4 sept. 2019

«El chocolate del loro»

Torre Yurrita. Cortesía de Luis J. Martín García-Sancho.
Como ya sabéis, el pasado 26 de julio tuvo lugar un pleno ordinario del Excmo. Ayuntamiento de Arévalo. En el punto número 4 se dio resolución de las alegaciones a la modificación puntual número 22 del Plan General de Ordenación Urbana de Arévalo, en lo que afecta a la Ordenanza y Casco Antiguo, incluyendo el Plan Especial del Conjunto Histórico. Expediente 71/2019. Solamente dos entidades presentaron alegaciones: por un lado el grupo “Duero Mudéjar” al que representa el profesor  Serafín de Tapia, y por otro nuestra Asociación Cultural “La Alhóndiga”.
Entre nuestras alegaciones, además de la propuesta de revisión de la alineación del trazado de la Muralla medieval de Arévalo en algunos puntos concretos que, a nuestro entender, ofrecen dudas razonables y que nosotros sustentamos con documentos gráficos muy clarificadores, se incorporan los siguientes elementos que deben estar contenidos y referenciados al correspondiente Catálogo. 
- Los puentes mudéjares de carácter histórico existentes en el territorio municipal de la ciudad de Arévalo. Todos ellos deben disponer de un nivel de protección suficiente que evite su deterioro, abandono y posible desaparición.
- El pontón existente a la salida del antiguo puente de San Julián y el que hay frente al cementerio municipal y que salvaba el arroyo de la Mora.
- En cuanto a las zonas arqueológicas, entendemos como de especial importancia tres: las villas romanas del Lugarejo y la Dehesa y el Baluarte artillero del castillo de Arévalo.
- Los molinos harineros y/o los restos de ellos existentes en el término municipal y las bodegas, como parte imprescindible del Patrimonio Histórico Industrial.
- Por supuesto, las ermitas de La Lugareja y La Caminanta, además de aquellas piezas arquitectónicas de especial importancia situadas dentro del espacio de la Morería.
Además de estos reseñados hay otros elementos monumentales que se están referenciando para poder ser incluidos en futuras revisiones.
Si algo nos sorprendió en el pleno del 26 de julio respecto de este asunto fue que se afirmara, por parte del portavoz del Grupo Municipal Popular, que estas alegaciones eran el “chocolate del loro”.
Curiosa afirmación. 
Como todos sabéis la frase en cuestión tiene que ver con aquella anécdota en la que una familia de las llamadas de clase media, por culpa de una prolongada crisis económica que afectó seriamente su acomodada economía,  se vio obligada a buscar la forma de ahorrar para poder llegar con buen pie a  fin de mes. Reunidos todos los miembros del clan en resolutivo cónclave deciden por unanimidad dejar de darle al loro, al que mantenían en calidad de mascota, el pedacito de chocolate de no más de tres gramos que el animalillo tenía asignado como premio o golosina semanal.
Sin entrar en valoraciones, sí consideramos desde nuestra Asociación la importancia de que todos los elementos que conforman el Patrimonio Monumental de Arévalo deban estar contenidos en un catálogo que indique el grado de importancia de cada uno de ellos así como su estado y la protección que todos deben tener a fin de evitar que ninguno más de ellos pueda perderse.
¿Recordáis la torre que aparece en la fotografía que acompaña a este artículo? ¿Pensáis que si, en su momento, esa torre hubiera estado dentro del catálogo de un Plan Especial de Protección hubiera desaparecido?
Juan C. López
La Llanura número 123

No hay comentarios: