31 may. 2010

El círculo, principio y fin

El círculo, forma geométrica perfecta, principio y fin en sí misma además de eterna, es símbolo de dios. Está dividido en secciones diferentes -tres o cuatro- con grafismos que representan su creación: si son tres, la tierra, el agua y aire, es decir, los tres elementos esenciales del mundo o el universo. Si son cuatro, las cuatro direcciones del universo (Norte, Sur, Este, Oeste) y a su vez "la cuadratura del círculo” con todo lo que esto supone de cosmogónico. A veces también incorpora cielo, agua y una especie de construcción, con apariencia de una casa, que bien pudiera ser el Arca de Noé.
Círculo o universo, no importa si con tres o cuatro secciones, debe estar bajo el designio de su único rey, Jesús el hijo de dios o su enviado, que es la cruz.
El origen es más difícil pero es bastante común a principios de la Edad Media e incluso antes en lugares cercanos a próximo oriente, donde los primeros cristianos tomaron simbología -y otras muchas cosas- del mundo en el que vivían que era el del imperio romano tardío. Y sólo luego se sustituyó o alternó con el libro, que no es sino el evangelio que diferencia al cristianismo del judaísmo.
A partir de un texto de Marta L. Beriso

30 may. 2010

EL CAJÓN DE CHEMA

No parece que lo que normalmente entendemos como "un cuento chino", siempre signifique lo mismo. En esta ocasión Chema Collado, ha enviado un auténtico "cuento chino"; además de desear que os guste, esperamos que la moraleja, que Chema dice que la tiene, también os sirva.




EL PAISAJISTA

Un pintor de mucho talento fue enviado por el emperador a una provincia lejana, desconocida, recién conquistada, con la misión de traer imágenes pintadas. El deseo del emperador era conocer así aquellas provincias.
El pintor viajó mucho, visitó los recodos de los nuevos territorios, pero regresó a la capital sin una sola imagen, sin siquiera un boceto.
El emperador se sorprendió, e incluso se enfadó.
Entonces el pintor pidió que le dejasen un gran lienzo de pared del palacio. Sobre aquella pared representó todo el país que acababa de recorrer. Cuando el trabajo estuvo terminado, el emperador fue a visitar el gran fresco. El pintor, varilla en mano, le explicó todos los rincones del paisaje, de las montañas, de los ríos, de los bosques.
Cuando la descripción finalizó, el pintor se acercó a un estrecho sendero que salía del primer plano del fresco y parecía perderse en el espacio. Los ayudantes tuvieron la sensación de que el cuerpo del pintor se adentraba a poco en el sendero, que avanzaba poco a poco en el paisaje, que se hacía más pequeño. Pronto una curva del sendero lo ocultó a sus ojos. Y al instante desapareció todo el paisaje, dejando el gran muro desnudo.
El emperador y las personas que lo rodeaban volvieron a sus aposentos en silencio.

Cuento Chino

29 may. 2010

Every breath you take


Cada respiración que tomas
cada movimiento que haces
cada enlace que rompes
cada paso que tomas
estare mirandote
cada simple día
cada palabra que dices
cada juego que juegas
cada noche que permaneces
estare mirandote
Oh, no puedes ver?
me perteneces
cómo duele mi pobre corazon
con cada paso que tomas
cada movimiento que haces
cada voto que rompes
cada sonrisa que falsificas
cada demanda que estacas
estare mirandote
pues te has ido y estare perdido sin un sueño
sueño en la noche y solo puedo ver tu cara
miro alrededor pero no puedo reemplazarte
me siento demasiado frio y lejano para abrazarte
sigo llorando bebe,bebe, por favor...
Oh, no puedes verlo?
me perteneces
cómo duele mi pobre corazon
con cada respiración que tomas
cada movimiento que haces
cada voto que rompes
cada sonrisa que falsificas
cada demanda que estacas
estare mirandote
cada movimiento que haces
cada paso que tomas
estare mirandote
estare mirandote
estare mirandote
estare mirandote...

