EL CAJÓN DE CHEMA

Alien

De verbis.-
Sin querer restar importancia a la influencia del inglés en la mayor parte de las lenguas modernas, se impone recordar que algunos de los términos acuñados en este idioma son de origen latino. Sucede con la palabra “alien”, de amplia repercusión por la película del mismo nombre. “Alien” deriva del latín alienum, “ajeno”, al igual que el término “alienígena”:”generado en un lugar distinto o ajeno”( lo que siempre hemos denominado “extraterrestre”). De la misma raíz tenemos “enajenación”, en la cual todos podemos caer, o la palabra “alienar” que, en realidad, implica domeñar a una persona hasta el punto de convertirla en otra. Lamentable ejemplo de ello es la violencia de género ante la cual nadie debe permanecer indiferente porque, en palabras de Terencio: “homo sum, humani nihil alienum puto”; y en voz de Gerardo Diego:”Versos humanos, ¿por qué no? Soy hombre/ y nada humano debe serme ajeno./ Pena, amor, amistad. Si hay quien se escandalice, es que no es hombre”. ¡Por vosotras!

Comentarios