5 jun. 2017

De Arévalo y el Medio Ambiente

Como si de una broma de "El Mundo Today" se tratara, nos despachaban este pasado domingo con la noticia de que "Nuevas Generaciones presenta en Arévalo su Decálogo de compromiso con el Medio Ambiente".
Adorna la noticia una fotografía en la que un grupo de jóvenes, acompañados por algunos cargos políticos, posan con camisetas blancas al lado de un cartel igualmente blanco con algunos toques de verde en el que resalta un árbol. El lugar, la plaza del Villa de Arévalo. Detrás de los que posan destaca el ábside de la iglesia de Santa María, parte de los soportales de la plaza y un fragmento de la fachada de la Casa de los Sexmos.
Sonrientes y ufanos se muestran nuestro alcalde, Vidal Galicia, y el concejal de Medio Ambiente (sic), Agustín Carpizo. Ambos posan con la naturalidad que les confiere el ser "adalides" de la defensa y protección del Medio Ambiente de Arévalo. Cabe recordar sus actuaciones en las podas salvajes y desmedidas del arbolado urbano o las talas injustificadas de, seguramente, más de 150 árboles, muchos de ellos de características excepcionales bien por su edad, porte, localización y otras singulares cualidades que para nada les sirvieron a la hora de salvarse de la determinación que ambos tienen cuando se trata de talar árboles. No en vano, al responsable de la citada concejalía, muchos arevalenses añaden a su nombre de pila, medio en broma, medio en serio, la denominación de una herramienta que suele definirse como una máquina formada por un conjunto de dientes de sierra unidos a una cadena accionada por un motor que la hace girar a alta velocidad y que sirve para cortar troncos, ramas y árboles, en general.
Tampoco podemos olvidarnos de los múltiples casos de vertidos de aguas fecales en los ríos Adaja y Arevalillo acaecidos en los meses anteriores, ni del estado de las cuestas de Foronda o de la zona de la Pesquera, o del entorno del puente del Cementerio... En fin.
Sí nos queda hacer notar que el único árbol que aparece en la imagen es de cartón. Es muy lógico esto último si consideramos que el único árbol vivo en la plaza de la Villa y que no aparece en la fotografía de grupo se encuentra en un estado que demuestra de forma clara y meridiana la "enorme preocupación" que alcalde y concejal de área tienen por el Medio Ambiente.

No hay comentarios :