26 may. 2010

Comunicado de prensa

La Alhóndiga de Arévalo muestra su desacuerdo con las obras de construcción de nuevos tramos de muralla

La Alhóndiga, asociación de cultura y patrimonio en relación al inicio de las obras de construcción de un nuevo tramo de la muralla de Arévalo en la zona de San Ignacio de Loyola, así como a las que se realizarán cuando se concedan los permisos para llevar a cabo aquellas con las que se intentará estabilizar la zona de la muralla a la altura de la iglesia de San Miguel, manifiesta lo siguiente:

Desde esta asociación ya hemos declarado, y volvemos a reiterar de nuevo, nuestro desacuerdo con la inversión de tantos recursos públicos en las obras de construcción de una muralla que, en nuestra opinión, nada aporta al cada vez más empobrecido conjunto monumental de Arévalo. En todas las intervenciones efectuadas en estos tramos de muralla, esta, siempre, ha terminado por caerse.
Desde nuestro punto de vista consideramos errónea la política patrimonial que se está realizando en nuestra ciudad, puesto que se están levantando elementos de nueva construcción en los que prima el hormigón armado y a los que luego no se les dota de ningún uso ni contenido, y las más de las veces para nada sirven.
Mientras esto se hace, muchos de nuestros monumentos histórico-artísticos más emblemáticos se caen a pedazos sin que se les dedique una mínima atención para evitar su ruina.
La iglesia de San Nicolás de Bari, el colegio de los jesuitas, el puente de Valladolid, así como varios palacios y casonas señoriales, son, entre otros, edificios y elementos del patrimonio que están hundiéndose y que no parecen importar a los responsables de su conservación.
Desde esta asociación seguimos sin entender la insistencia en llevar a cabo la construcción de una muralla cuyos restos son meramente testimoniales y que, por otro lado, se pongan tantos reparos a elaborar de una vez por todas el, a nuestro entender, imprescindible “Plan Especial de Protección y Desarrollo del Casco Histórico de Arévalo” que de haber existido, es posible que hubiera evitado la gigantesca degradación sufrida por la plaza de la Villa en particular y por el resto del casco antiguo de Arévalo en general.
Creemos que si la corporación del ayuntamiento de Arévalo sigue empecinada en construir la muralla, esta pasará a la posteridad, ya lo hemos dicho en otras ocasiones, comoun extraño muro de hormigón armado en el que se invirtieron miles y miles de euros de los contribuyentes y que no sirve para nada, no tiene ningún uso ni contenido y que además es horroroso”.

