28 feb. 2010

El conveniente estilo

Leo una crítica, que se tendría el derecho de suponer que habría de ser estrictamente literaria, porque de literatura, de narración se trata, pero resulta que ahora también está ahí la política, y al autor se le sacan a relucir los colores —porque se supone igualmente que debería ruborizarse— porque en el pasado escribió esto o aquello, que ahora no resulta de recibo. «Scripta manent» ciertamente, y atestiguan: pero si es para perdición de su autor, ¿en qué mundo vivimos?
El maestro Luis de León, que sabía que a su clase iban malsines y correveidiles para espiar lo que decía e ir con el cuento a los señores inquisidores, comenzó de repente a hablar en voz baja y de modo atropellado. Los alumnos protestaban, y el Maestro contestó: «Estoy ronco, y mejor es decillo así paso por que no nos oigan los señores inquisidores».
No le valió, no obstante, de gran cosa esa prudencia y, como todo el mundo sabe, fue a parar a la cárcel. Lo apropiado en tiempos tan oscuros y con el tejado de vidrio en la casa o escuchones por doquier, y lectores que toman nota, es ser plural y pluralista, decir hoy una cosa y otra mañana, y escribir al mismo estilo. Digamos que tomar una vía media fácilmente coloreable y fácilmente descoloreable también. Pongamos por caso como el muy romántico señor don Patricio de la Escosura.
Este buen señor fue gobernador de Madrid durante una eternidad. Cuando había elecciones, cuando ya se conocían los resultados, publicaba una emotiva nota: «Parecía que íbamos a ganar los progresistas, pero hemos ganado los conservadores», o a la inversa.
Tal es el «estilo calcetín», cuyos magníficos resultados están atestiguados por los siglos.

Lunes, 26 de octubre de 1998
Por José Jiménez Lozano

El lenguaje abre las puertas a la razón y a la vida

Vivimos sobre la tierra aunque el cemento y el asfalto la estén recubriendo. Vivimos el aire que respiran nuestros pulmones, aunque el desenfreno o la inconsciencia lo estén corrompiendo. Vivimos del agua, ese líquido imprescindible -lo "mejor es el agua" dijo el poeta griego-. Apenas pensamos que por encima de todos los adelantos tecnológicos, son esos elementos, esos principios fundamentales de la existencia, lo único que no nos puede faltar. No somos capaces de imaginar el día en que se dijera: "Mañana no hay aire; desde mañana nunca más habrá agua, ni campo, ni surcos donde sembrar".
La naturaleza en la que estamos y que nos constituye es la única verdadera realidad. Epicuro había mostrado el carácter esencial de esa naturaleza que es también nuestro cuerpo: una maravillosa organización de la materia que nos conforma, nos realiza y que, como la "caída de las hojas en otoño", nos somete al paso del tiempo y, en él, nos deshace. La naturaleza humana se origina por el impulso de una fuerza vital que consiste, según el filósofo, en "sentir y pensar". La vida es, pues, una energía, un movimiento, que dinamiza todo el "ser" que podemos alcanzar. Porque en la existencia no tiene lugar sólo el proceso que la naturaleza nos señala, sino que, dentro de ese proceso, hay un destino, una forma de evolucionar, una forma de alzar un ser personal, una individualidad consciente, que fluye en cada historia, desde la luz que haya sabido proyectar sobre las palabras y los conceptos del lenguaje en que ha nacido.
....
Un elemento imprescindible en el territorio de la libertad es el lenguaje. Pero esa inconsciencia que nos habita en nuestro "estar" en la naturaleza, la padecemos muchas veces ante nuestro ser en el lenguaje. Se ha hecho tan propio de cada individuo el universo conceptual de palabras entre las que vive, que apenas es consciente de que ese espacio hay que habitarlo, construirlo, cuidarlo, pensarlo. La habitación en esa "casa del ser" es una continuada tarea de aprendizaje y claridad.

(más en Babelia)
Emilio Lledó

27 feb. 2010

CyL: LID, ZEPA, y otros acrónimos

La absurda nomenclatura que utilizan los poderes públicos es, en realidad, un escudo contra la razón de los ciudadanos. Es una fórmula razonada y no razonable, para que no nos enteremos de aquello que, ¡gracias, señores políticos!, no debe preocuparnos. Así se inventan una relación inacabable de acrónimos que el ciudadano va interiorizando y, la mayor de las veces, admitiendo sin ningún tipo de posibilidad de discutir. Se trata, en suma, de alejar el conocimiento de la política del actor principal -el ciudadano- en beneficio del actor secundario -el político profesional-. Se trata de sustituir la voluntad popular por una suerte de cesión de ésta en beneficio (espúrio, off course) de quienes pueden retorcer la voluntad cedida a su interés personal e indelegable.

25 feb. 2010

Conferencia del profesor Jesús Hedo

50 ANIVERSARIO
DEL IES EULOGIO FLORENTINO SANZ

CONFERENCIA A CARGO DE JESÚS HEDO


El viernes, día 26 de febrero y a las 19,00 horas (7,00 horas de la tarde), el profesor Jesús Hedo Serrano dará una conferencia en el salón de actos del Instituto Eulogio Florentino Sanz sobre "Los Hermanos Machado".

24 feb. 2010

¡¡MARCIAL, CAMBIA EL PASO!!

¡¡MARCIAL, CAMBIA EL PASO!!

Desde pequeño he oído contar a mi padre la anécdota de Marcial. Cuando realizaba el servicio militar allá por los años cuarenta, tenía de compañero en el escuadrón a un tal Marcial. Hombre igual de bueno que bruto. Durante la realización de los ejercicios de instrucción, el sargento de su escuadrón, hombre paciente sin lugar a dudas, invitaba con cierta reiteración a Marcial a cambiar el paso. ¡¡Marcial!! ¡¡Cambia el paso!! Repetía con cierta insistencia, casi tanta como la facilidad con la que el mencionado se descompasaba con relación del resto del escuadrón. Cuando el sargento a la tercera o cuarta vez que le gritaba, cada vez más fuerte; Marcial, invariablemente, le contestaba: ¡Que lo cambie otro, mi sargento!
Viene a propósito la anécdota, de los comentarios que desde ahora hace casi dos años, esta asociación a la que pertenezco y en la que desempeño el cargo de tesorero, recibe a través de cualquiera de sus miembros y que estos me transmiten a su vez. Unos opinan que vamos despacio, otros que demasiado deprisa, los de allá que tocamos temas que no interesan, los de acá que dejamos de entrar en temas de vital trascendencia. Que demos más caña dicen algunos, que seamos generosos en nuestras críticas recomiendan otros. Lo último que me ha llegado es que debemos caminar todos juntos. Aunar esfuerzos lo llaman.
Como quiera que la vida de la asociación es muy corta, apenas dos años de vida, carece de experiencia como asociación. Pero resulta que tengo ya una cierta edad, además de mi tendencia casi desde la infancia, a acercarme a personas de bastante más edad que yo. Esto me ha proporcionado un contacto directo con gentes que han vivido mucho. Saqué la conclusión hace tiempo de aprovechar la experimentación de mis congéneres en beneficio propio. Así lo vivido por otros podía servirme a mí para evitarme ciertas situaciones desagradables, dolorosas, molestas o negativas. Por ello no necesité quemarme con el fuego para saber que no era bueno para mí, otros se habían quemado anteriormente para descubrirlo.
Como no todos los aprendizajes son así de sencillos, he seguido compartiendo experiencias, incluso aportando las que modestamente y dada mi edad, he podido. Al discurrir el día a día en este año de la asociación, me veo en la necesidad de recordar a más de uno, que debemos sentirnos satisfechos con lo realizado, lo que nos debe servir de acicate pero que sigue siendo mucho lo que queda por hacer. Pero también hay momentos en los que debo decirme a mí mismo, que los que nos piden frenar para caminar juntos, llevan un montón de años sin hacer nada de lo que necesitamos. Que los que nos piden acelerar nuestro paso para caminar juntos, llevan años pasando sin mirar, escuchar ni atender como consecuencia de su velocidad sectaria. Que los que nos dicen que no tratemos temas que no interesan llevan años que demuestran no tener interés por nada que no sea su propio interés. Que los que nos dicen que tratemos temas de sumo interés llevan años ocupándose de los temas que solamente a ellos les interesan. Que los que nos piden que demos más caña llevan años sin dar tan siquiera los buenos días. Que los que nos piden que seamos más generosos en nuestras críticas llevan años viviendo de la generosidad de todos los demás.
Así pues, y al abrigo de la experiencia de los mayores con los que he aprendido a vivir, les insisto en la conveniencia de ser como el junco que se dobla pero siempre sigue en pie, al tiempo que recomiendo escuchen la canción vieja del Dúo Dinámico “Resistiré”. Como además tengo el placer de compartir mi amistad con gentes muy mayores que han leído, les animo a mis compañeros de asociación con la frase del anónimo latino que escribe eso de: ladran y sabéis enseguida que estáis cabalgando.

Fabio López

El albergue de Gotarrendura

El Albergue de Gotarrendura opta a un premio de gestión sostenible de Naciones Unidas.


Ha sido seleccionado por el Ministerio de Vivienda para el Concurso de Buenas Prácticas.


J.L. Robledo (más en Diario de Ávila)

Efemérides

23 feb. 2010

Epistolario

Carta de Sancho a su Señor Don Quijote.

Mi Señor D. Quijote, como continuación a mi misiva anterior, me gustaría comentar a V.M. lo visto, no hace muchas jornadas y acompañado de mi fiel Rucio, por tierras aragonesas de las cuales, quedé maravillado pues, comarcas muy parecidas a las nuestras morañegas, en algunos casos de menor entidad o con menos patrimonio monumental e histórico, tienen desarrollado su atractivo turístico para atraer hasta su población a los visitantes foráneos que quedan maravillados por su conservación, cuidado y limpieza de sus monumentos y calles.
Permítame V. M. hacer referencia a una de las localidades visitadas y que mucho tiene que ver con nuestra Tierra de Arévalo ya que, en ella, nació Fernando II de Aragón, esposo de nuestra morañega reina Isabel I de Castilla.
Se trata de la localidad de Sos del Rey Católico. Es un municipio de la provincia de Zaragoza perteneciente a la Comarca de las Cinco Villas. La extensión de su término municipal es de 217 kilómetros cuadrados, y su población de 751 habitantes, sí, V. M. ha leído bien, ¡751 habitantes!, menos del 10% de la nuestra Noble, Ilustre, Leal y Humanitaria Ciudad de Arévalo.
Esta localidad aragonesa tiene organizadas unas visitas turísticas muy interesantes, con amables guías que te adentran por sus calles y plazas, transportándote en el tiempo a los momentos más relevantes de su historia.
No quiero cansar más a mi Señor, el de la Triste Figura pero de mente abierta e ilustrada, con mis relatos de lo visto y disfrutado por estas tierras y, como muy bien dicen los técnicos en mercadotecnia: UNA IMAGEN VALE MÁS QUE MIL PALABRAS, a continuación le invito a que vea alguna de las imágenes que capté, con sana envidia, durante mi estancia en la mencionada Villa.


Vuestro fiel escudero, Sancho.

Chuchi Prieto

22 feb. 2010

EL CAJÓN DE CHEMA

En esta ocasión una palabra y un cuento.
LA PALABRA
Europa.

De verbis.-
Dentro del insondable mundo de las etimologías también merecen un pequeño reducto los topónimos o nombres de lugar, a menudo grandes olvidados por lo extraños que resultan. Es cierto, cualquiera puede interpretar el significado de Ciudad Real pero ya resulta menos diáfano el nombre de algunos continentes. Pensemos en Europa, del griego európe, “la amplia mirada o rostro”, posible alusión a la amplitud de este continente para los habitantes de la limitada franja costera de Asia Menor (actual Turquía).
A pesar de estar atestiguado el término en esta lengua, hay quien considera que subyace el elemento semítico ereb, “puesta de Sol”, refiriéndose en esta ocasión a su situación en el Occidente ( respecto a Asia). Esta explicación tiene un claro paralelismo en el nombre que los griegos dieron a Italia y a España: Hesperia, “ la del atardecer”; para ellos el Sol se ponía en nuestras tierras. Y llamaron a Turquía, que para ellos estaba a Oriente, Anatolia, esto es, “la del amanecer”. Simple pero hermoso.

EL CUENTO
HAY QUE SEGUIR CANTANDO

Como cualquier buena mamá, cuando Karen supo que estaba esperando un bebé, hizo lo que pudo para ayudar a su hijo Michael de tres años a prepararse para una nueva etapa en su vida.
Supieron que el nuevo bebé iba a ser una niña, y día y noche, Michael le cantaba a su hermanita en el vientre de su madre. Él estaba encariñándose con su hermanita aun antes de conocerla.
El embarazo de Karen progresó normalmente. A tiempo empezó su labor de parto, pronto los dolores eran cada cinco, cada tres y finalmente cada minuto. Pero una complicación se presento de repente y Karen tuvo horas de labor de parto.
Finalmente, después de muchas horas de lucha, la hermanita de Michael nació, pero en muy malas condiciones. La llevaron inmediatamente en una ambulancia a la Unidad de Cuidados Intensivos, sección neonatal del Hospital St. Mary, en Knoxville, Tennesse.
Los días pasaron y la niña empeoraba. Los pediatras tuvieron que decirle finalmente a los padres las terribles palabras "Hay muy pocas esperanzas, prepárense para lo peor". Karen y su esposo contactaron con el cementerio local, para apartar un lugar para su hijita. Ellos habían creado un cuarto nuevo para su hija y ahora se encontraban haciendo arreglos para un funeral.
Sin embargo, Michael, les rogaba a sus padres que le dejaran ver a su hermanita "Quiero cantarle", decía una y otra vez.
Estuvieron dos semanas en Terapia Intensiva y parecía que el funeral vendría antes de que acabara la semana.
Michael siguió insistiendo que quería cantarle a su hermanita, pero le explicaban que no se permitía la entrada de niños a Terapia Intensiva.
De pronto Karen se decidió, llevaría a Michael a ver a su hermanita, ¡la dejaran o no! Si no veía a su hermanita en ese momento, tal vez no la vería viva nunca. Ella le puso un overol inmenso y lo llevo a Terapia Intensiva, Michael parecía una enorme canasta de ropa sucia.
Pero la jefa de enfermeras se dio cuenta de que era un niño y se enfureció... ¡Saquen a ese niño de aquí ahora mismo! “¡No se admiten niños aquí!"
El carácter fuerte de Karen afloró y, olvidándose de sus lindos modales de dama, que siempre la habían caracterizado, miró con ojos de acero a la enfermera; sus labios eran una sola línea y con firmeza dijo: "Él no se va hasta que le cante a su hermanita" y levantó a Michael y lo llevó a la cama de su hermanita.
Él miro a la pequeñita, perdiendo la batalla por conservar la vida. Después de un momento empezó a cantar con la voz que le salía del corazón de un niño de tres años.
Michael le cantó: "Eres mi luz del sol, mi única luz, tú me haces feliz cuando el cielo es gris... " (conocida canción en inglés "You are my sunshine").
Instantáneamente, la bebé pareció responder al estímulo de la voz de Michael, su pulso se empezó a volver normal. "Sigue cantando, Michael" le pedía desesperadamente su mamá con lágrimas en los ojos. Y el niño seguía: "Tú no sabrás nunca, querida, cuánto te amo, por favor no te lleves mi luz del sol..." Al tiempo que Michael cantaba a su hermana, la bebé se movía y su respiración se volvía tan suave como la de un gatito cuando lo acarician.
"Sigue cantando cariño" le decía su mamá y él continuaba haciéndolo como cuando todavía su hermanita estaba en el vientre de su madre.
"La otra noche, querida, cuando dormía, soñé que te abrazaba en mis brazos..." seguía cantando el niño; la hermanita de Michael empezó a relajarse y a dormir con un sueño reparador que parecía que la mejoraba por segundos. "Sigue cantando Michael"... ahora era la voz de la enfermera gruñona que con lágrimas en los ojos no dejaba de pedirle al niño que continuara.
"Tú eres mi luz del sol, mi única luz del sol, por favor no te lleves mi sol..."
Al día siguiente... al mismísimo día siguiente... la niña estaba en perfectas condiciones para irse a casa.

Anónimo

21 feb. 2010

La senda peregrina que une dos mares

AGENCIAS - El Camino de Levante, con origen en Valencia, entra en Castilla y León por el sureste de Ávila y recorre más de 380 kilómetros por la Comunidad antes de alcanzar la frontera con Galicia
La ciudad de Valencia, como puerto abierto al Mediterráneo, desempeñó desde la Edad Media un papel esencial en la entrada de peregrinos de allende los mares hacia el interior de la Península; tanto los caminantes a Santiago de Compostela, como los romeros y palmeros, que utilizaban la Vía Augusta (construida por los romanos entre los Pirineos y Cádiz) para dirigirse a Roma y Jerusalén.

(...más en Ical Jacobeo)

20 feb. 2010

Epistolario

Carta de Don Quijote, en su retiro, a Sancho su escudero

Querido amigo Sancho:
Aquí estoy, sentado ante esta mesa, a la luz de una candela, contestando a tu reciente carta.
Te quejas con amargura de las críticas que estáis recibiendo por parte de aquellos que visitan Arévalo y que hablan del descuido, la suciedad, la ruina que persiste y se acrecienta, al tiempo que censuran que estén los monumentos maltrechos o cerrados a cal y canto. ¿Y aún te extrañas?.
Amigo Sancho, en estos tiempos que corren, en los que el trabajo y la riqueza están mermados, los pueblos, sus gentes, agudizan el ingenio y buscan formas y recursos para atraer visitantes. En las comarcas de interior el turismo prospera a fuerza de inventiva, de mostrar lo que se tiene, arreglándolo, limpiándolo, dignificándolo para así poder enseñarlo en todo su esplendor.
¿Es esto lo que hacéis allí? ¿Tenéis vuestro patrimonio en condiciones de ser visitado? ¿Tenéis vuestras iglesias, palacios y castillo abiertos? ¿Tenéis vuestras calles y plazas limpias y vistosas? ¿Ofrecéis novedades? ¿Innováis?.
Recibo, por otros medios, noticias de otras tierras cercanas a las vuestras. Tan cercanas son, que en otro tiempo formaron parte de vuestra misma comarca. En la misma raya de la Tierra de Arévalo con las de Medina del Campo, los pueblos y lugares de Muriel de Zapardiel, Lomoviejo, y otros, muestran su patrimonio con una dignidad, con una limpieza encomiables. Se anuncian, invitan, atraen al turista para que les visiten. En definitiva, miman su actividad turística promocionándose al tiempo que mantienen su patrimonio digno y pulcro, llamativo, visitable.
Quizá debieras invitar a vuestros representantes a visitar estos lugares, a contrastar lo que allí se hace, y cómo se hace, con lo que se hace en Arévalo. Invitarles a coordinar e innovar, a trabajar y, sobre todo y en definitiva, a aprender. Deberías apremiarles para ver si empiezan de una vez a ir por delante y no a remolque del resto, a ser vanguardia y no los últimos en estas lides.
Es posible que si tú se lo dices, querido amigo Sancho, es posible que si a ti te hicieran caso, al fin os dierais cuenta, y de una vez por todas, de que Arévalo tiene unas enormes posibilidades de estar en primera línea del turismo interior y que no os deberían seguir comiendo el terreno otras poblaciones que, contando con mucho menos que vosotros, trabajan con criterios que les permiten estar muy por delante en estas materias.
En fin, aquí termino, y sin nada más por hoy a Dios, y que Él te guarde de la ociosidad que como debes saber es madre de la indigencia y maestra de muchos otros vicios.
En Santa María del Berrocal, la tierra de mis antepasados, a catorce días de febrero del año 2010. Don Quijote, caballero de la triste figura.
Juan C. López

19 feb. 2010

Rutas mágicas por los pueblos del Adaja

Las "Rutas mágicas por los pueblos del Adaja", obra de Jesús María Sanchidrián Gallego, surgen en la búsqueda de una identidad común a todos ellos siguiendo una parte del curso del río y su cuenca, donde se mezclan antiguas formas de vida con elementos propios de la cultura popular y el medio ambiente rural. Aunque situados en la inmediaciones de la ciudad de Ávila, los pueblos de la zona suelen pasar desapercibidos para los viajeros que se acercan a estas tierras, por lo que las rutas ideadas permiten adentrarse en la singularidad de las tradiciones y costumbres de sus habitantes, y en el paisaje que caracteriza su medio natural, de cuya simbiosis nace una visión mágica que trasciende a la simple realidad de las cosas.

18 feb. 2010

EL CAJÓN DE CHEMA

Chema nos manda en esta ocasión un texto para leer despacito y con detenimiento. Si aprendemos, podremos escribir mejor o por lo menos que nos entienda mejor cualquier persona lo que escribimos. Gracias Chema, esperamos que no sea un mensaje subliminal a los que escribimos en “La Llanura”.



GUÍA ‘EXPRESS’ PARA ESCRIBIR MEJOR

Hace muchos años, un profesor envió a este diario un texto sobre los cambios en la Ley del Impuesto de la Renta. Tras emplear ciertos trucos Express, le dimos al texto un aire más ameno y se publicó. Una semana después, el profesor nos dio las gracias: le habían llamado para ocupar una dirección general, para un puesto en un despacho, así como para dar charlas por toda España. ¡Qué poder tiene la prensa!, confesó. “Son los trucos para escribir bien”, le respondimos.
¿Cuáles son esos trucos? Ahí van algunos. Primero, quita las palabras que tengan cuatro sílabas o más. Así dirás más cosas en menos tiempo. La prueba es que, hasta esta línea, no he usado ninguna palabra de cuatro sílabas. ¿Cómo se hace eso? Es una cuestión óptica, no métrica. Cuando veo pequeñas salchichas de letras, me detengo por instinto y busco otras más cortas.
Segundo, evita los adverbios que acaban en mente. Por ejemplo, antes, podía haber escrito “me detengo instintivamente”, pero preferí decir “por instinto”. Son dos palabras en lugar de una, pero se leen mejor porque tienen menos letras: 11 contra 15. García Márquez sufre horror adverbialis; nunca usa adverbios que terminan en mente. Dice que alargan mucho las palabras: consecutivamente, paralelamente, consecuentemente, lógicamente, temporalmente… ¡Vaya salchichas! Lástima que sea el léxico usual de los informes de empresa; pero en la mayor parte de los casos no perdemos nada con quitarlos.
Tercero, suprime la mayor parte de los conectores. Los hay de muchas clases y algunos son necesarios, pero otros no. Por ejemplo (y acabo de poner un conector): por tanto, por consiguiente, de ahí que, en consecuencia, así pues, por lo tanto, por eso, por lo que sigue, por esta razón, entonces, entonces resulta que, de manera que, lógicamente, del mismo modo…
Cuarto, cuando acabes tu gran texto, coge un boli rojo y suprime los dos primeros párrafos. Ahora vuelve a leerlo y verás que el planeta no se ha perdido nada relevante porque, en realidad, estabas calentando los motores y pusiste un montón de ideas repetidas o sin fuerza.
Quinto, no uses dos adjetivos. Los epítetos no son la Guardia Civil. No tienen que ir de dos en dos. “Los resultados fueron abrumadores y exorbitantes”. Basta con “abrumadores”.
Sexto, no escribas oraciones largas. Resume. “La tarea y los desafíos que están empedrando y dificultando de forma crucial nuestro devenir como potencia mediana están más allá de cualquier decisión resolutiva, incluso, de las decisiones de las llamadas superpotencias, lo cual nos empuja de forma inexorable a la búsqueda de zonas de coexistencia para sumar los esfuerzos, los acuerdos, y poner en marcha medidas de gran calado”. En realidad eso quiere decir: “Ni las grandes potencias pueden resolver las dificultades del día a día, y por eso tienen que cooperar”.
Séptimo, sustituye los sustantivos por verbos. No digas “el Gobierno está a la espera de una solución”, sino “el Gobierno espera solucionar”. Los verbos son más poderosos que los sustantivos.
Octavo, no te pases de erudito porque no llegarás al pueblo. Es uno de los errores más comunes en España porque aquí lo importante es crear apariencias. Los catedráticos escriben para catedráticos, y los científicos para los científicos. Recuerden a Stephen Hawking, que no puso una sola fórmula matemática en su libro Breve historia del tiempo. (Bueno, sólo una, la única que conocemos todos: E=m.C2).
Noveno, para mí el más importante: cuenta una historia. Humaniza tu artículo, tu carta al accionista, tu informe, tu charla. Hazlo contando un cuento a los lectores. Los grandes directivos de EE UU son grandes comunicadores porque cuentan unos cuentos extraordinarios: Jobs (¿han visto su discurso de apertura del año académico de Stanford?), Buffet (¿han leído sus cartas al accionista?).
Hace poco me puse en contacto con Deirdre McCloskey, una economista norteamericana. Descubrí que publicó un simpático libro titulado Writing Economics (Escribir de economía), donde dice: “Los economistas, como los grandes pensadores, emplean los cuentos para expresar sus ideas”.
También le pregunté a McCloskey si le parecía que en los países europeos no anglosajones como España o Italia, existía un culto al lenguaje complicado pues así el profesor mantenía su estatus. “He dado clases en Inglaterra, Australia, Holanda, y en menor medida en Italia, Francia y en España, y pienso que tiene razón al decir que en el continente hay una tendencia a pensar que el habla sencilla no es suficientemente digna como para que una sea respetada como profesora”.
Cada vez que doy clases de comunicación, pregunto a la gente cuánto tiempo y dinero se ahorrarían las empresas si usaran un lenguaje claro, conciso y al grano. No sólo hablamos de cantidades de papel, sino de ordenadores donde se almacenan documentos digitales. Todo eso cuesta dinero. Y encima, contamina más. McCloskey cita a un economista francés del siglo XIX llamado Frédéric Bastiat que decía: “No ser claro tiene un enorme coste social”.
Con una profundidad que le deja a uno perplejo, McCloskey afirma que incluso esos economistas que escriben de forma oscura e impenetrable, están escribiendo un cuento. ¿Cómo es eso? Claro, dijo la profesora, porque el mensaje implícito es: “Eres ignorante. Entonces, lees mi documento. Ahora eres listo, como yo”. Eso es lo que quieren decir, pero, claro, no tiene nada que ver con la información del documento.
Pregunté a McCloskey cuál es el mejor consejo que podría dar a un economista que quisiera escribir bien. Y McCloskey respondió: “Que mire cuidadosamente si lo que está diciendo puede ser comprendido por su amante, que no sabe de economía”. Y añadía una frase de Hemingway, muy familiar en el mundo de la ficción. “Un escritor necesita sobre todo un detector interno antiporquería”.
Carlos Salas

