8 nov. 2012

La Diputación de Ávila y su nueva Web de turismo: ¿Moderna y rigurosa? ¿60.000 €?

A mediados del pasado mes de octubre se presentó oficialmente la nueva página web de turismo de Ávila y provincia, con presencia de, entre otras autoridades, Alicia García, Consejera abulense de Cultura y Turismo y del Presidente de la Diputación Agustín González. Según se expuso, la nueva herramienta es uno de los primeros frutos del trabajo de esa suerte de sanedrín integrado por 30 especialistas que es el Consejo Provincial de Turismo.
En palabras de Agustín González se trata de una página “moderna, dinámica y rigurosa” que promete actualización constante. No menos cabría esperar de un proyecto en el que se aúnan el esfuerzo de los mencionados 30 expertos y una más que generosísima financiación de 60.000 €, según se detalló en el acto de presentación. En este sentido, cualquier empresario abulense podrá hacer rápido la comparación con lo que le ha costado la web de su negocio. Para quien no pueda hacerlo, le aportamos el dato de que una página similar a la que publica este texto, desde luego mucho más humilde y mucho menos moderna y dinámica, viene a costar unas setenta y cinco (75) veces menos.
Navegando por la nueva página se descubre el rigor que se anuncia y en el que se han gastado nuestros escasos dineros. A fecha de 6 de noviembre de 2012, el internauta puede descubrir nuevas poblaciones en la provincia como Miruela de los Infanzones, Valdillo de la Sierra, Convidas, Navarrillos del Álamo o Blascomuño de Matacabras; que a otras las ha cambiado la ortografía Piedrahita, Barroman o Brabos, que se ha vuelto a poblar Zurraquín, o que Arévalo cuenta en sus proximidades con la espléndida ermita de La Lugareña.
...
En el acto de presentación de esta nueva web del turismo provincial, la señora Consejera de Cultura y Turismo señaló que esta sería “una herramienta fundamental para promocionar y anticiparse a las dos iniciativas que vivirá Ávila en los próximos años” en alusión a la exposición Las Edades del Hombre que se celebrará en Arévalo en 2013 y a la conmemoración del V Centenario del Nacimiento de Santa Teresa en 2015.
Veamos el esfuerzo realizado en la promoción de Arévalo y el rigor que en ello se ha empleado. Puede el turista entrar en el apartado dedicado a la Plaza de San Pedro y descubrir sobresaltado que, según la fotografía, en ella se alza la iglesia de San Martín y su torre de los Ajedreces y que al tiempo se conservan allí los restos de la iglesia de San Pedro (http://www.turismoavila.com/es/plaza-de-san-pedro.html#inicio). Falso: la iglesia de S. Pedro estaba lejos de allí, en la verdadera plaza de su nombre, y de ella no queda ningún resto a la vista desde el siglo XIX. Puede entrar el turista en el espacio dedicado al Palacio de Cárdenas, y en él encontrar una fotografía promocional del interior de un edificio -¡en ruinas!- que evidentemente no hace justicia al estado actual del palacio (http://www.turismoavila.com/es/palacio-de-los-cardenas.html#inicio). Igualmente puede buscar información sobre la muralla de la villa: encontrará la erudita explicación de que “dividía la ciudad en dos partes: el recinto interior y los arrabales” y podrá solazarse con una fotografía del lienzo de juguete inventado al oeste hace un par de años, sin ahorrarse su construcción a base de bovedillas de hormigón y armadura de hierro. No se le hubiese ocurrido al peor enemigo de Arévalo semejante promoción de la villa y su muralla, http://www.turismoavila.com/es/muralla-de-arevalo.html#inicio.

Pero todo puede empeorar. Si se quisiera conocer la iglesia que parece será sede de Las Edades del Hombre, pretendido motor y producto estrella de la oferta turística de Arévalo y de nuestra provincia el próximo año, encontrará lo que sigue, que, aunque parezca una broma de mal gusto, está copiado fielmente de http://www.turismoavila.com/es/iglesia-del-salvador.html#inicio, por ser pieza inigualable en su calidad y rigor y fiel reflejo profesional de quien esto encarga y supervisa:
El origen de este templo fue en la época del emperador romano Constantino quien lo mando a instituir en el siglo XII-XVIII es de estilo barroco de arquitectura románico mudéjar. Se asegura que durante el dominio musulmán el Salvador mantuvo el culto cristiano mozárabe aunque algunos autores remontan una condición de sinagoga judía. De este templo se destaca su elevada torre mudéjar con dos arcos de medio punto. La portada principal es neoclásica de ladrillo con arco carpenel, pilastras y frontón curvo de estética manierista de finales del siglo XVI. En su interior consta de tres naves con bóvedas barrocas sostenidas por columnas de granito, junto al Evangelio hay una interesante capilla romana, un ábside con bóveda de cañón, arcos fajones con columnas y el arco toral sobre repisas. La torre y la capilla son las partes más antiguas que se conservan…
(Artículo completo en avilaabierta)

6 comentarios :

chispa dijo...

