21 ene. 2017

¿Matar al mensajero?

Nos desayunábamos, un poco tarde eso sí, el pasado domingo 15 de enero, con algunas fotografías que aquí reproducimos y que hacían referencia al vertido de aguas fecales que esa mañana estaba sucediendo en los ríos Adaja y Arevalillo, en la misma “Junta de los ríos”, a través de los antiguos desagües de los colectores que discurren por las laderas de ambos ríos y que recogen todas las aguas sucias de la población.

Ambos colectores actualmente se unen y, mediante una canalización que se encuentra bajo el río Arevalillo, acaban depositando su carga en la depuradora (EDAR) que se encuentra un poco más abajo.

Según las escasas informaciones que han trascendido, el problema tuvo lugar debido a una avería en la bomba que impulsa esas aguas fecales a través del conducto enterrado indicado antes. Al fallar la bomba impulsora los desechos e inmundicias buscan su salida por los antiguos desagües que salen directamente a los ríos Adaja y Arevalillo, a escasos metros de la citada “Junta de los ríos” que, como todos sabéis, está situada justo detrás del Castillo.

Decir que algunos medios informativos provinciales, al ver en nuestros espacios de Facebook las fotografías, se pusieron en contacto solicitando información sobre el asunto y algunos de ellos se hicieron eco de la noticia.

Por otra parte, las asociaciones “La Alhóndiga de Arévalo” y “Galérida Ornitólogos” han presentado un escrito al alcalde del Excmo. Ayuntamiento de Arévalo solicitando ser informados de las causas que han propiciado este vertido. A día de hoy se está a la espera de contestación.


No damos crédito al rumor que, según nos dicen, circula por ahí y por el que la consigna principal de este asunto consiste en “matar al mensajero”.

Juan C. López

Fotografías: Luis José Martín

No hay comentarios :