31 dic. 2011

EN 2012, HAZTE SOCIO

          Nos dirigimos a los que seguís con interés las actividades que La Alhóndiga organiza cada mes. Son ya varios años de trabajo de esta asociación, que nació con el único fin de promover la Cultura y defender el Patrimonio de Arévalo y de la comarca. En ese marco de actuación, y además de la publicación mensual de La Llanura, se vienen organizando diferentes actividades de muy distinta naturaleza. Visitas a lugares emblemáticos del patrimonio arquitectónico de la comarca, charlas y conferencias, exposiciones diversas, salidas al campo para conocer y valorar mejor nuestro gran patrimonio natural, publicación de diferentes textos de interés cultural o literario, recopilación de documentación antigua y su posterior digitalización, y un largo etcétera.
            2012 se presenta como un año fundamental en nuestra tarea. Por eso precisamos de todo el apoyo posible. Y la mejor manera de recibirlo es que os hagáis socios. Necesitamos contar con más personas que nos ayuden a realizar el trabajo que tenemos programado para los próximos años. El 2012 queremos que sea un banco de pruebas de cara a la celebración en Arévalo de la próxima edición de las Edades del Hombre. Queremos hacer un esfuerzo extraordinario para que los actos culturales sean más numerosos y más variados. Que la defensa del Patrimonio la realicemos con más intensidad, mostrando todo cuanto tenemos y conociendo mejor nuestro legado recibido para aprender a valorarlo en su justa medida y así poder conservarlo.
            Hacen falta también nuevas perspectivas. De la diversidad de puntos de vista nace la riqueza de una visión más global. Ideas que tienes ahora, queremos que las compartas con todos nosotros. Tu aportación es muy necesaria para el interés colectivo. La ciudad, estamos convencidos de ello, se hace entre todos. La participación de los ciudadanos en los acontecimientos es imprescindible. Por eso, haciéndote socio de la Alhóndiga, aportarás no solo tu compromiso y tus capacidades, harás además una aportación de recursos que son necesarios para poder hacer frente a la organización de los más diversos eventos. Aunque nuestro presupuesto no tiene límite y la imaginación suple la falta de recursos, hay unas necesidades básicas que se deben cubrir.
            Por la módica cantidad de 20 € al año, serás protagonista, parte activa del enriquecimiento cultural que se tiene que vivir en Arévalo y su comarca. Protagonista y responsable de la salvación del Patrimonio histórico-monumental que poseemos. Contribuirás con tu gesto a la construcción de un futuro mejor. Por todo esto y por muchas cosas más, HAZTE SOCIO.

27 dic. 2011

Moraleja de Matacabras

Aunque las inclemencias de la llanura aún endurecen la vida de los paisanos, esta localidad del norte morañego sobrevive a la despoblación gracias al compañerismo, el respeto a la tradición y la osadía frente a un futuro ilegible

JUAN CARLOS HUERTA-ABARGUES
Pastaban juntos siempre tres bueyes. Un león quería devorarlos, pero el estar juntos los tres bueyes le impedía hacerlo, pues el luchar contra los tres a la vez lo ponía en desventaja. Entonces con astucia recurrió a enojarlos entre sí con pérfidas patrañas, separándolos a unos de los otros. Y así, al no estar ya unidos, los devoró tranquilamente, uno a uno”. Moraleja: la unión hace la fuerza.
Por eso en este pueblo, Moraleja de Matacabras, cuyo nombre rinde homenaje a las fábulas de Esopo saben que la convivencia, la armonía entre los habitantes, da paso a la supervivencia, la experiencia sublime de resistir unidos los embates del tiempo, de la falta de oportunidades, del final de un mundo que se diluye en la virtualidad del progreso.

26 dic. 2011

El último poema de Jacinto Herrero, sus libros y papeles

Navidad tras Navidad, diciembre tras diciembre, Jacinto Herrero nos enviaba desde hace décadas a sus amigos a modo de felicitación un poema que nunca eran los manidos versos de circunstancia al uso en estas fechas. Eran normalmente reflexiones hondas sobre el paso del tiempo y sobre el renovador sentido de la Navidad. El de este año estaba ya en su casa y en su mesa, preparado para el envío cuando la muerte sorprendió a Jacinto. Por eso se decidió hacer de él un peculiar recordatorio que primero se repartió entre los que visitaron su capilla ardiente y después se entregó a quienes le acompañaron hasta Langa. Es el que ahora se publica en estas páginas.
José Luis Gutiérrez Robledo 
(Enlace al artículo completo en Diario de Ávila)


      Al margen de Teresa

Esta mujer tenía su raíz en la tierra:
tal vez vio al hortelano mullendo los terrones
del breve huertecillo, preparar para el riego
un caz de agua limpia donde beben palomas
de su palomarcito y menudos gorriones
que en el salmo aparecen solos en el tejado;
pían en soledad en busca de refugio
para una Noche larga esperando el Sol nuevo:
contempladlo de frente y quedaréis radiantes.
Ella ha viajado con vientos y tormentas,
vadeado los ríos en viejos carromatos
por llegar a ciudades de noche sin dineros.
-Y no tenemos casa. Conviene no hacer ruido
en esta pobre ruina hasta que no amanezca.


JACINTO HERRERO ESTEBAN
Ávila 14 de octubre de 2011.            

25 dic. 2011

Felicitaciones navideñas




De Asadhos




De Chuchi Prieto









De Manuel Caballero

Felicitaciones navideñas

Con cariño, os deseo Feliz Navidad y próspero año nuevo.
Que paséis unas Felices Fiestas!!
Un fortísimo abrazo, David Pascual

Honraré la Navidad en mi corazón y procuraré conservarla durante todo el año.
David Pascual

Felicitaciones navideñas

Me perdonaréis si os digo
que no se lo que me hago,
que me importa todo un higo,
que estoy pasando un mal trago;
que las palabras no ligo,
que mi lenguaje es muy vago,
que quisiera estar contigo
y marcharnos a Santiago.
Mas como no soy un mago
me despido; ya no sigo.

