22 may. 2012

“Monacatus” lleva a Oña (Burgos) el mayor proyecto cultural de Castilla y León en torno al arte sacro


Redacción Canal Patrimonio
El presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, ha acompañado esta mañana a S.M. la Reina Doña Sofía en la inauguración de la decimoséptima edición de la exposición Edades del Hombre en la localidad burgalesa de Oña. 
 
Bajo el título de “Monacatus”, este es el segundo proyecto de una nueva etapa en “Edades del Hombre”, que incide en la utilización de sedes no catedralicias, con la revalorización del territorio y con la utilización de lugares monumentales que celebren alguna efeméride relevante o que sean objeto de restauración. Es el caso de Oña, que el pasado año conmemoraba el milenario de la fundación del Monasterio de San Salvador (1011) por el Conde de Castilla Sancho García, nieto de Fernán González.

Ora et labora
Seis capítulos y 138 piezas conforman la muestra abordando diferentes aspectos de la vida contemplativa, la vida cotidiana, la oración, los fundadores de órdenes y monasterios o la relación entre monarquía y monacato a través de sus propios objetos o a través de la visión de artistas de la talla de Zurbarán, El Greco, José de Ribera, Gregorio Fernández o Francisco de Goya, según explica Agustín Lázaro, comisario de la exposición. 
 
Monacatus está compuesta por seis capítulos. Capítulo I: Cristo como origen, fortaleza y término de toda vocación religiosa; capítulo II: personajes bíblicos y santos que marcharon al desierto, personajes históricos de Castilla y León y de Burgos que se retiraron y primeras fundaciones cenobiales acontecidas en Castilla y León; capítulo III: Ora la Liturgia de las horas, la celebración eucarística y la lectio divina; capítulo IV: relación entre la monarquía y el monacato en Castilla y León; capítulo V: Labora, aquellas cosas que conforman la vida comunitaria cotidiana de los monjes; y capítulo VI: Santos fundadores y las órdenes monásticas presentes en Castilla y León.

También el Románico 
Monacatus muestra el rico patrimonio religioso-cultural de los monasterios de la Iglesia Católica en Castilla y León y, de manera destacada, de la archidiócesis de Burgos. De la iglesia monástica se integran en el ciclo expositivo la sillería coral (obra de fray Pedro de Valladolid, siglo XV), el panteón condal y real (fines del siglo XV), las pinturas murales dedicadas a la vida de Santa María Egipcíaca (siglo XIV) y el crucificado románico de Santa Trigidia, primera abadesa del monasterio.

De la sala capitular algunos de los capiteles románicos que en ella se conservan. Y de la sacristía, diversos objetos de gran interés (aljuba, arquetas, etc). También se destaca la figura de San Iñigo, abad oniense entre 1035 y 1068, que marcó el esplendor benedictino del monasterio, y cuyas reliquias se conservan en la iglesia.
 
Las novedades de la muestra vienen de la mano de su puesta en escena, que pretende la captación del mensaje por medio de los sentidos y de las vivencias, y de la integración por primera vez en una exposición de Edades del Hombre del mundo de la fotografía.

No hay comentarios: