31 jul. 2016

Una entrevista de 1969

En un desportillado cajón atestado de viejos papeles descubro una entrevista a mi padre, a la sazón alcalde de Arévalo,  del año 1969. La entrevista está mecanografiada sobre cuatro amarillentos folios, y se nota que el periodista tuvo que cambiar el carrete cuando iba por la tercera página porque la tinta se va desvaneciendo paulatinamente hasta que, tras un punto y aparte, las letras recobran súbitamente toda su negritud. Hay constantes tachaduras y correcciones, algunas a bolígrafo, y las hojas se encuentran unidas con un clip herrumbroso y una tarjeta de visita de Gerardo Muñoz Rodríguez, corresponsal en Arévalo de El Diario de Ávila, en la que se lee: “Querido Félix: Espero tu Vº.Bº. Va sin corregir. Gracias”. 
Dormía oculta junto a una pequeña fotografía realizada por Evencio Sanz, en blanco y negro, que retrata al corregidor en el despacho del Ayuntamiento junto al enteco  reportero, ambos elegantemente trajeados. Curiosamente, sin embargo, la fotografía lleva estampada en el anverso una fecha anterior, “enero 1968”, por lo que parece evidente que la imagen no se corresponde con esta entrevista, que repasa los acontecimientos del año 1969 y los proyectos en marcha. Preside la mesa consistorial una imponente fotografía del General Franco vestido de jefe militar, en la que se adivina su porte altivo y su fría mirada. El retrato del dictador está ligeramente vuelto hacia el fotógrafo y parece haber sido colocado así intencionadamente, para que presida la escena, ocultando incluso el teléfono de baquelita negro que queda escondido detrás del Caudillo, inaccesible para la mano del alcalde en caso de que este recibiera una llamada. Su presencia destaca por encima de la del entrevistador y la del entrevistado, meros personajes secundarios del cuadro. De hecho Franco es el único que mira a la cámara, pues tanto el periodista como el regidor bajan los ojos hacia un papel en el que el reportero escribe o finge escribir unas notas. 
El contenido de la entrevista tiene hoy un interés muy relativo, más allá de algunas curiosidades: Se habla por ejemplo de la construcción de un nuevo “Hospital Distrital que contará con las más modernas instalaciones” , de cincuenta y dos viviendas que están a punto de acabarse al final de la calle de los Descalzos y con las que “se solucionará bastante el clásico problema de la vivienda”, “de la restauración de las Murallas y de la Iglesia de Santa María”, del nuevo puente del Cementerio, cuya construcción “ya ha sido adjudicada en subasta por siete millones y medio”, de “la construcción de una nueva piscina en la parte sur del Parque Gómez Pamo; es decir, al final del paseo, que actualmente sirve de entrada de coches”, de “ la construcción de una pista polideportiva cubierta”, o de la conclusión de las obras de un nuevo “asilo de ancianos pobres”. Hay más información sobre el mercado de abastos, el matadero, la pavimentación de calles, el abastecimiento de agua corriente o el aumento de la potencia del alumbrado, e incluso se anuncia que “ante el aumento de la flota automovilista y como quiera que el aparcamiento es difícil, en particular en los días de mercado (...) dentro de poco tiempo habrá una guardia municipal de circulación”.  
Pero me interesa especialmente reproducir el siguiente pasaje de la entrevista por su rabiosa actualidad, que dirían los gacetilleros de la época:

  • Se ha hablado muchas veces de la Casa de la Cultura, ¿cuándo será abierta al público y su biblioteca puesta al día?
  • Una vez se realicen las obras precisas para ello se acondicionará la Casa de la Cultura y la Biblioteca Municipal (...)
  • Se dice que el Ayuntamiento para estos fines recibió una cantidad de un organismo oficial. ¿Lo empleará en esta instalación de la Casa de la Cultura?
  • El Ayuntamiento no ha recibido ninguna cantidad para la Casa de Cultura, aunque sí hubo promesas.
“Se ha hablado muchas veces de la Casa de Cultura”, interpela el periodista al munícipe ya en 1969. ¿No les suena? Cuarenta y siete años más tarde la asociación cultural La Alhóndiga sigue reivindicando exactamente lo mismo. Tantas cosas han cambiado tanto desde entonces que hoy Arévalo resultaría completamente irreconocible para alguien que hubiera permanecido hibernado o ausente todo este tiempo. Otras, ya lo ven, parece que no cambian nunca.
José Félix Sobrino

15 jul. 2016

La Llanura número 86

Incorporamos los enlaces de la Llanura número 86 en su formato digital para los interesados en su descarga.


La Llanura número 86

Debido a un problema de la imprenta no hemos podido sacar el número 86 de nuestra revista "La Llanura", aún. a la calle. 
Esperamos que a lo largo de la mañana la revista pueda ser imprimida y, de forma inmediata, será distribuida en los lugares habituales de Arévalo.
Disculpen las molestias.

Resuelto el problema, se están repartiendo poco a poco los ejemplares a los lugares habituales.

A lo largo del día estarán todas ya a disposición de los interesados.