       Emiliano Jiménez.  Navidad 2011
            --------------

¡ FELIZ NAVIDAD Y FELIZ 2012 ¡

Felicitaciones navideñas

Que el nuevo año nos regale armonía e ilusión para seguir disfrutando de la hermosa tarea de VIVIR. 

NAVIDAD,
Un puñado de harina volando al azar,
dos manos unidas también para volar,
una luna colgada en cualquier desván
iluminando el tiempo hasta regresar.

NAVIDAD,
unos labios cruzados que hablan de amor,
dos versos que gritan para ser canción,

 

NAVIDAD

es hacer primavera de una sola flor
que cualquier día nace en cualquier corazón.

(De Javier y el Grupo “Alcaraván”)

¡Disfrutad de las Fiestas y ojalá que en 2012 NO se cumplan todos nuestros sueños, así siempre tendremos algo por lo que luchar y dar sentido a nuestra VIDA!

¡MUCHOS AÑOS A "LA LLANURA"!
Un abrazo, Javier.

Felicitaciones navideñas

Desde la isla de Puerto Rico para La llanura de Arévalo!
Esta delicada ciudad se llama Yauco se encuentra en las montañas de nuestra isla y es la capital de un café muy sabroso que en ocasiones les he llevado a España, Argentina y dondequiera que viajo y que prometo volver a llevar.  

Nadie mejor que Plácido Domingo para interpretar este villancico que va de todo corazón para desearles una Feliz Navidad y un Próspero Año Nuevo.

Van nuestros mejores deseos salpicados del salitre de nuestro mar y abanicado por palmeras, Carmen Alicia Morales.

21 dic. 2011

Jacinto Herrero Esteban

Estaba la noche del pasado lunes preparando la lección de hoy cuando me llegó, a través de un correo enviado por el profesor Gutiérrez Robledo, la triste noticia de la muerte esa misma mañana de Jacinto Herrero, sacerdote, profesor de literatura, escritor y poeta.
Dejadme hoy dedicar el tiempo de la habitual lección de historia para hacer una pequeña reseña que le sirva como humilde homenaje.

Jacinto Herrero Esteban nació en Langa en 1931. Es por tanto de esta tierra, de la Tierra de Arévalo.
Se licenció en Filología Románica en la Universidad Complutense de Madrid. Vivió en Perugia (Italia) y en Nicaragua, donde conoció y entabló amistad con escritores como Thomas MertonPablo Antonio Cuadra y Ernesto Cardenal.  Durante gran parte de su vida ejerció como profesor de literatura en el Colegio Diocesano en Ávila capital.
Sus principales referencias literarias fueron la Biblia, la literatura española del Renacimiento, los clásicos grecolatinos y la poesía italiana. Ha traducido poemas de Giacomo Leopardi y Salvatore Quasimodo.
Recibió, entre otros, los premios Anthropos de poesía, Jaime Ferrán, Rocamador y Fray Luis de León.
José Jiménez Lozano, Premio Cervantes y amigo personal de Jacinto Herrero dijo de él: “Podrá no haber recibido los honores del público, pero sí de los lectores pues no es un poeta censado en Corte, sino un clérigo que escribe poesía. Sus poemas llevan la singularidad del yo, de ahí que no sea un producto de multitudes, porque la multitud siempre se equivoca”.
Fue fundador y director de la colección de poesía "El toro de granito".
El pasado año, por estas fechas, en el acto de presentación del libro “Heterodoxos y Olvidados” de Adolfo Yáñez en Ávila, se propuso que Jacinto Herrero fuera Premio de Castilla y León de las Letras 2010. No le concedieron ese galardón.
Falleció en Ávila en la mañana del pasado lunes 19 de diciembre de 2011.

Su obra poética se resume en las siguientes obras:

El monte de la loba (1964)
Tierra de conejos (1965)
Ávila la casa (1969)
La trampa del cazador (1974)
Solejar de las aves (1980)
Los poemas de Ávila y Solejar de las aves (1982)
Noche y día (1985)
La golondrina en el cabrio (1993)
Analecta última (2003)
La herida de Odiseo. (2005)
Grito de Alcaraván. Antología. (2006)

Y su prosa está en:
Aproximación a Robles Dégano (1987)
En Ávila sin ira (1991)
Ávila en el 98 (1998)
Escritos recobrados (2007).


Apegado a estas tierras nuestras y suyas, deja buena muestra de ello en sus escritos.

Nos habla de Arévalo:
A la entrada de Arévalo, unos viejos molinos a orillas del Adaja evocan un pasado de industrias primitivas. Son edificios de ladrillo y cal. Aquí el románico se adaptó a estos materiales humildes que los alarifes moriscos trataban con primor.

San Martín con sus torres gemelas. Una de las torres del de Arévalo lleva un ajedrezado de ladrillo que si recuerda el gusto árabe por lo geométrico, contrasta con el pórtico románico, en piedra, de la fachada.

Y sobre todo el puente sobre el Arevalillo, a la salida para Madrigal y Medina. Merece la pena bajar al río y contemplarle en su dimensión verdadera; se diría una catedral mudéjar sobre el agua.

Y la Lugareja: Nunca el románico más puro de líneas se ha amalgamado con la sensual curvatura de lo islámico como en este templo inacabado. Para ir hasta él bajaremos al rio Arevalillo y unas choperas junto al agua nos servirán de guía.

Aunque a principios de nuestro siglo, todavía se elevo Arévalo como adelantada cultural de su entorno. Periódicos como La Voz de Arévalo, El Despertar, El Faro del Distrito, El Heraldo de Arévalo, La Llanura, dan idea de que no siempre ha sido la ciudad de las discotecas para mozos de los pueblos aledaños y el mercado obligado de los martes.

Nos habla también de Langa:
De pequeño, en vacaciones, yo llegaba a mi pueblo y conocía todos los ruidos de la noche. El resoplido de las mulas en el corral, comiendo cebada verde. Las ranas croando en las lagunas cercanas de los prados de Narros, de la Fuente, del Juncal. Los perros que se avisaban unos a otros ladrando bajo la luna. Los gallos a media noche. El llanto del chiquillo de un vecino. La conversación a voz en grito de algún que otro trasnochador bebido. Y algo tan misterioso como el machacar el ajo de la cigüeña sobre la olma.