24 may. 2010

Pensamientos

¿QUIÉN SOY?
¿Quién puede responder a esta cuestión? ¿Quién sabe realmente, quien es uno mismo?
Un filosofo dijo “yo soy yo y mis circunstancias”. No seré yo quien le quite la razón, sus motivos tendría para manifestarse de aquella manera y bien es cierto que son las circunstancias y la realidad cotidiana del día a día, la convivencia con la gente que nos rodea, la que puede llegar a condicionar parte de nuestros actos, pensamientos y revoluciones internas. Hay quien dice, dale a un hombre un gran poder y veras quien realmente es.
Por eso a veces yo busco en mi “escondite”, no es nada fácil llegar a él, donde sólo se escucha el silencio que me permite la soledad inquebrantable de ese momento, no hay escusas, ni obligaciones, ni palabras, ni pensamientos, no hay nada, allí no ha ido nadie, sólo yo y la nada ¡Cómo me gusta y que pocas veces tengo el privilegio de poder hacerlo! (Lo prometo, buscaré el tiempo para perderme más a menudo). Allí es donde puedes encontrarte a ti mismo, oírte, escucharte, manifestarte libremente. Hay quien lo llama conciencia, hay quien dice que es un acto de meditación, llámenlo como quieran, pero les recomiendo que un día traten de buscar su “escondite”, y disfrútenlo.
Yo desde mi “escondite” he descubierto esto a cerca de mí:
Me gustaría que la magia de la infancia no desapareciera nunca, ya que esa es la mejor etapa de la vida, cuando un simple palo se convertía en tizona fiel o en bucéfalo incansable quien sabe, según el momento.
Cuando estábamos llenos de rozaduras en las rodillas, cuando una descalabradura no era nada más que eso y no se le daba la mayor importancia, la emoción de cuando ganabas un güito o una canica o cuando perdías una chapa con la foto del ciclista del momento, cuando llevabas un bote a patadas desde tu casa a la puerta del colegio, de los partidos de futbol en cualquier parte y en cualquier momento, de los días de verano en “la isla” o en puente de la estación donde una rueda era el gran barco pirata que había que abordar, ¿Dónde quedó todo esto? ¡Cuánto lo echo de menos!
Luego de repente sobreviene el tiempo de la razón y del desarrollo del pensamiento y las dudas infinitas…
Y desde ese mismo conocimiento, que me robó mi infancia, sé, que no me gustan los caminos, porque siempre te llevan a un sitio, me gusta andar a campo a través, me gusta ir a mi aire, donde me lleve la suave brisa, porque si es el viento quien me empuja, me resisto, trato de no marcar mis huellas para que nadie me siga y ni yo pueda ver por dónde he pasado ya, así quizás, pueda volver a pasar.
Me gusta andar bajo la lluvia de la mañana, y nunca llevo paraguas.
Me gusta andar por las calles vacías y silenciosas.
Me interesa todo lo que se mueve y manifiesta a mí alrededor.
Sé escuchar pero no me gusta que me griten y me coman la cabeza.
Sé observar pero no juzgo nunca a nadie por lo que veo.
He tenido y tengo miedos todavía, pero veo que cuanto más viejo me hago, más miedos se van disipando.
Sé que tuve una tremenda locura, que sólo alivió su suave ternura.
Sé que cada vez que caía, una mano amiga se tendía siempre para ayudarme a levantarme de nuevo, y nunca me pidió explicación alguna, y por otro lado, sé que de las grandes amistades, esas del corazón, que también siempre hay un traidor.
No me gustan los horarios. Ni las imposiciones, me gusta dormir cuando tengo sueño, ya sea de noche o de día. Y siempre mejor en compañía, rodeado por unos brazos que te den a la vez calor en las noches de invierno y sosiego y paz cuando te rondan malos sueños.
Que a veces me apeteció ir deprisa cada vez más y más deprisa, pero al final comprendí que así no me daba tiempo a disfrutar del paisaje y que lo mejor era pisar el freno para que me diera tiempo a ver por dónde iba y saborear ese momento. Reconozco que el paso de los años tiene mucho que ver con pisar el freno. Con el paso de los años me he vuelto muy selectivo y no pierdo el tiempo con lo que no me interesa...quizás me equivoque pero qué se le va hacer…no quiero que se me niegue el derecho a equivocarme.
Siempre aprendí más del esfuerzo que hice para alcanzar cualquier cosa, que el éxito que eso mismo me repercutió, para mi es más importante el espíritu del sacrificio que el éxito conseguido, por eso nunca estuve con los campeones, siempre mi admiración se la llevó el incansable luchador.
Me gusta mucho más disfrutar de un amanecer que ver o pensar en el atardecer.
Quiero que la vida todavía me muestre más cosas, que me siga enseñando, que me equivoque, que me corrija después, y sobretodo que tenga paz y mi vida se llene de amor y que no me falte la amistad.
José Manuel Sanz

23 may. 2010

La Historia Interminable


"Las pasiones humanas son un misterio, y a los niños les pasa lo mismo que a los mayores. Los que se dejan llevar por ellas no pueden explicárselas, y los que no las han vivido no pueden comprenderlas. Hay hombres que se juegan la vida para subir a una montaña. Nadie, ni siquiera ellos, puede explicar realmente por qué. Otros se arruinan para conquistar el corazón de una persona que no quiere saber nada de ellos. Otros se destruyen a sí mismos por no saber resistir los placeres de la mesa... o de la botella. Algunos pierden cuanto tienen para ganar en un juego de azar, o lo sacrifican todo a una idea fija que jamás podrá realizarse. Unos cuantos creen que sólo serían felices en algún lugar distinto, y recorren el mundo durante toda su vida. Y unos pocos no descansan hasta que consiguen ser poderosos. En resumen: hay tantas pasiones distintas como hombres distintos hay.
La pasión de Bastián Baltasar Bux eran los libros.
Quien no haya pasado nunca tardes enteras delante de un libro, con las orejas ardiéndole y el pelo caído por la cara, leyendo y leyendo, olvidado del mundo y sin darse cuenta de que tenía hambre o se estaba quedando helado...
Quien nunca haya leído en secreto a la luz de una linterna, bajo la manta, porque Papá o Mamá o alguna otra persona solícita le ha apagado la luz con el argumento bien intencionado de que tiene que dormir, porque mañana hay que levantarse tempranito...
Quien nunca haya llorado abierta o disimuladamente lágrimas amargas, porque una historia maravillosa acababa y había que decir adiós a personajes con los que había corrido tantas aventuras, a los que quería y admiraba, por los que había temido y rezado, y sin cuya compañía la vida le parecería vacía y sin sentido...
Quien no conozca todo eso por propia experiencia, no podrá comprender probablemente lo que Bastián hizo entonces."

22 may. 2010

Además de las hadas ...

Además de las hadas está el trabajo en grupo. Esto leía cuando me dieron noticias tuyas:

“El buen pensador procura ver en los objetos todo lo que hay, pero no más de lo que hay. Ciertos hombres tienen el talento de ver mucho en todo; pero les cabe la desgracia de ver todo lo que no hay, y nada de lo que hay. Una noticia, una ocurrencia cualquiera, les suministran abundante materia para discurrir con profusión, formando, como suele decirse, castillos en el aire. Éstos suelen ser grandes proyectistas y charlatanes.
Otros adolecen del defecto contrario: ven bien, pero poco; el objeto no se les ofrece sino por un lado; si éste desaparece, ya no ven nada. Éstos se inclinan a ser sentenciosos y aferrados en sus temas. Se parecen a los que no han salido nunca de su país: fuera del horizonte a que están acostumbrados, se imaginan que no hay más mundo.
Un entendimiento claro, capaz y exacto, abarca el objeto entero; le mira por todos sus lados, en todas sus relaciones con lo que le rodea. La conversación y los escritos de estos hombres privilegiados se distinguen por su claridad, precisión y exactitud. En cada palabra encontráis una idea, y esta idea veis que corresponde a la realidad de las cosas. Os ilustran, os convencen, os dejan plenamente satisfecho; decís con entero asentimiento: “Sí, es verdad, tiene razón.” Para seguirlos en sus discursos no necesitáis esforzaros; parece que andáis por un camino llano, y que el que habla sólo se ocupa de haceros notar, con oportunidad, los objetos que encontráis a vuestro paso. Si explican una materia difícil y abstrusa, también os ahorran mucho tiempo y fatiga. El sendero es tenebroso, porque está en las entrañas de la tierra; pero os precede un guía muy práctico, llevando en la mano una antorcha que resplandece con vivísima luz.”

JAIME BALMES
Del libro “EL CRITERIO”


El camino como ves está marcado desde hace tiempo. Tenemos la fortuna de haberlo encontrado hace ya unos años. Es por eso que debemos perseverar en no apartarnos de tan fructífera ruta, no solo para nosotros, sino para cuantos nos acompañan. ¡Buen camino!

Las hadas nos protegen

Pese a todo, mi buen amigo, pese a los infundios, pese a los susurros, pese a las maldades soterradas. A pesar de los que sólo aportan crítica envidiosa y destructiva. Para abatimiento de los que, con mentira aduladora, pretenden sembrar la verde y viscosa cizaña.  Para los que nada de lo que hacemos les gusta ya que su vida es triste y llena de amargura. Para enfado de los que no pueden sacar provecho a pesar de que siempre lo intentan. En fin, para los mentirosos, para los perezosos, para los envidiosos, para los criticones, para los ortodoxos a ultranza … es posible que hoy sea un día triste, porque, como has podido seguramente comprobar, las hadas nos protegen y nos miman. Podría ser que fuera, Amigo Fabio, no por ser imprescindibles, que ni tú ni yo lo somos, más bien porque lo que hacemos creo que es trascendente.
Juan C. López

20 may. 2010

Bajo el Scriptorium

La mentira, hablando con propiedad, es la ignorancia, que afecta al alma del que es engañado;
porque la mentira en las palabras no es más que una expresión del sentimiento que el alma
experimenta; no es una mentira pura, sino un fantasma hijo del error.
(Platón-La República o el Estado)