14 jul. 2016

Peregrinar de Ávila a la Meca a finales de la Edad Media

El excepcional relato de la peregrinación a La Meca de dos musulmanes castellanos a finales de La Edad Media constituye una fascinante narración de un viaje por las tierras del Mediterráneo, desde el occidente cristiano hasta el oriente musulmán, de encuentro entre diferentes culturas y religiones, y de descubrimiento de lugares míticos para cristianos y musulmanes. En definitiva, el relato del viaje de Omar Patún y Muhammad del Corral es un excepcional documento para conocer y analizar nuestro pasado intercultural, en especial el que tiene que ver con el Islam, pero también para comprender y orientar nuestro presente multicultural y plurirreligioso.
Patún y del Corral partieron de Ávila en otoño de 1491 para hacer la peregrinación a La Meca, lo que constituye uno de los cinco preceptos u obligaciones del creyente musulmán. Las complicaciones y dificultades del viaje hicieron que los castellanos deambularan por tierras de uno y otro lado del Mediterráneo durante más de cuatro años, viviendo experiencias únicas y extraordinarias. A su vuelta, y a su paso por tierras aragonesas, muy probablemente narraron sus aventuras a algunos correligionarios, y alguno de ellos puso por escrito (en lengua castellana y escritura arábiga, lo que se conoce como aljamiado) lo narrado por Patún. Esto explicaría que el manuscrito se encontrara entre los libros de un posible alfaquí de la villa turolense de Calanda, hoy conservado y custodiado en la Biblioteca de las Cortes de Aragón.

12 jul. 2016

Colección "El árbol urbano"

En la página Web del Ayuntamiento de Segovia hemos encontrado estas pequeñas joyas de interés, a nuestro entender, excepcional:

Se trata de una serie de cuadernillos dedicados al conocimiento del arbolado urbano que irán saliendo anualmente coincidiendo con el “Día del Árbol”, y con la intención de que ciudadanos, gestores, empresas constructoras y de mantenimiento, escolares, etc., dispongan de unos correctos textos de referencia. Se abordan diferentes temas relacionados con el árbol en sí mismo (su funcionamiento, las dificultades que encuentra en el medio urbano…), su aportación a la ciudad (estética, emocional, funcional, soporte y refugio de otros seres vivos…), buscando siempre atender los aspectos técnicos y de gestión que de todo ello se derivan. Así pues, el conjunto de la serie se concibe como una guía de conocimiento y de gestión del arbolado urbano en la ciudad de Segovia.

Documentos adjuntos: 

9 jul. 2016

San Ignacio de Loyola en la Corte de los Reyes de Castilla

Incorporamos una nueva entrada a nuestro archivo documental. Se trata, en este caso, de un estudio crítico sobre la estancia de Íñigo López de Loyola en la  Corte de los Reyes de Castilla.


2 jul. 2016

La Diputación de Ávila rinde homenaje a Cervantes con una exposición en Arévalo dedicada a sus vínculos con Castilla y León

El diputado responsable del Área de Cultura, Patrimonio, Juventud y Deporte, Eduardo Duque, ha inaugurado hoy en Arévalo la exposición ‘Cervantes en Castilla y León (1862-2005)’, la tercera de las muestras organizadas por la institución provincial en esta localidad con motivo del IV Centenario de la Muerte de Miguel de Cervantes.

La exposición, que se podrá ver durante todo el mes de julio en la Casa del Concejo de Arévalo, se desarrolla en colaboración con el Instituto Castellano y Leonés de la Lengua (Ilcyl) y con el Ayuntamiento de Arévalo.
El diputado de Cultura ha subrayado de la muestra el hecho de contar como comisario con Fermín de los Reyes, experto conocedor del mundo cervantino, quien ha organizado una exposición que realiza un recorrido bibliográfico y documental sobre la presencia y los vínculos de Miguel de Cervantes con Castilla y León.
Así, la exposición parte del primer lector oficial de El Quijote, el cuellarano Antonio de Herrera, para centrarse en el periodo que transcurre desde el descubrimiento de la casa de Cervantes en Valladolid, en 1862, y el reciente centenario de la publicación de la obra maestra del autor.
Dividida en varios apartados, la muestra aborda aspectos como el III centenario de El Quijote, entre cuyos actos de conmemoración se incluyó una velada celebrada en Ávila en mayo de 1805, o la obra cervantina en Castilla y León.
Esta exposición es la tercera de las organizadas por la Diputación Provincial en Arévalo, en el marco del cuarto centenario del fallecimiento de Cervantes, tras la que se inauguró, en este mismo espacio, sobre la particular mirada de Venancio Blanco a El Quijote y a Cervantes, y la desarrollada conjuntamente por La Alhóndiga y La Carpa, titulada ‘En un lugar de La Moraña… Miguel de Cervantes. IV Centenario’, que se ha podido ver en la Iglesia de San Martín.
Al programa expositivo, íntegramente desarrollado en Arévalo, por ser de este municipio natural fray Juan Gil, redentor de Cervantes, se suman las demás actividades organizadas en este centenario por la Diputación de Ávila, que incluyen un ciclo de conferencias, un logotipo específico o una línea de subvenciones para fomentar certámenes de teatro que recuerden a Cervantes y su faceta como autor teatral.
En la inauguración de hoy, en este sentido, se ha contado con la presencia del alcalde de Arévalo, Vidal Galicia; el director del Ilcyl, Gonzalo Santonja, y el comisario de la exposición, Fermín de los Reyes.