De Madrigal:
La tarde calurosa había dejado un rojizo resol en el poniente que, ya anocheciendo, se teñía de violeta al otro lado de Madrigal de las Altas Torres. La imagen de la Villa se recortaba plomiza, sin volumen, plana y erguida, sobre este fondo de cambiante color. Recordaba los dibujos de Felipe Doyagüez, siempre silueteados, cuya técnica parecía haber aprendido contemplando su pueblo, y, un poco mas cargados de color, pero siempre planos, los esquemáticos trazos de Domingo Emilio. Veía la tierra horizontal, el cielo horizontal y levemente unido al polvo por las torres del pueblo que yacía en su sueño gris y azuloso descansando del peso de su nombre.

En los versos de su obra:
                       ¡Ay telar de Fontiveros,
ay hogar del hermanito,
posado entre cielo y nava
donde no canta ni un hilo
de agua, tan solo la alondra
sobre la mies en estío! (*)
....

Ruinas perdidas en campo
que lecho de mar fue antes de hombres,
tus cubos mordieron el polvo,
Madrigal de las Altas Torres.(*)
….

En tu poca belleza, no yaciente,
erguida, Langa, estás en la llanura,
celeste para mí, con tu basura,
lejana en mi memoria adolescente.
….

Vuelvo a la tierra que nacer me viera
y se aviva el rescoldo de la brasa
del alma. Madre vive. Nuestra casa
tiene las mismas puertas. En la era

un muelo habrá de trigo. No se muera
esta paz de la tarde que traspasa
mi vida a mi recuerdo. Ya la masa
dará su pan. Ya habrá otra sementera.

Quiero dejaros, antes de terminar, estos versos de un poema navideño suyo que viene a cuento por las fechas en que estamos:

En Belén, esa villa, la casa de David,
no le dieron posada al que está por venir;
decía el hostalero que los pobres allí
íbanse a un cobertizo en la noche a dormir.

Mano a mano que fueron al establo llegados,
hallaron un pesebre para el asno cansado;
había por acaso un buey enamorado,
cuyo aliento tenía el heno escalentado.

En la noche cerrada vieron lumbres arder,
cual vemos por agosto en los cielos correr;
supieron los pastores estos signos leer,
que un niñuelo entre el heno habría de nacer.

Ayer lo enterraron en Langa y ayer mismo decía de él José Jiménez Lozano: “Sobre la tristeza de su desaparición incluso, podemos destacar la alegría de que haya escrito su poesía «porque sí» y también que se nos haya entregado a todos tan generosamente.      
Ambas realidades son un don que se nos ha hecho.”
(*)  Nueve poemas de Unamuno 
en el libro En Ávila:Sin ira
Radio Adaja - Lección de historia
21 de diciembre de 2011

19 dic. 2011

Esta mañana ha muerto Jacinto Herrero

Esta mañana ha muerto en Ávila Jacinto Herrero Esteban, poeta, amigo y maestro. Los que tuvimos la suerte de ser sus discípulos, sus lectores y sus amigos, no podremos olvidar ni su magisterio, ni sus versos, ni su amistad. A modo de homenaje os proponemos la lectura de uno de sus sonetos o de alguna de sus obras.

LANGA

Y que yo recorría tus trigales
y un dios era entre pinos y ganado;
y que yo me sonaba iluminado
cavando huertas entre cigüeñales;
que sobre mi volaban los pardales,
las urracas y el pato amenazado
del cazador; que el cielo contemplado
y mi carne dorada eran iguales;
que nada en ti termina: estás latiendo
como una liebre tímida en su cama
después de la carrera, y vas abriendo
tus despiertas orejas a un mugido
de metal y motores, y hoy te llama
mi piedad que te salva del olvido.


                        J. Herrero Esteban

Poesía
  • El monte de la loba (Ávila, 1964)
  • Tierra de conejos. Premio Rocamador, 1965. (Palencia, 1967)
  • Ávila la casa (Salamanca, 1969)
  • La trampa del cazador (Madrid, Adonais, 1974)
  • Solejar de las aves (Bilbao, 1980)
  • Los poemas de Ávila y Solejar de las aves (Ávila, 1982)
  • Noche y día (Ávila, 1985)
  • La golondrina en el cabrio. Premio Ánthropos de poesía 1992. (Barcelona, Anthropos, 1993)
  • Analecta última (Ávila, 2003)
  • La herida de Odiseo. Premio Fray Luis de León de poesía, 2005 (Salamanca, Junta de Castilla y León, (2005)
  • Grito de Alcaraván. Antología. (Madrid, Vitruvio, 2006)

 Prosa

  • Aproximación a Robles Dégano (Ávila, 1987)
  • En Ávila sin ira (Ávila, 1991)
  • Ávila en el ʼ98 (Ávila 1998)
  • Escritos recobrados (Ávila, 2007).
(Enviado por José L. Gutíerrez R.)

17 dic. 2011

Concierto de Navidad

Concierto de Navidad 2011
a cargo de Coral "La Moraña"
domingo, 18 de diciembre
a las 20,00 horas
Iglesia de Santo Domingo

15 dic. 2011

La Llanura número 31

Hoy ya está en la calle nuestra Llanura número 31. A lo largo de la mañana se ha distribuido en los lugares habituales de Arévalo y ya se puede descargar de los sitios de Internet:

Para su descarga en PDF,

o para su descarga desde SCRIBD

Conferencia sobre Prensa Histórica a cargo de Maximiliano Fernández

     En el contexto de la exposición “Prensa Histórica Arevalense, 1898-1962” que desde el pasado viernes puede verse en el Museo de la Historia de Arévalo, organizada por la asociación cultural La Alhóndiga de Arévalo, en colaboración con la Concejalía de Cultura del Excmo. Ayuntamiento de Arévalo, se celebrará el próximo jueves 15 de diciembre, a las 20,30 horas de la tarde una conferencia que tratará sobre Prensa Histórica.
La charla correrá a cargo de Maximiliano Fernández Fernández, Doctor en Ciencias de la Información por la Universidad Complutense de Madrid. 
Nacido en Ávila, Maximiliano Fernández es doctor en Ciencias de la Información por la Universidad Complutense de Madrid y doctor en Sociología por la Universidad Pontificia de Salamanca. Uno de los pocos bidoctores en España.
Empezó trabajando en El Diario de Ávila, donde fue redactor jefe durante 7 años, y, como periodista, ha sido también  coordinador de El Mundo de Castilla y León, jefe de Región de El Mundo de Valladolid, director de Ávila Semanal, subjefe de Sociedad de El Independiente y director de Sociedad Digital. Ha publicado además artículos en periódicos nacionales como El Mundo y Abc, y en Cuenta y Razón, El Norte de Castilla, Historia 16, El Universitario Europeo, Fape, Castilla y León nueve…  así como en revistas especializadas del ámbito universitario como Historia y Comunicación, Sociedad y Utopía, Dicenda, Análisis del Mensaje Periodístico, Barataria, Textual and Visual Media
 También como periodista ha sido jefe de Prensa de la Diputación Provincial de Ávila durante siete años, director de Comunicación de la Universidad Católica, asimismo durante siete años, y redactor de Radio Castilla en Burgos, corresponsal de RNE en Castilla y León, y responsables de Relaciones con los Medios en Telemadrid en los años 2008 y 2009.
En el ámbito universitario, ha sido profesor contratado en una decena de universidades nacionales: Pontificia de Salamanca, Europea de Madrid, Complutense, Rey Juan Carlos, Francisco de Vitoria, Villanueva, Felipe II y Católica de Ávila, en la que además de ser profesor titular fue durante cuatro años Vicerrector de Ordenación Académica e Investigación y, durante tres, Decano de la Facultad de Ciencias Sociales y Jurídicas, ocupando asimismo el cargo de delegado del Rector para Actos Institucionales. Ha impartido másteres en la Universidad de Salamanca, San Pablo CEU y Universidad Rey Juan Carlos de Madrid. También ha impartido cursos en la Universidad Estatal de San Diego (California, EEUU), donde ha trabajado durante dos veranos, ha participado en encuentros de investigadores en La Sorbonne-2 de París, Pompeu Fabra, de Barcelona, etc. Actualmente es profesor contratado doctor en la Facultad de Ciencias de la Comunicación de la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid.
  Como escritor, Maximiliano Fernández es uno de los autores abulenses más prolíficos de toda la historia (quizás el que más después de El Tostado), con un total de 16 libros publicados, casi todos ellos en los campos de la comunicación, la sociología y la historia abulense. A camino siempre entre Ávila y Madrid, ha ido combinando publicaciones de temática provincial con publicaciones y temas de carácter nacional. Entre estos últimos figuran sus libros La incorporación de neologismos al español actual, De las tramas contra El Independiente a la concentración mediática actual, publicado por Fragua; Comunicación en la sociedad red: la construcción mediática de la realidad, en el que colaboran destacados catedráticos y especialistas en prensa nacional, como González Seara, Fernando Jáuregui y Felipe Sahagún, y Silos, camino a la felicidad, en colaboración con el también periodista y escritor Graciano Palomo. La fundación Instituto Castellano y Leonés de la Lengua le publicó en 2010 Larra en las elecciones de 1836. Cómplices y adversarios, que es una investigación crítica sobre el gran escritor y periodista romántico español del siglo XIX. Y este año 2011 ha dado a la luz los libros Comunicación reputación en empresas e instituciones. Experiencias profesionales y propuestas prácticas, publicado por Universitas, y Estructura Social, teoría y recursos didácticos, editado por OMM, también de Madrid.
Entre las publicaciones locales o provinciales, cabe destacar Sociedad y Opinión. Ávila en el siglo XIX, quizás la obra más completa sobre nuestro siglo XIX; Prensa y Comunicación en Ávila. Siglos XVI-XIX, que es un extenso trabajo sobre la prensa provincial decimonónica y los antecedentes comunicativos; Casino Abulense, un siglo de historia y encuentros, la guía turística Ávila y provincia, editada por Edilesa, de León, así como Elecciones europeas, nacionales, autonómicas y municipales, publicada por la Institución Gran Duque de Alba, y Estadísticas electorales y corporaciones municipales.  De carácter local son los libros realizados en colaboración con Hermelina del Pozo y María Dolores Alameda, Las Berlanas: evocaciones e imágenes y Apuntes etnográficos de Santo Tomé de Zabarcos. Y de carácter regional fue la obra La Economía del Bienestar en Castilla y León a las puertas del año 2000.
 Ha obtenido premios nacionales del Instituto Nacional de Estadística y de UNICEF por sendos reportajes publicados en El Independiente en 1990; premio de ensayo sociológico Fermín Caballero de Ciencias Sociales, convocado por la Asociación Castellano Manchega de Sociología,  premios de narrativa, como el Hernández Luquero, que otorgaba el Ayuntamiento de Arévalo, premio de relatos La Moraña, etc.
  Es asimismo miembro de varias asociaciones de investigación, como la Institución Gran Duque de Alba, de la Confederación Española de Centros de Estudios Locales (CECEL); miembro del Grupo de Investigación y Estudios Sociales Avanzados (GIESA) de la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid. Miembro del grupo Press, Imprimés, Lectura dans l´ Aire Romane, vinculado a l´Université Paris Ouest Nanterre La Défense (France) y al Colegio de España en París, donde el pasado mes de octubre presentó una comunicación sobre la recepción en la prensa española del fenómeno migratorio.

14 dic. 2011

Vivíamos en un palacio...

