3 jun. 2017

Del officio del veedor

V

 EEDOR fue enla casa del principe don Johan, mi señor, Aluaro de Mercado, natural dela villa de Medina del Campo, ombre de onrra e hijo dalgo e de bastante diligençia e cuydado para semejante offiçio : el qual es andar sobre los despenseros menores e compradores, e ver los preçios (i) delo que se compra para la despenssa, e tener mucho aviso en que ande verdad enlos gastos hordinarios, e quela cuenta se le tome al que gasta cada dia, por que no haya fraude enella, e quelo que fuere para la mesa del prinçipe sea muy bueno e lo haga buscar e traer con diligençia e mucha limpieza; e ha de yr amenudo a la despenssa e rrequerir la cozina para que se dé rrecabdo enella ; e ha de yr a la plaça e sentir los presçios de todo lo que se compra para el plato rreal e rraçiones, para escusar fraudes. Tanbien ha de yr algunas vezes a la caza, por que enella se haze plato (de parte del prinçipe) a los offiçiales de toda la casa rreal e a los caçadores o monteros e a caualleros e personas particulares, que comen conel camarero o conel cauallerizo mayor o conel caçador mayor, e también se enbian dela despenssa, a ordenación del mayordomo , muchas cosas, enlos lugares donde el prinçipe va a comer, a señores e a caualleros e a otros. Ha de proueer el veedor, con acuerdo del mayordomo, que el aguador dela casa del prinçipe e vn par de azemilas de camino vayan çerca de su alteza, para que lleuen pan e vino e agua e fructa e rauanos e otros rrefrescos, quales los ouiere en aquel tiempo, para socorrer a los moços de espuelas e gente de pie delos cortesanos e a todos los que quisieren, enel camino o campo por donde va la persona rreal, por que no perezcan de sed. Esto fue mandado e proueydo por la catholica rreiyna doña Ysabel, desde que enel año de 1494 años, yendo los Reyes Catholicos y el Principe e sus quatro hermanas, las Ynfantes, desde Medina del Campo a Areualo, a ver a la rreyna vieja doña Ysabel, madre déla Reyna Catholica, muger que fue segunda del rrey don Johan, segundo de tal nombre en Castilla, se ahogaron de sed, por la gran calor e poluo e falta de agua, vn negro de Gueuara, mayordomo dela Reyna, e dos moços despuelas de caualleros que allí yuan (lo qual yo vi) ; e de ay adelante, asy de camino como enla caça, se acostumbró de yr a lo menos, tras el Principe, vna azemila en que yua lo que es dicho para la gente de pie (y avn para los de cauallo quelo quisiesen) en espeçial enla caça (i) e siendo verano.

Libro de la Cámara Real del Prínçipe don Juan
e offiçios de su casa e servicio ordinario,
compuesto por Gonçalo Fernández de Ouiedo

No hay comentarios :