17 feb. 2010

Jean-Baptiste Poquelin "Moliere"

La oca marca el camino

Daniel G. Rojo - El ‘Juego de la Oca’ podría ser un mapa en clave de la ruta jacobea o, según el arquitecto e investigador lucense Carlos Sánchez-Montaña, de una mucho más antigua, el ‘Sendero de Jano’ romano, presente también en las culturas sumeria, egipcia y celta

Desde que se popularizara en Francia e Italia en los siglos XVII y XVIII, el ‘Juego de la Oca’ se ha identificado con la propia vida del ser humano, llena de pruebas y dificultades, recompensas y atajos, como los que pueblan las 63 casillas del tablero. Los investigadores y especialistas en la tradición también han ido más allá, al asociar el juego de mesa con los templarios, los saberes arcanos, el tarot y las fuentes esotéricas o el propio Camino de Santiago, en el que se dan cita, en su vertiente más mágica, los anteriores elementos.
(...más en Ical Jacobeo )

La Llanura número 9

Ya tenéis a disposición el número 9 de La Llanura, correspondiente al mes de febrero. Podeis recogerlo en los lugares habituales de Arévalo.

Tambien en Internet en los siguientes enlaces:


Nota de prensa

NOTA DE PRENSA (16 de febrero de 2010)

“SATISFACCIÓN POR EL RECHAZO A LA CANTERA EN EL PINAR DE ORÁN”

UNA DECLARACIÓN AMBIENTAL DESFAVORABLE QUE BENEFICIA AL PATRIMONIO NATURAL DE ARÉVALO

Las organizaciones: Centaurea, Geográfica Ambiental, Sotillo Verde, Sierra Oeste desarrollo S.O.S.tenible, Colectivo Cantueso, Asociación en Defensa del Río Alberche, Comisiones Obreras de Ávila y Unión General de Trabajadores de Ávila manifiestan públicamente su satisfacción por la publicación de la Declaración de Impacto Ambiental(DIA) “Desfavorable” en el Boletín Oficial de Castilla y León (BOCyL) del día 11 de febrero de 2010.
Esta DIA viene ahora a dar la razón a todas las organizaciones y particulares que se pronunciaron contrarias al proyecto extractivo de minería sobre unas 33 hectáreas de Pinar maduro próximo a la localidad de Arévalo. Las organizaciones que suscriben este comunicado presentaron alegaciones en las diferentes fases del procedimiento administrativo y en su fundamentación ya se rechazaba desde su origen esta cantera, principalmente porque se pretendía realizar dentro del Pinar Natural de Orán, lugar con grandes valores ecológicos, sociales y paisajísticos que se hubiesen arruinado de forma irreversible e incluso afectando de forma negativa al conjunto histórico de esta urbe.
Estas organizaciones en sus escritos ya establecían los efectos degradantes contra el medio ambiente de esta Cantera, entre los que se destacan su irreversible impacto sobre el ecosistema forestal maduro ubicado dentro de las escasas hectáreas arboladas y continuas de la Moraña abulense, su gravísimo impacto ambiental sobre las aguas subterráneas y las arenas fósiles del cuaternario, además de la puesta en peligro de las especies protegidas de fauna que allí habitan.
La DIA emitida por la administración autonómica coincide en lo principal con lo manifestado por estas organizaciones defensoras del medio ambiente, que ven en esta decisión adoptada la posibilidad de un cambio importante en la política de protección de masas arboladas ante las amenazas de proyectos deforestadores como éste o los polémicos y muy conocidos que se pretendían para Las Navas del Marqués o para Villanueva de Gómez.
Con esta DIA Desfavorable se refuerza la argumentación de que el río Adaja y su corredor natural deben protegerse adecuadamente, bien como espacios de la Red Natura 2000 o como un Espacio Protegido de la Red de la Comunidad Autónoma.
Desde Centaurea, Geográfica Ambiental, Sotillo Verde, Sierra Oeste desarrollo S.O.S.tenible, Colectivo Cantueso, Asociación en Defensa del Río Alberche, Comisiones Obreras de Ávila y la Unión General de Trabajadores de Ávila se reclama que se amplíe el Lugar de Importancia Comunitaria (LIC) “Riberas del río Adaja y afluentes” río arriba hasta la ZEPA “Encinares de los ríos Adaja y Voltoya” en el término de Mingorría. Así mismo que todos los pinares asociados al corredor de los ríos Adaja y Arevalillo, se incluyan en este LIC o bien en su defecto que se cree un LIC especifico para este valioso corredor natural, cuya importancia ecológica e hidrogeológica como área de recarga del acuífero de los Arenales, se reconoce también explícitamente en esta DIA desfavorable.
No admitiendo que se mantenga la contradicción y la falta absoluta de coherencia por parte de la Junta de Castilla y León cuando por un lado reconoce la enorme importancia existente en este paraje y por otro niega su protección efectiva. Los pinares como el de Orán, que se encuentran desde Zorita, pasando por Villanueva de Gómez hasta estos de Arévalo, son parte de un corredor natural de variada biodiversidad que forman una valiosa unidad ecológica continuada que no puede seguir fragmentándose por diferentes proyectos ajenos a su naturaleza, resaltando que también en esta DIA se refleja la existencia al menos de 11 especies de Aves de Interés Especial según el Catálogo Nacional de Especies Amenazadas en este Pinar, lo que debería propiciar la declaración de una ZEPA.
Es importante que la Consejería de Medio Ambiente se incorpore con firmeza a la defensa del medio ambiente aplicando sin ambigüedades su propia normativa, algo que desgraciadamente no estamos muy acostumbrados a ver, remarcando con ello en definitiva que quienes pierden sin paliativos somos toda la sociedad y nuestro medio natural tan delicado.

Asociación Ecologista Centaurea - ASOCIACIÓN GEOGRÁFICA AMBIENTAL
SOTILLO VERDE - Sierra Oeste desarrollo S.O.S.tenible
COLECTIVO CANTUESO - ASOCIACIÓN EN DEFENSA DEL RIO ALBERCHE
CC.OO. de Ávila - UGT de Ávila