Una mañana ya fue primavera. Los lirios estallaron en el jardín de la entrada y el antiguo salón del palacio, convertido en capilla, se llenó de azucenas que impregnaban el aire con aromas de estampita. Había dejado de hacer frío, por fin, y el sol nos acompañaba desde casi el momento de levantarnos. Hasta daban ganas de estudiar aunque, ahora que lo pienso, tal vez se debiera a la proximidad de los exámenes. Era la luz prometedora de días más largos y sobre todo, de las vacaciones que ya esperábamos ansiosamente.
La primavera desembocaba en el esplendor de mayo, puro verano en Arenas. Los pinares eran un concierto ensordecedor de cigarras durante las tardes de paseo. Nos empeñábamos en cazar algún ejemplar para hacerle la autopsia en busca del chirrido, pero nunca tuvimos ninguna víctima a nuestro alcance. Las chorreras de agua limpísima bajaban de la sierras arrastrando cantos rodados y nosotros poníamos a navegar río abajo escuadras de bajeles construidos con la roña de los pinos, un palo afilado a navaja por mástil y, de vela, el trozo de una pañuelo zurcido. Habíamos pasado en los juegos del ciclo de bichos y misioneros, que eran especialidades de invierno, al de los deportes acuáticos: botar barcos, tirar piedras al río rodando pinar abajo y mojarnos los pies, que era lo único que nos estaba permitido mojar en aquella naturaleza de helechos que se nos antojaba salvaje.

(más en el Blog de Jesús Arribas)

12 dic. 2011

Geñín DJ, pasión por la música

Nació en Arévalo un mes de enero de 1979. Recuerda desde su más tierna infancia un desmedido amor por la música y recuerda que, casi desde siempre, ha sido admirador incondicional del mítico grupo AC-DC.
Nunca podrá olvidar el 22 de diciembre de 1995. Ese día hizo su debut como incipiente D.J. en el bar “Sabor”. Sólo tenía, como él mismo dice, dieciséis primaveras. Siete años y medio estuvo sobre la barra, cada noche, con sus sesiones, con sus shows.
DAZ DJ o Ernesto Rockabilly, clásicos de la noche arevalense de aquellos días, fueron sus maestros.
Durante varios años y en ese mismo local fue forjando una afición que terminó siendo parte importante de su vida personal y profesional.
En marzo del año 2003 tomó la decisión de abandonar el garito donde había aprendido tanto y en el que había dedicado tantas horas a lo que realmente le apasionaba.
La vida, dicen, es un cúmulo de casualidades y ese mismo día la casualidad quiso que estando Geñín tranquilamente en su casa, le llamaran por teléfono para hacer un concierto como telonero de un artista que empezaba a destacar en el panorama nacional. El artista era Melendi. El grupo segoviano que iba a actuar en primer lugar en ese concierto se cayó del cartel y los organizadores se acordaron de Geñín y le llamaron. Allí fue donde empezó su carrera en solitario participando en una mini-gira con Melendi.
Al final de ese activo verano de 2003 compartió escenario con otro grupo que se abría camino por entonces en el panorama musical nacional: Los Despistaos.
En mayo del año 2005 le ofrecieron ser telonero del grupo cántabro La Fuga. Con ellos se consagró de forma definitiva manteniendo con el grupo una consistente relación profesional y de autentica amistad, y con ellos compagina gira musical por toda España. Nos dice con verdadero orgullo que “compartir escenario con ellos ha sido lo mejor que me ha pasado en la vida.
Los Sublevados, grupo de Alcobendas, Los Delinqüentes, el grupo segoviano Adobe, son otras de las bandas con las que actúa en conciertos puntuales o en giras por todo lo largo y ancho de la geografía española.
En diciembre de 2006 Geñín DJ es reclamado por la Cadena 100 y los 40 Principales de Cantabria para hacer un bolo junto a Carlos Jean, genial D.J., productor y compositor que por entonces presentaba su nuevo álbum Mr Miracle. El lugar del concierto era el pabellón de deportes santanderino donde Geñín D.J. ya había estado teloneando a La Fuga. Desde entonces han sido muchas las ciudades y pueblos visitados y muchos los grupos y bandas con los que ha podido compartir escenario.
Músicos como Rosendo, Grupos como Porretas, Celtas Cortos, Básico y lugares míticos para el Rock and Roll como el Palacio de Deportes de la Comunidad de Madrid o La Campa de La Magdalena de Santander, la plaza de toros de León o la mismísima Campa de los Obeso de Reinosa. Un ya largo camino en el que va acompañado, desde el principio, por la ingente cantidad de amigos y seguidores que tiene Geñín D.J.
Fiel admirador de los míticos AC-DC, nos recuerda, antes de despedirnos, que les sigue con verdadera admiración allá por donde van. Ha estado con ellos en los siete conciertos que dieron en España en su última gira e incluso ha ido a algunos de sus conciertos en Europa.

11 dic. 2011

En el día internacional del tango

El Día Internacional del Tango se festeja en todo el mundo cada 11 de diciembre, en conmemoración a las fechas de nacimiento de los creadores de dos vertientes del tango: "La Voz" (Carlos Gardel, el zorzal criollo, ídolo y figura representativa del tango) y "La Música" (Julio de Caro, gran director de orquesta y renovador del género).

Asamblea de socios de Amigos de Madrigal

Asamblea General Extraordinaria para la elección de los cargos de la Junta Directiva.
Dicha Asamblea General Extraordinaria se ha celebrado hoy sábado, 10 de diciembre, a las 17:00 horas, en el edificio de Correos (planta 1), en Madrigal de las Altas Torres.

Una única Candidatura que opta a formar la nueva Junta Directiva
Para la renovación de la Junta Directiva se ha presentado una única candidatura compuesta por:
·         Presidente: Rufino González Díaz.
·         Vicepresidente: Susana Gutiérrez del Bosque.
·         Secretario: Jesús del Campo Espinosa.
·         Tesorero: Elena Sáez Sánchez.
·         Vocal 1: Juan Carlos del Bosque Portero.
·         Vocal 2: Antonio Miguel del Campo.
·         Vocal 3: Carlos Martín Serrano.
·         Vocal 4: Miguel Arias Cid.
·         Vocal 5: Francisco González Doyágüez.
Dicha candidatura ha presentado nuevos proyectos culturales y el compromiso de dar continuación a los ya instituidos, como son: el premio “Amigo de Madrigal”, El ”Certamen de Pintura Rápida” así como la colaboración en todas las actividades culturales emprendidas en Madrigal.

