21 ago. 2009

AL QUE CORRESPONDA

"Al César, lo que es del César". Espero no tener que rectificar lo que voy a decir, y no las tengo todas conmigo, pero tengo la impresión, y a la vez la esperanza, de que algo podía estar cambiando en Arévalo.
No sé si será por la coyuntura económica por la que atravesamos; es decir subvenciones varias que se están recibiendo, con lo cual el asunto, me temo, que sería temporal; o bien, que a "alguien", se le están abriendo los ojos, y está, no sólo mirando, sino viendo más allá de sus narices; de lo cual, me alegro.
Sinceramente, creí, que Arévalo, era una causa perdida en todos los sentidos; pero este verano, estoy vislumbrando una pequeña luz al final del túnel. Puede ser que sólo sea una impresión, pero me parece ver a más gente por la calle a horas, digamos normales; léase antes de las 12 de la noche; y también, más pronto por la mañana; quizás sea la crisis. Veo cosas, detalles que me hacen albergar una ligera esperanza de recuperación.
Me voy a referir al DEPORTE. Hace años muchos años, quizás demasiados, que no veía nada parecido. Para el que no lo haya apreciado, le recomiendo un paseo, prácticamente a cualquier hora del día por el recinto deportivo para que vea que lo que antes era un solar, ahora, además de apreciar una leve mejoría en cuanto a limpieza y atención, está recorrido por pequeñas, no tan pequeñas, medianas y no tan medianas criaturas que se afanan en practicar algún deporte; eso sí, cada uno a su ritmo.
Es alentador, al menos para mí, ver deambular de una instalación a otra a un montón de chavales con sus monitores, pertrechados con raquetas, palas, balones y pelotas, para realizar la actividad que corresponda. Pero aún hay más, es que ya, no sólo son niños, sino Jóvenes y sobre todo “Jóvenas”, Maduritos y sobre todo Maduritas, los que se están empezando a animar. No es un Centro de Alto Rendimiento, pero creedme, para mí, es casi alucinante, pues hacía años, quizás tantos, que ya había perdido la esperanza de volver a verlo.
Gracias a Dios, y finalmente, creo que se está empezando a rentabilizar todo aquello de lo que disponemos; y no me refiero a una rentabilidad económica; sino Social. Es un pequeño pasito en la educación de los niños, tanto cívica como deportiva, que tanta falta hace. A esto me refiero cuando digo que quizás alguien esté empezando a abrir los ojos. ¿Quién sabe?... la gente no es tonta y sabrá valorar estas iniciativas y lo reconocerá en su justa medida.
Y ya puestos a reconocer las cosas, también parece que se aprecian ciertos cambios en otros ámbitos, que comentaremos en otra ocasión, si es que llegan a cuajar y materializarse. De momento esto ya nos lo llevamos "p’alante"; ya no nos lo quita nadie.
Supongo, que detrás de esto, habrá alguien responsable.... Autoridades o políticos, monitores, colaboradores y animadores. A ellos es a los que en esta ocasión, "LES CORRESPONDE", y claro, por supuesto a todos los que participan. Creo que este es buen camino. ¡ÁNIMO!
Agustín García Vegas

1 comentario :

Anónimo dijo...

Parece que se empieza a recoger el fruto, pero creo que la tierra la labro y la sembro el anterior concejal de deportes, creador de las escuelas deportivas, y dejo sobre la mesa las reformas del fronton y de las pistas de padel, reformo el polideportivo por no hablar de las piscinas, aposto por una mejora de las instalacones e intento dar un mejor servicio...