16 feb. 2010

LO QUE LA VIDA LES HA ENSEÑADO

Como mi afición a compartir el tiempo con las personas mayores viene de lejos, he llegado a recopilar gran cantidad de consejos, opiniones o si lo preferís lecciones que ellos, los más mayores, yo los llamo viejos, han recogido a lo largo de sus vidas. Sin ánimo de resultar exhaustivo en esta tarea de acumular experiencias y conocimientos, me limitaré a dejar constancia únicamente de las que más han llamado mi atención. Podéis comprender que alguna de ellas no tenga interés para vosotros, puede ocurrir; o que echéis en falta alguna lección sobre algo concreto que no veáis en esta relación, lo siento. Todo ello tiene arreglo, hablad con los viejos y escuchad lo que nos dicen.
Según la mayoría de ellos la vida no es del todo justa, pero a pesar de ello merece la pena vivirla. Aunque a la mayoría les resulta demasiado corta, por lo que prefieren no perder el tiempo odiando a persona alguna. Cierto es, me diréis, que ha habido momentos de odio generalizado, pero eso fue consecuencia de los que no saben vivir la vida y solamente piensan en la muerte, la muerte de todo.
Sobre el trabajo han coincidido la mayoría que no será quien te cuide en caso de estar enfermo, sino que serán tus amigos y la familia quienes cuidarán de nosotros en esos casos. Por ello me han recomendado infinidad de veces que preste más atención a mi familia y amigos que al trabajo.
Los momentos de lágrimas deben ser compartidos con alguien, pues llorar en soledad puede hacer aún más daño. Puede incluso que esté bien que te enfades con Dios, pues el lo soportará.
Me han aconsejado en repetidas ocasiones la conveniencia de hacer las paces con el pasado para que no arruine mi presente, así como huir de la relaciones que tienen que ser secretas.
Insisten con frecuencia que nunca es demasiado tarde para tener una niñez feliz; eso sí, la segunda depende de cada uno de nosotros. Es por eso que me recomiendan que cuando se trata de algo de lo que amo en la vida no acepte un “no” por respuesta y que tenga presente que cualquier “hoy” es especial.
No tomarse uno mismo demasiado en serio, pues nadie más lo hace, ceder en la mayoría de las ocasiones y recordar que lo que nos parece un desastre dentro de un tiempo nos causará risa.
Por último me piden que crea en los milagros, pues nos están esperando en todas partes, sólo tenemos que salir a buscarlos.
Uno de esos viejos a los que siempre me ha gustado escuchar, me dijo en una ocasión que había leído unas palabras de Teresa de Calcuta y que le habían dejado profunda huella en su vida, por si me servían de algo a mí me las copió en un papel, con su letra torpe e irregular, imperfecta, falta de muchas horas de escuela, y me entregó ese papel con el texto que a continuación reproduzco:
“Voy a pasar por la vida una sola vez, por eso, cualquier cosa buena que yo pueda hacer, o alguna amabilidad que pueda tener con un ser humano, debo hacerlo ahora, porque no pasaré de nuevo por aquí”. Espero que os pueda servir como a mí.

Fabio López

14 feb. 2010

Memoria Fotográfica nº VI

Ponemos a vuestra disposición la recopilación número VI de nuestra Memoria Fotográfica de Arévalo, titulada en esta ocasión "Los trabajos y los días".
Pulsando en la imagen podéis acceder a su visualización.
Si queréis el documento en formato PDF, sólo tenéis que indicarlo enviando vuestro E-Mail al correo de la asociación.

12 feb. 2010

Clandestinos

Un amigo íntimo me pidió que acudiera el sábado por la noche a su casa para mostrarme algo. Al llegar, abrió la puerta con aire de misterio y me hizo pasar sigilosamente a su cuarto de trabajo. Mientras yo curioseaba entre sus libros, él iba de acá para allá, ofreciéndome té, café, whisky, como si le diera miedo entrar en materia. Tras dejar transcurrir un tiempo prudencial, le pregunté si tenía algún problema. Respondió que no estaba seguro y a continuación, colocando el dedo índice sobre los labios, me arrastró al pasillo, desde donde nos dirigimos con movimientos furtivos al salón, cuya puerta estaba entreabierta. Al asomarme, vi a su hijo, de 18 años, instalado en el sofá, leyendo tranquilamente Madame Bovary.
De vuelta a su estudio, me miró con expresión interrogativa. "¿No te parece alarmante?", preguntó. "¿Preferirías que leyera Ana Karenina?", pregunté a mi vez. "Por Dios", gritó, "es sábado por la noche y tiene 18 años; debería estar tomando cervezas con los amigos". No le dije nada, pero lo cierto es que la imagen del joven, devorando aquella obra clásica, me había perturbado. Quizá no fuera un psicópata, pero tampoco se podía negar que le ocurría algo. Se empieza con rarezas de este tipo, que al principio hacen gracia, y se acaba leyendo a Samuel Beckett. "La lectura es buena", le tranquilicé, "en eso está de acuerdo hasta el Ministerio de Cultura". "La lectura", respondió mi amigo, "es buena cuando tus amigos leen, como pasaba en nuestra época. Ahora es un síntoma jodido. Si al menos le diera por El Código Da Vinci, que no hace daño a nadie...".
Me pidió que hablara con su hijo. "Después de todo", añadió, "lo conoces desde que era un niño y te escuchará mejor que a mí". A los pocos días, me hice el encontradizo con el chaval y entramos en un bar. Hablamos de literatura y me pidió algún consejo para abordar la lectura de los clásicos latinos, que se le resistían. Le recomendé una edición bilingüe de la Eneida y me ofrecí para que la comentáramos juntos. Pagó él y, al despedirnos, me guiñó un ojo, diciéndome: "De todo esto, ni una palabra a mi padre, que está muy preocupado conmigo". Así que llevamos dos semanas leyendo clandestinamente a Virgilio. ¿Adónde vamos a llegar?
Juan José Millás

11 feb. 2010

Pinar de Orán

Se van cumpliendo los deseos expresados días atrás en "El Bosque de los Gamusinos" y "Agua = Vida".
Sobre la cantera que se pensaba realizar en el arevalense pinar de Orán, del que informamos meses atrás, la consejería de Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León ha emitido una Declaración de Impacto Ambiental DESFAVORABLE, entre otros motivos por lo siguiente:
"Por todo ello, analizando que esta superficie de afección está formada por pinares de importante entidad y de cierta naturalidad en la Comarca de La Moraña los cuales se asientan sobre arenas cuaternarias de espesor variable y encontrándose la formación de humedales superficiales de la unidad hidrogeológica de Los Arenales mediante conexión hidráulica directa con acuíferos subterráneos, permite que todo este sistema hidrogeológico y forestal forme y constituya un importante elemento regulador de los humedales y los acuíferos profundos con los que están directamente conectados, siendo la zona donde se pretende ubicar el proyecto una superficie importante y principal que actúa como recarga de acuíferos. De esta manera, se considera que el aprovechamiento pretendido y la ejecución del proyecto producirían un impacto crítico identificable en el LIC ES4180147 Humedales de los Arenales que no podría ser mitigado con la adopción de medidas correctoras y supondrá la destrucción de los hábitats de interés comunitario 5330 – Matorrales termomediterráneos y pre-estépicos y 9540 – Pinares mediterráneos de pino mesogeanos endémicos."
Resolución completa en el BOCyL
 Información  facilitada por Luis José Martín García Sancho

EL CAJÓN DE CHEMA

Alien

De verbis.-
Sin querer restar importancia a la influencia del inglés en la mayor parte de las lenguas modernas, se impone recordar que algunos de los términos acuñados en este idioma son de origen latino. Sucede con la palabra “alien”, de amplia repercusión por la película del mismo nombre. “Alien” deriva del latín alienum, “ajeno”, al igual que el término “alienígena”:”generado en un lugar distinto o ajeno”( lo que siempre hemos denominado “extraterrestre”). De la misma raíz tenemos “enajenación”, en la cual todos podemos caer, o la palabra “alienar” que, en realidad, implica domeñar a una persona hasta el punto de convertirla en otra. Lamentable ejemplo de ello es la violencia de género ante la cual nadie debe permanecer indiferente porque, en palabras de Terencio: “homo sum, humani nihil alienum puto”; y en voz de Gerardo Diego:”Versos humanos, ¿por qué no? Soy hombre/ y nada humano debe serme ajeno./ Pena, amor, amistad. Si hay quien se escandalice, es que no es hombre”. ¡Por vosotras!

10 feb. 2010

Aula virtual de fotografía

Nuestro paisano, buen amigo y magnífico fotógrafo Chuchi Prieto pone a nuestra disposición su buen hacer en este área y nos ofrece su Aula Virtual de Fotografía que pensamos es de notable interés para todos en general y para los aficionados a esta disciplina, en particular. De forma habitual nos va a deleitar con pequeños consejos y trucos para mejorar nuestras fotografías. Además tiene un enlace al cual podemos dirigir nuestras consultas y las dudas que podamos tener.

9 feb. 2010

La leyenda de los huesos perdidos

(Según se relata en unos legajos que había en una carcomida caja de madera encontrada en un desvencijado desván.)