  Algunos de los puntos propuestos en su proyecto cultural son:
  •    Énfasis en la lucha por la restauración de la Iglesia de Santa María del Castillo y en la plena predisposición de poner en marcha el convenio de colaboración de la Asociación, firmado en 2011 con la Junta de Castilla y León y el Obispado de Ávila, donde para el 2012 la Asociación espera seguir colaborando y participando el proyecto cultural y su futuras fases de restauración.
  •    Seguir  manteniendo el compromiso en la lucha por la puesta en valor del edificio del Convento de Extramuros una vez consolidada su ruina, poniéndose a disposición de las instituciones responsables para colaborar en cuanto fuera necesario por favorecer dicho monumento. 
  •    Emprender nuevas campañas en favor de los monumentos más emblemáticos y deteriorados de la Villa, como por ejemplo sus murallas, denunciando ante la opinión pública si fuera necesario el estado de abandono en que se encuentran.
  •    Se comprometen a actuar conjuntamente con asociaciones vecinas, como la arevalense de La Alhóndiga, en proyectos culturales de la Tierra de Arévalo y la Moraña y  seguirán formando parte de la Federación de Asociaciones de Patrimonio de Castilla y León con el objetivo de defender y dar valor el gran Patrimonio Cultural de Madrigal de las Altas Torres.

10 dic. 2011

Serenata Nocturna

Con este nombre nos citaba nuestro amigo Luisjo para una excursión distinta.

Como se puede leer en el enlace íbamos a oír la naturaleza

“podremos oír el ulular lastimero del cárabo, el reclamo corto y misterioso del búho chico, el silbido o siseo de la lechuza, la repetitiva llamada del búho campestre, los gritos agudos del mochuelo o el profundo aviso del búho real. Todos ellos impresionan cuando se escuchan por primera vez porque pertenecen al desconocido y misterioso mundo de la noche”

Por poco mi excursión empieza y termina a la vez, ya que, aunque la convocatoria era clara a las 16.45, en mi cabeza quedó la idea de que era a las 6,45 y, menos mal que sobre las 4 lo volví a mirar que si no … ni excursión ni sonidos ni fotos ni crónica ni noche ni nada (… bueno y ni frio)

Pues eso, las 5 de la tarde con la luna acompañándonos, y camino a San Julián con la idea de ir a ver acostarse a los milanos reales.

Nos recibieron dos pares de grullas, que levantaron el vuelo nada más acercarnos y tras ellas, todas sus compañeras – unas 400 acertó a decir Luisjo tras un cálculo de experto...

