo, lo que parece ser, el origen de su nombre (Muriel = Muro pequeño).
En el pago 'Los Villares' hay restos romanos y en el 'Labajo el Nudo' restos medievales.
Excavaciones recientes han puesto al descubierto una de las necrópolis medievales más interesantes de los últimos tiempos. Se trata de una serie de tumbas, situadas en el costado exterior izquierdo de la iglesia, de estructura antropomorfa y cabecera en ángulos rectos, que representan la particularidad de estar excavadas en tierra y tener sus paredes de ladrillo. Algunas monedas aparecidas en las tumbas permiten fecharlas en torno a los siglos XII y XIII.

No hay comentarios :