12 may. 2009

Comunicado de Prensa de la Alhóndiga.

La asociación de cultura y patrimonio La Alhóndiga de Arévalo ha remitido una carta a la Confederación Hidrográfica del Duero, así como al Ayuntamiento en la que solicita que se efectúen con cargo a los presupuestos anuales de la entidad estatal los trabajos necesarios de limpieza y adecuación del cauce del río Arevalillo en la zona comprendida entre el puente de la calle de los Lobos y la desembocadura de este con el Adaja, en el paraje popularmente conocido como “la junta”, y que se sitúa detrás del castillo.

Para ello, desde la asociación se ha elaborado un estudio detallado en el que se puede ver un documento fotográfico que forma parte del informe general y en el cual se pone en evidencia el estado en que dicho cauce se encuentra y la necesidad de efectuar una actuación de limpieza general y adecuación del tramo indicado haciendo especial hincapié en los entornos del Molino Valencia y de los puentes de los Barros y de Medina, e insistiendo de igual forma en la necesidad de sanear las alamedas en ambas márgenes del río.

En el planteamiento general elaborado por La Alhóndiga de Arévalo se incluye la petición de que los trabajos de limpieza y acondicionamiento del cauce y las márgenes del río se efectúen con personal laboral procedente de esta ciudad de forma que se ayude a paliar el desempleo sobrevenido en los últimos meses por la importante caída del sector de la construcción que ha dejado a un gran número de familias en paro en Arévalo.

Por todos los motivos expuestos desde la asociación La Alhóndiga de Arévalo, en su labor de defensa del patrimonio de Arévalo, reivindicamos que se limpien las riberas de los ríos de la ciudad, ya que forman parte del legado natural que hemos recibido de nuestros antepasados y para el cual las administraciones tienen el deber de mantenerlo en buen estado.

(idem) En Isuu

1 comentario :

julia dijo...

Me parece magnífico que al menos algún grupo de Arévalo realice propuestas concretas para mejorar el estado general del pueblo y su entorno. Falta que las administraciones y empresas públicas responsables acometan la tarea propuesta. El concejal de Medioambiente debería impulsar desde el Ayuntamiento esta propuesta. La utilización de personal de Arévalo para realizar los trabajos, me parece igualmente acertado y necesario. Ánimo y adelante.