Fue convento. Durante siglos, sus robustos muros habían escuchado las cadentes oraciones de los monjes. Pero una guerra arrasó las capillas y los recios aposentos. La iglesia y el atrio sirvieron de caballerizas. La sala capitular hizo las veces de armería. El refectorio se aprovechó de comedor para la tropa.
Al acabar aquella y marcharse los soldados, el hermoso edificio estaba ya medio arruinado, la huerta había sido pisoteada, la biblioteca estaba arrasada, las imágenes y cuadros habian sido pasto de las llamas.
Volvieron los monjes. Contemplaron el desastre entre sollozos y evaluaron. Al fin decidieron marchar. Dejaron atrás parte de sus vidas, sus recuerdos, las tumbas de los hermanos que les precedieron. Marcharon lejos. Y en el viejo convento la desolación siguió avanzando.
Un día, un rico hacendado decidió comprar lo que de él quedaba. Cercó la huerta y puso en venta los materiales sobrantes. Las tumbas fueron profanadas, los huesos de los muertos esparcidos por el suelo, las lápidas se usaron para pavimentar las calles de la población. El lugar acabó siendo una granja y prosperó.
Un año tras otro las piaras rebuscaron en el suelo. Removieron y royeron los huesos de los muertos hasta que, al final, no quedó casi nada. Sólo una vieja y derruida torre que servía de almacén y… el recuerdo.
Los nietos del hacendado vendieron la granja. Pasó a otras manos y de esas a otras; y un día alguien se acordó de los monjes. Alguien recordó una añeja historia y se puso a buscar entre los restos. El viejo torreón, último testigo del imponente recinto conventual, resistía los embates del tiempo, y bajo él, en la antigua cripta, buscó y buscó queriendo hallar algún resto de los dignos religiosos. Pero no encontró nada. No quedaba nada. Y no queriendo admitir su fracaso se inventó la historia. Hizo creer a todos que en la vieja cripta estaban los huesos de los monjes. Se encargó, él mismo, de llevarlos a una tumba más acorde con su dignidad. Hizo escribir en la lápida, y con doradas letras, palabras de recuerdo e insistió en que se celebraran rezos y homenajes.
Y el tiempo siguió pasando.
Un día un regidor tomó a su empeño el reparar los restos del convento. Todo, claro, por cuenta y estipendio del municipio. Se adecentó el antiguo torreón y se limpió la cripta. Y al tiempo y visto el resultado, se pensó y así se dio en hacer, que los huesos de los frailes volvieran al lugar mismo de donde habían salido.
Se preparó un gran festejo para así llevarlo a cabo. Se invitó a autoridades de acá y de acullá. Hasta de Alcalá vinieron, ya que de allá era, decían, un famoso ahijado de uno de aquellos frailes.
Todo, en fin, estaba preparado, cuando… ¡Oh sorpresa!, al levantar la losa de doradas letras, bajo la que se habían depositado los venerables huesos que querían devolver a su lugar de origen, comprobaron aturdidos que en el sepulcro no había nada. La tumba estaba vacía.

Juan C. López

8 feb. 2010

Radio Adaja

Pajares de Adaja quiere poner en marcha una emisora municipal
Se prevé que emita en FM y a través de internet
Pablo Garcinuño

El Ayuntamiento de Pajares de Adaja pretende poner en marcha su propia emisora municipal que está dirigida a informar sobre las noticias de la zona.
De momento, ha publicado en el Boletín Oficial de la Provincia del 4 de febrero los estatutos reguladores de dicho servicio, donde se adelanta que las emisiones tendrán lugar en frecuencia modulada (FM) y a través de la web municipal.
Se llamará Radio Adaja y está previsto ubicar los estudios en la primera planta de la sede del Ayuntamiento. Informar de las noticias acaecidas en la zona “de una forma objetiva, analítica y constructiva”, potenciar el desarrollo del medio rural, involucrar a la población en distintas actividades y “aumentar el clima de cordialidad y confianza”, son algunos de los objetivos que se plantean para la emisora.

La Mística

Me había comprometido hace unos meses con la Directora de CORONDEL con motivo de una breve pero enjundiosa estancia suya en Madrid para recoger un premio de poesía, a enviarle un artículo para la revista sobre un tema que, dada la alta significación e importancia de la materia de que se trata, me hacía dudar y mucho, por mi casi nula capacidad teológica e insuficiencia literaria, de poder abordarlo y estos condicionantes me habían sumido en una profunda pereza. Pero ahora, aprovechando la relación epistolar informática que mantenemos de vez en cuando, me recuerda María Teresa Espasa que considera en pie mi palabra y voy a ver qué me sale.
En verdad que yo tenía una antigua intención de escribir algo en relación con el título que encabeza estas líneas, sobre todo para rendir un modesto tributo de admiración y respeto a la figura y la obra de dos preclaros paisanos míos, expresión viva e intensa del misticismo en su más profunda concepción, que les situó a la cabeza de tal movimiento teológico-literario a lo largo de los tiempos: la santa de Ávila Teresa de Jesús y el fontivereño Juan de Yepes, San Juan de la Cruz. Y aludo al paisanaje porque en las hagiografías de ambos se hace mención a sus estancias en mi ciudad de nacimiento, Arévalo, en una de las cuales, coincidente la madre Teresa con Fray Diego de Yepes, que fue prior de El Escorial y obispo de Tarazona, le oyó referir a la madre Teresa el origen espiritual de Las Moradas, cuyo nombre, incluso, le fue revelado por el Señor. Sabido es y ahora incuestionable, que la Santa nació en Ávila pero habría que decir que hubo un tiempo y unos autores que atribuían su cuna al pueblo de Gotarrendura, muy próximo a la capital; está demostrado que no fue así y que, quizá, obedeciera a que podría haber sido en el siglo XVI un anexo de la ciudad amurallada.  .......  (más en Miscelanea Periodística)
Jesús González Fernández

7 feb. 2010

Profecía

Profecía del pueblo Cree (Nativos de Norteamérica, sobre 1880)

"Sólo después que el último árbol haya sido cortado,

Sólo después que el último río haya sido envenenado,

Sólo después que el último pez haya sido pescado,

Sólo entonces el hombre blanco descubrirá que el dinero no se puede comer."

Nos autodenominamos “La Civilización Occidental”, nos creemos mejores que los pueblos orientales, que el sur del planeta. Arrasamos con nuestros recursos o los envenenamos y cuando la legislación de nuestros países nos impide seguir destruyendo o contaminando, nos vamos a continuar con el saqueo y la contaminación a los países pobres, donde las leyes son más permisivas con nuestros abusos y reciben nuestro dinero con los brazos abiertos.
¿Somos realmente mejores que otras civilizaciones?

En Arévalo, a tres de febrero de 2010.
Luis José Martín García-Sancho

Ley del Patrimonio Histórico Español

Ley 16/1985, de 25 de junio, del Patrimonio Histórico Español.

Artículo 7.
Los Ayuntamientos cooperarán con los organismos competentes para la ejecución de esta Ley en la conservación y custodia del Patrimonio Histórico Español comprendido en su término municipal, adoptando las medidas oportunas para evitar su deterioro, pérdida o destrucción. Notificarán a la Administración competente cualquier amenaza, daño o perturbación de su función social que tales bienes sufran, así como las dificultades y necesidades que tengan para el cuidado de estos bienes. Ejercerán asimismo las demás funciones que tengan expresamente atribuidas en virtud de esta Ley.

6 feb. 2010

Moshé de León


Pocas cosas sabemos de Moshé de León, autor del Zóhar o Libro del esplendor, que es ya un libro clave en la mística judía. Un especialista como Gershom Scholem se dedicó a subrayar de éste su lugar umbilical dentro de las tradiciones místicas judías; pero desde luego que siempre había sido tenido por un texto fundante y fascinante. También para nosotros, naturalmente, porque estos libros se escribieron para el ánima y pasan los siglos sobre ellos sin tocarlos en su frescor. Esperan los siglos que haya que aguardar incluso para revelarse a alguien en toda su belleza. Nunca tuvieron prisa alguna.
Curiosamente, hay en este libro no sólo ideas y sentimientos que son comunes a los dos grandes místicos de su misma tierra —Teresa de Ávila y Juan de la Cruz—, sino también imágenes como la del agua, lo que es lógico, por lo demás, porque escritores místicos son todos: todos hablan de una misma experiencia y las imágenes también están ahí en la realidad para todos; pero adquiere todo un cierto matiz apasionante cuando se saben otras cosas.
Moshé de León vivió entre 1240 y 1305. Escribió en Ávila, anduvo por Guadalajara, y sabemos que visitaba a su madre en Arévalo, donde algunos creen que nació y murió; pero también se dijo que estaba enterrado en Ávila, en el cementerio viejo de los judíos en cuyos terrenos se alzó luego el monasterio de la Encarnación, en el que Teresa ingresó para ser monja, fue de él priora más tarde, y allí llamó a Juan de la Cruz como confesor. Estas coincidencias son, ciertamente, fascinantes y escriben la más fabulosa geografía del mundo con moradas muy secretas y castillos en el aire, y agua de manantial o «anoria».
Don José Jiménez Lozano

5 feb. 2010

Ley del patrimonio cultural

Ley 12/2002, de 11 de julio, de Patrimonio Cultural de Castilla y León.

Artículo 1. Finalidad.
1. La presente Ley tiene por objeto el conocimiento, protección, acrecentamiento y difusión del Patrimonio Cultural de Castilla y León, así como su investigación y transmisión a las generaciones futuras.