Y...el Excmo Ayuntamiento de Arévalo, que opina de esto ?

Anónimo dijo...

Siento una gran curiosidad por volver a Arévalo para visitar la capilla romana de la iglesia del Salvador. También me admira la antigüedad de dicha iglesia nada menos que de tiempos del emperador Constantino, lo cual concuerda con que haya una capilla romana. Otra maravilla es saber que las viejas torres de San Martin ya no se encuentran en un rincón de la Plaza de la Villa, sino en la plaza de San Pedro, donde estuvo la vieja parroquia...

Anónimo dijo...

Menos mal que contaban con 30 expertos y 60.000 €. Esto es España, Castilla y León, Ávila y Arévalo.

Anónimo dijo...

...esos expertos...¿no lo serán en llevarse dinero público por escribir torpezas? si lo son parece que han tenido tino en la elección de los mismos, porque el resultado no puede ser más vergonzante.

Juan Segundo dijo...

Así nos va.
El señor presidente de la Diputación Provincial de Ávila, Agustín González, conocido como don Agustín o Topamí por la afición que tiene en coleccionar sueldos públicos y retribuciones oficiales, nos tiene acostumbrados a estas epopeyas chapuceras. Este experto en arrebañar dineros ajenos para convertirlos en propios, ya dijo que “pequeñas urbanizaciones” como la de Villanueva de Gómez (7500 chalets, tres campos de golf, un hotel de lujo, un picadero…) deberían proliferar en Ávila como solución al despoblamiento y al abandono del medio rural. Buen ejemplo puso, una macro urbanización ilegal que pretendía cargarse el último bosque de entidad en una comarca deforestada como La Moraña, con el único requisito cumplido de una licencia municipal de obras para realizar los viales por la cual se talaron más de 30.000 árboles. Ante las denuncias, se apresuró a decir que todo era legal. La Justicia finalmente dijo lo contrario y ordenó el desmantelamiento de las obras. Así se hacen las cosas en Ávila y así las respalda la clase política. El mismísimo Valle Inclán se quedaría atónito ante tanto esperpento.
El nombre le viene de perlas, porque el tal Agustín debe quedarse muy agustín con este tipo de declaraciones. Ahora nos sorprende con 30 expertos y 60.000 euros para meter la pata una y otra vez y castigar la imagen de Arévalo de forma grosera, soez. Resulta chocante que nos muestren ruinas que ya no son, que cambien de lugar iglesias, que las hagan romanas por arte de magia, o que para mostrarnos las murallas de Arévalo nos enseñen una muralla inventada, nueva y en ruinas. Los treinta expertos y los 60.000 euros son pecata minuta para Topamí, especialista en desempeñar muchos cargos y cobrar por todos ellos, lo de hacerlo bien o mal, supongo que dependerá de los expertos que hacen el trabajo por él y que, por supuesto, también cobran por ello.
Esto es Ávila, amigos, que es lo mismo que decir Castilla, que es lo mismo que decir España. Paraíso del capitalismo salvaje o del “neoliberalismo económico” eufemismo por el que se le da a conocer en la actualidad. Donde personas como don Agustín juegan con el dinero de los demás para privatizar los beneficios si los hubiera y socializar las pérdidas, como está ocurriendo en la actualidad. Que se lo digan a clientes de Bankia que van a perder sus ahorros, mientras directivos como Topamí son “indemnizados” con cifras que van desde los 220.000 euros hasta el millón y pico de euros por su mala gestión. Sí amigos lectores, aquí se premia a quien hace mal las cosas y estas meteduras de pata de la pagina web de turismo de Ávila es un pequeño ejemplo de ello.
Y termino como empecé, Así nos va.

Anónimo dijo...

¿Sería posible hacer públicos los nombres y apellidos de estos 30 expertos, sabios donde los haya?