4 nov. 2013

VISITA: El Noroeste segoviano en época romana

El próximo domingo, 10 de noviembre, vamos realizar una visita guiada por el territorio de la antigua Cauca Romana. 
Quedaremos a las 9,00 de la mañana en la plaza del Arrabal de Arévalo, para partir hacia Coca. Llegaremos a la Puerta de la Villa y de allí partiremos hacia las 10,00 de la mañana para hacer el recorrido que nos será explicado por Víctor Manuel Cabañero.

El objetivo de esta visita será conocer los restos de época romana más significativos que se han documentado en el Noroeste de la provincia de Segovia y analizar su implicación en el entendimiento del conjunto del territorio. Se propone un recorrido por los periodos alto y bajo imperial, pero también por el recientemente denominado como antigüedad tardía, con el cual se hace referencia, según el manual con el que contemos, a los últimos momentos de la Edad Antigua o a los primeros de la Edad Media.
Comenzaremos el recorrido en Coca, la Cauca mencionada por Apiano –dos veces-, Frontino, Plinio, Ptolomeo, Zósimo e Hydacio. Visitaremos, en ella, la zona de Los Cinco Caños. Analizaremos el edificio altoimperial que se conserva detrás de la fuente que da nombre a este paraje, pero también los condicionantes que motivaron su construcción allí. Además, trataremos de ponerla en relación con el casco urbano caucense, situado en la orilla contraria del río Eresma, y la ubicación actual del Puente Grande, construido en el siglo XVIII. Por último y aprovechando la cercanía, accederemos al lugar en el que se conserva –bajo estratos de tierra mezclada con cal, la más importante de las villas romanas tardías de la Meseta Norte. La posibilidad de que se trate del palacio que el emperador Teodosio I hubiera planificado para su retiro, es suficiente motivo para pisar sus dominios.
Tras Coca, nos dirigiremos a la villa de Aguilafuente. Y lo haremos por la carretera que une Coca con Turégano y que, sobre todo, posiblemente mantenga el trazado de la vía mencionada en el Anónimo de Rávena y que unía Complutum, Alcalá de Henares, con Cauca.
Aquí visitaremos los restos de los alzados murarios de la villa tardoimperial conocida como Santa Lucía. Analizaremos la planimetría, a partir de los restos expuestos a la luz –aproximadamente el 50%-. Por último, el aula arqueología de la citada localidad, nos permitirá acercarnos a los magníficos mosaicos que se extrajeron de la edificación.
Para completar la visita, hemos elegido el cerro del Tormejón, en la localidad de Armuña. Este cerro, amurallado en un periodo indeterminado –posiblemente el tardoantiguo-, representa una serie de valores arqueológicos que normalmente han pasado desapercibidos en el análisis del territorio segoviano. Se ubica en un cerro testigo alzado en piedra caliza, al sur del macizo de Santa María la Real de Nieva. El cauce del río Eresma aparece a tan solo 500 m. de este lugar. Al norte se registran elevaciones destacadas dentro del citado macizo paleozóico, destacando las cuarcitas y pizarras –y, por tanto, tornando respecto a la presencia caliza-.
Los primeros vestigios de ocupación del castro se pierden en el tiempo. Tornan en manifestación sedentaria a principios de la Edad del Hierro en su segundo episodio, con las evidencias materiales que se conocen como Cogotas II. En el momento de la llegada del águila romano al valle del Duero, este cerro hubo de controlar todo el abrupto territorio del macizo. Pero, ¿sería vacceo o arévaco? Compleja cuestión de la que solo podemos afirmar que, por ubicación, sus gentes vivían de un modo más próximo al del piedemonte serrano que al de las llanuras del centro del Duero. Las intervenciones arqueológicas llevadas a cabo a finales de los años 70 –únicas hasta el momento- pusieron sobre el tapete la evidencia de poblamiento en el periodo altoimperial romano, cuestión que aún hoy es puesta en duda. Menos duda ofrece su ocupación en el periodo bajoimperial hasta conectar con el que más arriba denominábamos de la antigüedad tardía. A falta de una comprobación arqueológica, parece evidente que en este periodo el cerro contó con un sistema defensivo de murallas jalonadas por cubos y que no diferiría del sistema detectado en el vecino cerro del Castillo.

Las ilustraciones pertenecen a:

No hay comentarios :