2. Integran el Patrimonio Cultural de Castilla y León los bienes muebles e inmuebles de interés artístico, histórico, arquitectónico, paleontológico, arqueológico, etnológico, científico o técnico. También forman parte del mismo el patrimonio documental, bibliográfico y lingüístico, así como las actividades y el patrimonio inmaterial de la cultura popular y tradicional.

3. Los bienes más relevantes del Patrimonio Cultural de Castilla y León deberán ser declarados de interés cultural o inventariados con arreglo a lo previsto en esta Ley.
(...)


Artículo 24. Deber de conservación.
1. Los propietarios, poseedores y demás titulares de derechos reales sobre bienes integrantes del Patrimonio Cultural de Castilla y León están obligados a conservarlos, custodiarlos y protegerlos debidamente para asegurar su integridad y evitar su pérdida, destrucción o deterioro.

2. Los poderes públicos garantizarán la conservación, protección y enriquecimiento del Patrimonio Cultural de Castilla y León de acuerdo con lo establecido en esta Ley.

3. Cuando los propietarios, poseedores o titulares de derechos reales sobre bienes declarados de interés cultural o bienes inventariados no realicen las actuaciones necesarias para el cumplimiento de las obligaciones previstas en el apartado uno de este artículo, la Administración competente, previo requerimiento a los interesados, podrá ordenar su ejecución subsidiaria. Asimismo podrá conceder una ayuda con carácter de anticipo reintegrable, debiendo promover, en caso de bienes inmuebles, su inscripción en el Registro de la Propiedad de conformidad con lo previsto en la Ley del Patrimonio Histórico Español. La Administración podrá realizar de modo directo las obras necesarias si así lo requiriera la más eficaz conservación de los bienes y, también excepcionalmente, podrá ordenar el depósito de los bienes muebles en centros de carácter público en tanto no desaparezcan las causas que originaron dicha necesidad.

3 feb. 2010

El Alabastro de San Jeremías

Sabemos que la idea de una cosa es relativa al sujeto que interpreta esa cosa. Se llama subjetividad. Y por distintos procesos mentales y cognoscitivos, esa subjetividad, se convierte en objetividad que, naturalmente, está fuera del alcance del sujeto y no es opinable por ser Realidad. De lo anterior se desprende que las opiniones son discutibles y las Realidades no. La luna será, siempre, la luna aunque un ciego, al no verla, niegue su existencia. Las opiniones son, por definición, discutibles y, además, tendenciosas cuando se intenta convencer a otros de que, el desatino opinado, no admite réplica. A eso, los filósofos, lo llaman "sofisma" que en román paladino (es decir castellano puro y duro) significa, entre otras cosas, falacia o falsedad. Lo dicho nos lleva a considerar que emitir opiniones disfrazadas de sabiduría depende más de la verborrea de quien las emite que de los conocimientos reales que el emitidor posea (perdón por el neologismo casero). El asunto se agrava cuando los responsables de esas opiniones, tendenciosas, consiguen una clientela incauta que, de buena fe, se traga el dictamen de los farsantes. Desconfiemos, por tanto, de las opiniones de esos charlatanes que son como ciertas aves parlanchinas: si adiestramos a una cotorra para que repita, incansablemente, las palabras "victorino" o "alabastro", por ejemplo, el animalito, irracionalmente, insistirá en articular dichos vocablos aunque tenga delante una zapatilla.
Si queremos conocer la naturaleza (o calidad física) de una estatua de piedra acudiremos a un cantero, estatuario o artista con experiencia para que nos ilustre. Pero a nadie, en su sano juicio, se le ocurriría consultar con un ingeniero naval, ni con un veterinario, ni, mucho menos, con un bondadoso sacerdote experto en latines y teologías. Y, sobre todo, evitará las lecciones que, sobre el tema, pueda proporcionar cualquier cantamañanas.
Todo lo anterior es aplicable a los múltiples aspectos del saber humano y, en esta ocasión, a ese sinfín de bulos, mitos y tópicos asilvestrados que alfombran nuestra Villa (o Ciudad) y que iremos desgranando, uno a uno, si el tiempo lo permite y con el superior permiso.
Hoy me centraré en "… una de las obras de arte más importantes de la ciudad, la escultura en alabastro de San Zacarías …" (El subrayado es mío y el entrecomillado transcripción literal de un libro, en edición y distribución domésticas, que tengo entre mis manos). También podemos leer en otro libro (éste en edición sufragada por el mismísimo contribuyente), que sospecho se apoya en el anterior, que dice: "…y una talla en alabastro de un santo (se cree que puede tratarse de S. Zacarías)…". Yo no salgo de mi asombro y sigo con el misticismo hecho puré desde lo de SAN VITORINO. ¿Es ético afirmar, nada menos que por escrito, que una pieza escultórica está hecha de tal o cual material sin conocer, en absoluto, el material que se describe? ¿Qué consideración hemos de tener con libros cuyos errores (posiblemente heredados) siguen uno a otro como las cuentas de un rosario? A mí, personalmente, me hace sonreír con el mismo sarcasmo que si alguien quisiera hacer carrera operística sin saber solfeo.
En ciertos lances se acuerda uno de aquel santo baturro llamado Pascual Bailón que, siendo pastor de cabras, fraile lego y analfabeto, terminó escribiendo unos "Cartapacios". Pero los milagros son los milagros y nada tienen que ver con las osadías. Ni con esa cotorra que delante de una estatua de MÁRMOL repite, sin pestañear, el vocablo ALABASTRO.
El ALABASTRO, señores míos, es una semipiedra de color blanco purísimo, translúcido o semitransparente que fácilmente se puede rayar con la uña. Es una variedad del yeso hidratado (sulfato de calcio) y su peso, aproximado, es de 2.400 kilos por metro cúbico. Su calidad escultórica es muy inferior a la del mármol.
El MÁRMOL ESTATUARIO (que es del que hablamos) es un carbonato cálcico muy duro, altamente compacto, liso y de grano muy apretado. Su peso, aproximado, es de 3.000 kilos por metro cúbico y es idóneo para trabajos que han de durar varios siglos…
Recuerdo, con agradecimiento y claridad meridiana, las magistrales lecciones, teóricas y prácticas, que recibí, en mis comienzos artísticos, de uno de los grandes pintores y escultores que hubo en España en el siglo XX. Se llamó Javier Clavo (pariente próximo del crítico taurino "Corinto y Oro") y tenía ramificaciones familiares en Arévalo. Él me enseñó a distinguir, entre otras cosas, el ALABASTRO DE DEPÓSITO ESPELEOLÓGICO del MÁRMOL ESTATUARIO DE CANTERA ABIERTA allá por los años sesenta. Desde entonces he esculpido más de de treinta estatuillas en alabastro y otras tantas en mármol. En estos momentos poseo doce pequeños bloques, en alabastro bruto, a disposición de quien quiera conocer la naturaleza de dicho material…. No tengo ningún inconveniente para seguir hablando de alabastro, de mármol, de objetividades o de fábulas inventadas por no sabemos quien. Pero hay realidades que son Realidades como el nombre SAN VITORINO, EL MÁRMOL DE SAN ZACARÍAS y un montón de cosas que dejo para mejor ocasión por encontrarse mi "alter ego", Fray Giovanni, rezando en el desierto tebaideo con la esperanza de que acuda la Luz al entendimiento de nuestros turiferarios con pluma. Yo solo me siento incapaz de desbaratar tanto desatino.
Si mi disertación (que puedo mantener incluso delante del mismísimo Nuncio Apostólico) se ha centrado en la evidencia de la materia, que sustenta la figura escultórica de San Zacarías, su título debería de haber hecho referencia a dicho Santo. Sin embargo, como aquí todo el mundo hace virguerías para relumbrar y yo no deseo destacarme por hacer lo contrario, tengo razones (subjetivas y peregrinas, como los demás) para nombrar al padre de San Juan Bautista con el apelativo de Jeremías. Dicho de otro modo: si ciertos intelectuales, de bombo y pandereta, son capaces de bastardear el nombre del Santo Mártir Romano Vitorino, sin que les remuerda la conciencia, con argumentos torpes y sicalípticos y, además, trastocan el MÁRMOL en ALABASTRO con la misma facilidad que si fueran primos carnales del Druida Panoramix, yo uso de los mismos alegatos, y exhibo el mismo derecho, para rebautizar a San Zacarías con el nombre de Jeremías. Al fin y al cabo ambos personajes figuran en las Sagradas Escrituras… ¿O no?.

