8 abr. 2010

Envenenamiento de Aguilas Imperiales

Ante el envenenamiento de dos Águilas Imperiales en La Moraña, os adjunto alguna reflexión:

La Junta de Castilla y León, según su propia normativa, está obligada a proteger el corredor de los ríos Adaja y Arevalillo, cosa que hasta el momento no ha hecho. El DECRETO 114/2003, de 2 de octubre, por el que se aprueba el Plan de Recuperación del Águila Imperial Ibérica y se dictan medidas para su protección en la Comunidad de Castilla y León, es claro en este punto: debe declararse ÁREA CRÍTICA los territorios donde se reproduzca o alimente una pareja de Águila Imperial Ibérica. Y además deben incluirse en una ZONA DE ESPECIAL PROTECCIÓN PARA LAS AVES (ZEPA) todas estas Áreas Críticas. En los pinares del mencionado corredor deberían declararse como mínimo seis Áreas Críticas para conservación del Águila Imperial Ibérica, especie catalogada como EN PELIGRO DE EXTINCIÓN, y por tanto, todo el corredor del Adaja debería ser declarado ZEPA. La Junta de Castilla y León ha recibido multitud de solicitudes al respecto y nada ha hecho.
La desprotección de la zona perjudica al futuro de la especie. Recientemente han aparecido en La Moraña dos Águilas Imperiales muertas al haber ingerido cebos envenenados, práctica prohibida pero que se utiliza de forma ilegal en numerosos cotos de caza. Junto a ellas también aparecieron los cadáveres de otras tres aves gravemente amenazadas: Milano Real, Milano Negro y Buitre Negro. Este hecho especialmente grave en el caso del Águila Imperial, pues su población mundial sólo cuenta con 250 parejas, tratándose de una de las cinco especies de aves más amenazadas del planeta.
A parte de las medidas legales que la Justicia adopte contra los responsables de esos cotos, la propia Junta de Castilla y León debe tomar cartas en el asunto, cerrando los cotos si fuera necesario. Y también ordenando la protección del hábitat de esta especie en La Moraña y Tierra de Arévalo. Ya va siendo hora que se reconozca la importancia del corredor del Adaja para la conservación, reproducción, alimentación y desplazamiento de multitud de especies de flora y fauna amenazadas.
Que la Junta de Castilla y León solicite de una vez por todas la declaración de ZEPA para el corredor del Adaja.

Más información en: Ávila Digital

2 comentarios :

Juan Segundo dijo...

PARQUE NATURAL PARA EL CORREDOR DEL ADAJA. CONVIENE ASEGURAR LA ÚNICA MASA ARBOREA QUE QUEDA EN UNA COMARCA DEFORESTADA.

Free dijo...

Una auténtica desgracia el que hayan muerto individuos juveniles de Imperial como el de la foto. Estos ejemplares jóvenes son la esperanza de que esta especie pueda seguir existiendo. Deben cerrarse los cotos donde han aparecido los cebos envenenados.
Ya es hora que la Junta proteja adecuadamente esta nueva área de distribucuión, futuro para la especie, el corredor del Adaja.