Como al nervioso mono, aquel de la fábula, al que pusieron un sable afilado en cada mano, y, azuzado por gritos e improperios, acabó destrozando hasta su propia jaula, así podemos decir de aquel a quien ponen pluma en la mano y, al poco, la rompe, por apretar tanto en su escritura y por su poca maña en esas lides. Termina garabateando con un pobre carboncillo, un carboncillo que le sirve para emborronar resmas de forma descuidada, desmedida.
Concluye escribiendo cualquier cosa. Sin orden, sin concierto, sin ideas, sin normas. Ensimismado, tan sólo, por su “ego” insaciable. El “yo” es su palabra perfecta y más usada. Nada escapa a los conceptos de lo “mío”, “a mí”, “por mí”.
Nada dice, nada aclara, nada añade. Y con su mediocre nihilismo aparenta simular una inope sapiencia. Incardina frases sin sentido; palabras inconexas, mal escritas; retóricas de tópicos preñadas; historias sin luz, sin armonía, sin final, sin moraleja. Arrastra entre su verbo viscosa adulación, invento artificioso y anodina fanfarria.
Pertenece, pues, a esa insubstancial nada, que nada nos aporta y que a nada nos lleva.
Al final, allí queda. Él sólo y apartado; amigo de sus vicios, amigo de su espejo. No atiende razones, no escucha consejos. Se alimenta tan sólo de su propia ignorancia.
Dejadle allá en su mundo, en su mundo sinuoso, oculto, insulso, endeble. Nada podemos hacer por redimirle, es su forma de ser, es… su destino.
Juan C. López

18 may. 2010

Bomarzo

Hola amigos de La Llanura.
Este año 2010 también se celebra el centenario del nacimiento de un gran escritor argentino, Manuel Mujica Lainez, autor, entre otras muchas obras, de "Bomarzo", cuya lectura yo considero imprescindible.
El pasado 13 de mayo leí la reseña que sobre dicho aniversario ha escrito Guillermo Altares, en el Blog Papeles Perdidos y se me ocurrió hacer esta foto y subirla a Flickr. Espero que os guste.
Un saludo. Mario



16 may. 2010

Las Driades


Para los antiguos griegos, la peninsula iberica, era una tierra de leyenda donde vivian los monstruos de sus mitologías. Una tierra desconocida habitada por salvajes guerreros hijos de Hercules (celtas e iberos). Un lugar que nacía misterioso en el occidente del mundo conocido, y donde moría el sol.
Uno de esos lugares miticos y mágicos de la mitología griega, era el jardín de las hesperides. Se duda hoy en dia la localización del jardín; Las islas Canarias, Madeira o Cabo Verde... son algunos posibles lugares. Pero tambien en la propia peninsula, ya que se supone igualmente que dicho jardín donde nacian las manzanas de oro. Podría ser alguna zona de Andalucia, o incluso Valencia. Durante la edad media española, muchas de estas leyendas greco latinas, junto con algunas tradiciones celticas populares. Formaron o dieron cuerpo a buena parte de los bestiarios de criaturas mitológicas. Y una de esas criaturas, eran las Driades.

14 may. 2010

NOTA DE PRENSA

Ante el envenenamiento de rapaces protegidas en La Moraña, queremos sumarnos a las peticiones de los ecologistas de que se esclarezcan los hechos, se castigue a los culpables y que desde la Junta se cumpla la Ley y protejan de una vez por todas el hábitat del Águila Imperial Ibérica en La Moraña, para que en ningún momento se pueda producir la desprotección de esta especie catalogada en peligro de extinción.
Por ello en breve, desde esta asociación enviaremos una solicitud formal de protección del corredor de los ríos Adaja y Arevalillo, hábitat reproductor de esta especie en La Moraña y Tierra de Arévalo.
A continuación reproducimos la nota de prensa suscrita por 14 asociaciones ecologistas, a la nos sumamos desde la Alhóndiga, asociación de cultura y patrimonio:

“INDIGNACIÓN POR LOS ENVENENAMIENTOS EN LA MORAÑA”
“LA ESTRATEGIA REGIONAL CONTRA LOS VENENOS, CARECE DE ESTRATEGIA”