9 dic. 2011

LAS CRIATURAS DE LA NOCHE

NOTA PREVIA:  Humán: ser humano, hombre o mujer. Plural: Humanes

Lo infrecuente de la hora de la cita nos hizo llegar con cierto retraso, bueno eso y la presencia inquietante de dos jóvenes cachorros humanes. Tras el saludo protocolario y rendición de pleitesía a las autoridades, nos encaminamos hasta nuestro primer destino. Entre San Pascual y El Oso. Pronto pudimos observar hasta un total de quince ejemplares de Milano Real (Milvus milvus) que en una chopera próxima iban tomando posiciones. Pero la actividad de un sufrido labrador con su tractor no dejaba que las aves tomaran reposo. En ese momento una bandada de cientos de grullas comunes (grus grus) captó nuestra atención.
Podemos verlas en la llanura inmensa mientras picotean en busca de alimento. Con los aparatos que acercan las cosas que estas gentes raras manejan, podemos observarlas sin molestarlas. Captamos todos los mínimos detalles, calculamos a qué distancia se encuentran de nosotros, entre seiscientos y ochocientos metros, y podemos distinguir con claridad los miembros de una familia por la descripción que Luisjo nos facilita.
Alguien deja caer, mientras el nutrido grupo no deja de observar a las grullas, que se cumplen trece meses del nacimiento de la “criaturita”, esto es, las andanzas y correrías por la Moraña y la Tierra de Arévalo. ¡Cómo pasa el tiempo! ¡Qué atrás queda la raquítica constitución de aquel primer grupo! Hoy, trece meses después, tiene de todo. Estamos incluso pensando en incorporar a un astrónomo o en su defecto a un aficionado a la astrología, pues vamos necesitando aclarar ciertas dudas que nos van surgiendo en nuestras correrías.
Mientras observamos con minuciosidad a las grullas, de fondo podemos contemplar un maravilloso atardecer. Nubes jaspeadas que van tomando tonalidades malvas, mientras el sol en su declinar va dejando todas las variedades de rojo y naranja posibles. Más al fondo y a nuestra izquierda la silueta de las lejanas montañas, frente a nosotros un solitario sauce. Las grullas levantan el vuelo para dirigirse a la cercana laguna para pernoctar. No tiene precio la imagen de la formación en uve que recorta su silueta, casi a ras de suelo, sobre el atardecer que nos ofrece la llanura. Muchas personas pagarían por poder disfrutar de estos momentos. Hacer un alto en su ajetreada vida urbana y poder contemplar un espectáculo semejante, aunque mentes pesimistas y obtusas no lo vean, a poco más de una hora de Madrid, la gran urbe del solar patrio.
Tal vez por esto mismo, el atardecer y el vuelo sosegado de las grullas, es por lo que la contemplación de la luna inoculó a los menos románticos una buena dosis de sensibilidad. Viendo la luna por un aparato que todo lo acerca, nos parecía estar a punto de tocarla con los dedos. El cielo empedrado con nubes blanquísimas y rotas, la luna en cuarto creciente y junto a ella una luminosa luz, satélite humano o estrella, nadie me dijo nada cierto. Ahora comprenderéis la necesidad de contar con algún experto en la Didáctica de las Estrellas.
Al tiempo de recoger aparatos e impedimenta, Luisjo nos comunicó nuestro siguiente destino: íbamos al encuentro del Cárabo común (Strix aluco). Yo, que únicamente había leído lo de “correr el cárabo” en la novela de Miguel Delibes “Los santos inocentes”, no acertaba a comprender muy bien cual iba a ser nuestro papel llegado el momento.
La luna ilumina la llanura, quedan pocas noches para que se vea la luna llena, por eso, una delicada claridad se desparrama sobre todas las plantas que rompen la horizontalidad del suelo llano. Las imágenes que resultan no siempre transmiten confianza. Sombras y luces tenues, figuras difusas, sonidos desconocidos. Nos salva, pues nos transmite confianza, la presencia de Luisjo. Seguros de nuestras posibilidades con él a nuestro lado, nos guía en tan inquietante marcha, en busca de las criaturas de la noche.
Atrás en el tiempo han quedado los milanos reales, que ahora estarán durmiendo en sus ramas. Seguros de que nada les ocurrirá durante la noche. Felices de haber sobrevivido un día más a la bárbara estupidez humana.
Llegamos al pinar. Todo negro en un principio. A poco, la claridad de la luz de la luna va dejando entrever siluetas, he de reconocer que inquietantes. Nuevamente viene a mi recuerdo la descripción que de la fraga hace Wenceslao Fernández Flórez en su novela “El bosque animado”. Entre las sombras del pinar, con algo de bruma en la lejanía, parece paisaje propicio para la aparición de la “Santa Compaña”, pero según me cuentan, está haciendo el Camino de Santiago, pues el año pasado con ser año Santo Jacobeo no pudieron hacerlo con tranquilidad. Queda patente que el daño que en mí ha causado la lectura resulta irreparable.
En el más absoluto silencio del grupo comienza el ritual de llamada del cárabo. Responde pasados unos minutos. Cuando me preguntan por lo que hacemos en estas correrías, intento explicar que además del desplazamiento geográfico al punto que Luisjo nos marca, hay una especie de viaje interior en cada uno de nosotros. En la noche oscura, en silencio, comenzamos una especie de regresión a la infancia vivida, a nuestros propios recuerdos, al animal interior que todavía pervive en nosotros.
Hace apenas sesenta años, cualquier niño sabía imitar y reconocer los sonidos de los distintos animales que poblaban nuestros campos. Sabían también el nombre de cuantas plantas y flores se encontraban. Hoy puede que nos manejemos con cierta soltura en el entorno urbano, que dominemos el movimiento en un gran centro comercial, que sepamos reconocer un buen lugar para estacionar nuestro vehículo en el estacionamiento del gran supermercado; pero en la naturaleza “duraríamos un telediario”.
Todos los ruidos resultan desconocidos y extraños. Menos mal que con nosotros estaban los chicos raros, que tienen tanta luz en sus cabezas que si te miran de frente te deslumbran. Poseen además el secreto del sonido de todos los animales posibles. Saben realizar el exorcismo preciso para convocar a cada animal en concreto.
Después de un buen rato de experiencia natural profunda, siento el ruido de mis tripas, que me recuerdan el chocolate con bizcochos de soletilla y churros calentitos que la organización había puesto a nuestra disposición y que yo rechacé por los restrictivos preceptos de mi nueva religión. Siquiera unos bizcochos “Sancho Panza”, que evocan mis dulces recuerdos infantiles cuando profesaba una religión más amable con las cosas del comer, me había podido llevar a la boca. Tragué saliva, que eso sí me está permitido, y traté de aguantar el tipo en un entorno tan silencioso.
En tanto me cuentan, que estas rapaces que hemos venido a escuchar, engullen sus presas enteras y acabada la digestión, regurgitan unas bolas de pelo, huesos y todo aquello que no pueden digerir y que reciben el nombre estas bolas, de egagrópilas.
Abandonamos las sombras del pinar con cierto alivio, pues tanta silueta difusa, tanto ruido de ramas que crujían, disparaban mi imaginación hacia criaturas menos simpáticas que el cárabo.
Llegamos a un cruce de caminos donde empezaron a convocar al mochuelo común (Athene noctua). El éxito fue tal que llegamos a contar tres. Uno lo suficientemente cerca como para poder observarlo sobre el tejado de una construcción próxima a nosotros. Otro en la chopera cercana de nuestra derecha y un tercero más alejado, en la llanura que se extendía a nuestra izquierda, tal vez sobre un mojón, tal vez sobre una cerca. De fondo se escuchaba el incesante kruu-kruu de las grullas en la cercana laguna de El Oso.
Antes, habíamos tenido que pasar por una zona embarrada, momento que aprovecharon los que quieren hacer carrera, para ofrecerse para portar a la leche a nuestro Presidente. Está visto que cualquier momento es adecuado para los que solo piensan en medrar.
Además del sonido del mochuelo, llegó hasta nosotros el nítido rebuzno de un dulce y tierno burro. Inevitable me resulta también dejar de asociarle a “Platero y yo”. Animal en serio peligro de extinción, pese a sus múltiples imitadores que en estos tiempos proliferan entre los humanes. Desconozco cómo fue que respondiera a la llamada el pollino, pues no abrí la boca en ningún momento ni emití reclamo alguno.
No reparamos en mamíferos, roedores o no, y otras aves que viven de noche. Tampoco vimos rastro alguno de vampiros, hombres-lobo, demoníacas hadas, duendecillos necrófagos, muertos vivientes, basiliscos y demás ralea. Algún urbanita sugirió lo inadecuado del reclamo empleado para convocar a estas criaturas de la noche, proponiendo la banda sonora de la película Crepúsculo para una próxima ocasión, que parece según los entendidos, que funciona a las mil maravillas.
Así que, cada mochuelo a su olivo y nosotros levantamos el vuelo para dirigirnos al encuentro con el búho real (Bubo bubo), pero las obligaciones del bonus páter familias me hicieron abandonar la expedición. De lo que sucedió a partir de ese momento con nuestros compañeros de correría nada sé y no puedo contarlo. Alguien lo hará en algún momento. Lo que sí puedo contar, fue el rato de ocio acuático con los cachorros humanes en la charca cubierta de propiedad municipal. Bajo la luz de la luna con el ruido de nuestro chapoteo, un relajante baño antes de retirarse a dormir. La noche sigue su curso, los humanes descansan pero gran cantidad de criaturas viven las horas de mayor actividad de su jornada. Es necesario no perder el contacto con las demás especies con las que compartimos la Biosfera. Las criaturas de la noche no descansan pero se acabó el duro.
Fabio López

8 dic. 2011

Rioseco y Medina, la cara y la cruz...

