18 abr. 2010

La Llanura nº 11

3 comentarios :

Anónimo dijo...

Muy buenos los artículos de la Llanura, todos en general.
De todas formas, el que mas me llama la atención es el de F. Muriel, ¿ Porqué contruir en unos patios un edificio nuevo para interpretar el mudejar? Nosotros mísmos nos estamos cargando unos patios que han existido siempre y que son necesarios, siempre han sido necesarios. Y también, ¿Es que no quedan edificios para restaurar? Seremos capaces de dejarnos caer lo poco que nos queda, pero construimos un edificio nuevo, !Que bonito!
Solo digo, ¿DE QUIEN SON ESTAS BRILLANTES IDEAS? NO PODEMOS, NI DEBEMOS PERMITIRLO.
MUY BIEN FERNANDO.

Anónimo dijo...

Totalmente de acuerdo con este comentario anterior... Si la idea es construir un centro de interpretación del mudéjar cuando la mayoría del "mudéjar a interpretar" se deja caer en la más escandalosa ruina, no hace falta ningún centro de esos que están TAN de moda porque ¿qué edificos son los que hay que aprender a interpretar? ¿los de las ciudades y pueblos vecinos? ¿los que hemos dejado caer abandonados?

Tardón dijo...

Parece que Luisjo, se mete en la piel de los animales para describirnos sus sentimientos y conductas de forma curiosa y original. Ya lo hizo con "Branta" y ahora lo vuelve a hacer con "el Gran Otar" ¿Qué no tienen sentinientos los animales? Digamos que a los humanos nos interesa pensar que no los tienen.