José Antonio ARRIBAS

2 feb. 2010

San Crispin

"Aquél que sobreviva a esta jornada y llegue a la edad de su vejez,
cada año en la víspera se dirigirá a sus vecinos y les recordará:
"Mañana es el día de San Crispín".
Entonces desnudará sus brazos y mostrará sus cicatrices
y dirá con orgullo: "estas heridas me las hice en el día de San Crispín".
Los ancianos olvidarán, todos acabarán olvidando
pero él recordará con detalle
las hazañas que consumó aquel día.
Entonces musitará nuestros nombres,
que sonarán en sus labios como palabras familiares.
El rey Harry, Bedford y Exeter,Warwick y Talbot, Salisbury y Gloucester.
Todos serán recordados con frescura en todo su fulgor.
Este buen hombre enseñará su historia a su hijo
y el día de San Crispín jamás será olvidado
desde la jornada de hoy hasta el fin del mundo
porque todos nosotros seremos recordados.
Nosotros, pocos. Nosotros, felices pocos. Nosotros, banda de hermanos.
Sí, porque aquél que hoy derrame su sangre junto a la mía
será mi hermano, nunca más será un simple villano.
Este día habrá ganado semejante condición.
Y los caballeros de Inglaterra que ahora descansan en su cama
se reprocharán a sí mismos no haber estado aquí
y haber malgastado su edad viril mientras cualquiera les relata
acerca de la lucha que mantuvimos nosotros en este día de San Crispín."
de Enrique V
Willian Shakespeare

1 feb. 2010

EL CAJÓN DE CHEMA

Es Chema Collado un gran amigo. Supongo que muchos de vosotros, los que seáis de Arévalo sobre todo, le conoceréis. Llevábamos bastante tiempo teniendo noticias escasas de él, pero de un tiempo a esta parte, desde que empezamos esta aventura extraordinaria que es la revista “La Llanura de Arévalo”, recibimos decenas de cartas de él.
Según sus propias palabras: “el primer objeto es animaros a continuar en la tarea.” Gracias Chema, sentimos un gran alivio y cierta emoción al ver cómo personas como tú, desde la distancia, seguís con interés la actualidad de la ciudad de Arévalo y su comarca. Más adelante señala:”… que seáis un agente dinamizador de la cultura. Como sabéis la cultura, que viene del latín, es ver crecer y eso exige lo que la columna de la izquierda preconiza: “todas las personas, poderes, ideologías y creencias que potencian el castigo son la carroña del humanismo. Para crecer y multiplicar en paz no se conoce mejor abono que el premio que parte del amor”, (transcripción que realizo para que se pueda saber lo que el recorte que acompaña dice).
Como podéis apreciar tiene mucha miga lo que Chema nos dice, pero no dudes Chema, ni nadie debe hacerlo, que por amor e ilusión en nuestro trabajo no queda. Saldrán las cosas mal, bien o regular, pero están realizadas desde el amor, la ilusión y el respeto a todos.
Chema además de sus animadoras y no siempre claras letras manuscritas, pues como él mismo confiesa: “¡lo del ordenador no va conmigo! ¡lo siento!”; suele llenar los sobres de recortes de periódicos, fotografías, carteles, relatos, poesías, caricaturas y un sinfín de cosas, casi podemos decir que todo lo que llama su atención lo incluye en el sobre y lo manda a la revista.
Nada tiene desperdicio. Seguidor inteligente de la actualidad sabe poner el dedo en la llaga sobre asuntos de interés para la mayoría de nosotros, los humanos de su especie que compartimos su tiempo. Nos acompaña artículos de prensa de sumo interés, de una diversidad de medios. No comprendo cómo le puede dar tiempo a seguir tantos periódicos y de tan diversa procedencia.
Pero nuestra revista, nuestra página web, no atienden determinados temas, no por falta de interés de los mismos, sino porque el objeto de La Alhóndiga es la cultura y la defensa del patrimonio, fuera de eso nada tocamos desde el punto de vista de asociación. Claro que tenemos personalmente cada uno nuestras ideas, creencias, anhelos, sueños, incluso cada uno tiene su fe, pero eso queda para el ámbito privado.
Por eso los temas que salen de la esfera de trabajo de la Alhóndiga se remiten a los miembros del grupo de trabajo de la revista que muestran interés en los mismos. Chema manda de todo y todo bueno.
Es mi intención seleccionar aquellos asuntos que sí tengan cabida en las actividades de la asociación y hacerlos llegar al público en general. Para que aquellos que nos siguen tengan conocimiento de algo de lo que puede aportarnos Chema o cualquier otro. Porque lo que Chema hace está abierto a todo el mundo. Cualquier persona puede mandar a la redacción, a su apartado de correos o a la dirección de correo electrónico lo que considere oportuno.
Por mi parte, aunque mi relación con el ordenador y las nuevas tecnologías es aceptable, seguiré carteándome con Chema. Escribiré a mano como él, y si puedo con pluma que es como más me gusta. Y os haré llegar todo lo que sea posible de lo mucho que nos manda. Gracias Chema, y esto es algo de lo que mandaste no hace mucho tiempo.
Fabio López
Nos manda Chema en esta ocasión este recorte de Diario de Ávila que reproducimos a continuación. A la ironía de nuestro buen amigo debe añadirse la del maestro Jiménez Lozano. Léanlo con tranquilidad y sosiego y disfruten vuestras mercedes. Gracias Chema.

Lengua y cabeza reducidas


Lo que se viene observando en bastantes de las nuevas traducciones de libros, pero también en el español directamente empleado, es una incapacidad para emplear - o para conservar en el caso de las traducciones - el lenguaje simbólico que trata de sustituirse por una formulación vulgar, con lo que la poesía, los equívocos e ironías, y las dulzuras o contundencias de la lengua desparecen.
Las gentes con algún barniz cultural hablan como los periódicos y los técnicos en el lenguaje de su disciplina, pero sin saber lo que dicen, utilizando conceptos como “traumas, complejos y represión”, que costaron años de pensares al doctor Freíd - decía Bertrand Russell -, pero ahora se han abaratado del todo, y no significan nada. Y, en el lenguaje de la escuela, se emplean, por lo visto, palabros como “psicomotricidad” en lugar de “gimnasia”, como si fueran sinónimas, y ojalá quedase la cosa en asunto tan divertido como expresión propia del “sector ocio” de las neopedagogías, pero es algo más serio.
Molière se reía de que a la imposibilidad de hablar se la llamase “afasia”, y también nos reímos nosotros leyendo esa escena en que la madre dice al médico que su hija no puede hablar y éste contesta que es que tiene “afasia”; pero nos reímos de la tautología y no de la palabra técnica “afasia”. Pero Molière, sin embargo, no podría jugar hoy con estas ironías, porque su ironía resultaría ininteligible.
Y el caso es que el lenguaje - como la mente – se va reduciendo a lenguaje instrumental o “ahí-a-la-mano”, como dice Heidegger, que es un lenguaje meramente comunicativo y por cierto muy menesteroso, porque en este proceso de reduccionismo se va haciendo equívoco y abstracto; liquidándose, verdaderamente. La cosa tiene mal remedio, o ninguno. La razón última de todo esto es muy simple; se inscribe en el proceso de desamor e indiferencia, cuando no de reniego y odio, hacia lo que llamamos España, su historia, su herencia artística y cultural; está muy avanzado, y ¿cómo iba a amarse la lengua española?
Pero quizás también, y sobre todo, ocurre todo eso con el español, porque por estos pagos nuestros nos ha fascinado casi siempre todo lo que es foráneo y nos suena a novedoso, y, por lo tanto a maravilloso; y sigue también ocurriéndonos lo que al portugués que fue a Francia, y admirado quedó de que todos los niños en Francia supieran hablar francés.
¿Y entonces? Entonces me parece que, en esta España nuestra, sólo las gentes, más bien iletradas, y las otras cuatro personas que se dedican a estudios lingüísticos o literarios, más seguramente quienes fueron educados en tiempos de tinieblas y ausencia de calidad de enseñanza, entienden y vibran, por ejemplo, con Cervantes, Azorín o Góngora.
Para los demás, textos son éstos llenos de palabras raras; y el universo que hay detrás de esas palabras es incomprensible, y entonces se decide que está periclitado, y que no tiene nada que decirnos a estas alturas de nuestras sabidurías.
JOSÉ JIMÉNEZ LOZANO. PREMIO CERVANTES

Maruja Mallo

Parecía un día cualquiera. Las beatas castellanas de Arévalo estaban congregadas, como de costumbre, en misa. En unos segundos, un revuelo y Maruja Mallo sobre una bicicleta dentro del templo. Anticlerical, inteligente y provocadora no se le ocurrió mejor manera de decir adiós a Castilla y a su trabajo como profesora-funcionaria.