El próximo domingo 'Passio' echa el cierre tras siete meses de apertura y es hora de hacer balance. Primero el de la hostelería, con un incremento del 80% en su actividad, en el caso de los comerciantes de Medina de Rioseco y de solo un 1% en el de los de Medina del Campo; después el del municipio, que confía en que el revulsivo turístico al que se ha sometido estos meses coseche visitantes en un futuro; y finalmente el de la propia muestra, con más de 400.000 visitantes registrados a finales de noviembre, quince días antes de su cierre definitivo.
El balance que la Pasión de Cristo narrada en 150 piezas de arte sacro dejará en Medina de Rioseco es positivo. Lo dice el Ayuntamiento, la Asociación de Empresarios y Profesionales de Medina de Rioseco y Comarca y la propia organización de una muestra que desde que desembarcó en la Ciudad de los Almirantes el 3 de mayo ha dejado un goteo incesante de turistas en sus calles, comercios, hoteles y restaurantes.
(... más en Norte de Castilla)

7 dic. 2011

El sonido de la noche.

Fotografía de David Martín Fernández
...se organizó una salida al campo para entretener nuestra vista y nuestro oído.
Al anochecer pudimos observar la entrada al dormidero de los Milanos Reales (Milvus milvus) y también la reunión de las grullas para pasar la noche juntas en una laguna.

4 dic. 2011

Villar de Matacabras

Villar de Matacabras, pueblo cercano a Madrigal de las Altas Torres, lo forman algunas pocas viviendas casi alineadas a lo largo de una única calle que atraviesa todo el lugar y, hoy, casi todas ellas en ruina.

En la "Consignación de rentas ordenadas por el Cardenal Gil Torres", ya figura en 1250, dentro del tercio de Madrigal junto a otras treinta aldeas. Allí se le denomina aún El Villar, omitiéndose el posterior apelativo de Matacabras.
A finales del siglo XV contaba, al parecer, con 24 vecinos. Llegado el siglo XVIII, al tiempo del Catastro de Ensenada, se contaron 43 casas, todas ellas de corta situación, con paredes de tierra apisonada y habitaciones bajas. Entre ellas se anotaron unas paneras de propiedad eclesiástica, las casas del concejo, una fragua, una barbería y una taberna que daban servicio a 42 vecinos incluidos pobres y viudas.
Mediado el siglo XIX nos dice Pascual Madoz, en su Diccionario Geográfico, que el Villar está “situado en terreno llano; reinan todos los vientos, y su clima es frio y afecto a fiebres intermitentes, tiene 49 casas de un solo piso y de inferior construcción; la del ayuntamiento, escuela de primeras letras común a ambos sexos, dotada en granos mezquinamente y una iglesia parroquial Nuestra Señora del Rosario con curato de entrada y de provisión ordinaria. (…) Población: 16 vecinos, 77 almas.

Celebraban sus vecinos las fiestas patronales el 31 de agosto honrando a San Ramón. Un día duraba la fiesta donde se hacia una misa, una procesión y el baile en la plaza amenizado por la dulzaina del Tío Batallas de Mamblas acompañado al tambor por su hija.
El día 15 de mayo celebraban a San Isidro.  Como en otros muchos sitios se sacaba el santo y se hacia la bendición de los campos.
Los niños del Villar acudían a la escuela de Madrigal de las Altas Torres y de allí venia a dar misa don Jacinto, el cura, montado en una tartana, y también venían de allí el cartero y el médico.
En la época de la mecanización del campo la gente empezó a emigrar. El trabajo escaseaba y los más jóvenes se fueron marchando a buscar el futuro en las capitales. Llegó un día en que quedaron solamente dos hermanos. Hoy ya solo queda uno de ellos.  Con 87 años aguanta en el pueblo que le vio nacer y no ha querido nunca marchar. Máximo se llama. Parafraseando a nuestro buen amigo Luis José Martín García-Sancho, diremos que es “un curioso nombre para el único habitante de un pueblo con una población mínima.” 
La iglesia mudéjar de Nuestra Señora del Rosario, y que cuenta con una de las escasas cabeceras tripartitas que se conservan en nuestras comarcas, se sitúa al oeste y un poco alejada de la población. Está rodeada en parte por un murete que parece protegerla del abandono y la desolación.
El ábside central es el mayor de los tres y lo forman grandes arcos de medio punto doblados. El lateral derecho está formado por idénticos arcos que el central. Conserva, por su parte, el del lado izquierdo, el arranque de lo que debió ser un segundo cuerpo, que permite entender que se trataba de un edificio de mayores dimensiones. Sobre este ábside se sitúa una espadaña con cuerpo de campanas.
Los interiores de los ábsides central y meridional derecho y central están fuera del actual templo. Ambos han debido utilizarse para guarda de ganados. En el primero permanecen varios pesebres sobre los que aun son visibles las hiladas de ladrillo a sardinel, las esquinillas y la nacela que decoraban el frente.  En general muestran un estado lamentable de ruina y abandono.

Leemos sobre esta iglesia en el recién publicado libro “Memoria mudéjar en la Moraña” y en palabras del profesor Raimundo Moreno Blanco, que, según establece el artículo 8.1 de la Ley de Patrimonio Histórico Español 16/1985 de 25 de junio: “Las personas que observen peligro de destrucción o deterioro en un bien integrante del Patrimonio Histórico Español deberán, en el menor tiempo posible, ponerlo en conocimiento de la Administración competente, quien comprobará el objeto de la denuncia y actuará con arreglo a lo que en esta Ley se dispone”. Nos sumamos desde estas páginas a su denuncia.
16 de noviembre de 2011