Las organizaciones firmantes manifestamos nuestro dolor e indignación ante los recientes y continuos hechos delictivos de extremada gravedad, como es el envenenamiento sistemático y extendido sobre las especies de avifauna protegida y amenazada en varios municipios de la comarca abulense de La Moraña. Situación que no deja de ser preocupante y que se debe considerar como la punta del iceberg ya que estas sustancias letales actúan silenciosamente sobre otros animales (incluidos los domésticos) y sobre el agua que bebemos las personas.
La docena de aves protegidas que han aparecido muertas y las que posiblemente pudieran haber desaparecido junto a otras especies de fauna silvestre afectadas, evidencian que las medidas de control de la Junta de Castilla y León en esa zona no han funcionado, quedando así en evidencia la falta de protección que desde la Consejería de Medio Ambiente se dispensa a esas especies, especialmente al Águila Imperial Ibérica. Entendemos que en esta comarca y desde la Junta se desprecia el estatus legal de esta especie para protegerla, dejándola de lado al pronunciarse sobre proyectos tan sangrantes e incompatibles con su conservación como la macrourbanización de Villanueva de Gómez o las diferentes explotaciones mineras que proliferan en esa zona.
Es patente el desprecio demostrado hacia esta especie protegida desde Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León, y que los múltiples intentos de ignorarla son el preámbulo de esta crónica negra que ahora certifican los recientes casos de envenenamientos en las proximidades del corredor del Adaja. Recordemos que los responsables provinciales y regionales de la Junta de Castilla y León sobre esta especie y sobre el resto de las que están protegidas y ahora afectadas por los venenos, de forma continua y reiterada, han preferido ocultar su existencia y negar la protección de su hábitat, en contra incluso de lo que establecen sus propias normas; como el Decreto 114/2003, de 2 de octubre, por el que se aprueba el Plan de Recuperación del Águila Imperial Ibérica y se dictan medidas para su protección en la Comunidad de Castilla y León.
El hecho de que las zonas ahora afectadas por la actuación criminal de los venenos mortales no hayan sido declaradas como áreas críticas de alimentación o nidificación de esa especie en vías de extinción, o que se favoreciesen incluso desde la Junta proyectos contrarios a la conservación de sus hábitats, o que ni siquiera se haya propuesto la declaración como ZEPA (Zona de Especial protección sobre las Aves) de esas zonas que por imperativo legal del mencionado Decreto 114/2003 se debería haber producido ya, nos sitúa en un plano temerario de abandono legal por inacción administrativa de quienes tienen que velar por la legalidad y la conservación según la Constitución Española, entre otras.
Por estos motivos las organizaciones firmantes y ante estos hechos tan graves acaecidos, donde ha quedado patente la desidia administrativa de de la Junta de Castilla y León, pedimos que públicamente comparezcan los responsables de la administración autonómica en esta materia y expliquen de forma detallada las medidas que van a desarrollar para evitar su repetición, así como el esclarecimiento de las responsabilidades detectadas hasta la fecha.
Al respecto y debido al oportunismo político imperante, en estos días se ha dado ha conocer y se ha sometido a información pública en el Boletín Oficial de Castilla y León (BOCyL), Nº 83 de 4 de mayo de 2010, el borrador (de fecha 14/07/2009) de la “Estrategia Regional de Castilla y León para la Lucha Integrada contra el Uso Ilegal de Cebos Envenenados en el Medio Natural de la Junta de Castilla y León”, documento de 12 páginas de las que 10 son de introducción, 2 de intención y 0 de propuestas concretas de acción, lo que nos conduce a manifestar que tal estrategia carece descaradamente de estrategia, hecho que nos vuelve a situar en el carente interés conservacionista que tienen quienes la promueven.
Consideramos que, de forma preventiva y dado la gravedad de los hechos conocidos, se aplique con contundencia lo establecido para estos casos tanto en la Ley 4/1996, de 12 de julio, de Caza de Castilla y León como en la Ley 42/2007, de 13 de diciembre, del Patrimonio Natural y de la Biodiversidad, pues sería lamentable que la falta de contundencia en las medidas de todo tipo contra el uso de venenos, trasmitiera la imagen de unas autoridades u organismos permisivas por su pasividad.
Redundamos que tras estos hechos repetitivos resulta muy difícil descartar que se esté llevando a cabo la gestión preventiva adecuada que se practica en otras Comunidades Autónomas, en las que habitan estas mismas especies emblemáticas, y donde por desgracia también se persigue la desaparición de éstas para que no se conviertan en "estorbos medioambientales" frente a actuaciones interesadas, pugnas locales o proyectos destructivos como son entre otras las macrourbanizaciones, canteras, etc.
Manifestando por último que confiamos plenamente en el trabajo que se pueda desarrollar desde el Ministerio Fiscal en la detección del responsable o responsables y que agradecemos el trabajo realizado por los Agentes Medioambientales y por la Guardia Civil en este asunto extremadamente grave para el Medio Ambiente. Reclamando que se les dote de todos los medios adecuados y necesarios para esclarecer cuanto antes esta actividad delictiva tan preocupante.

ASDEN - ASOCIACIÓN AMBIENTAL SOTILLO VERDE
Asociación Ecologista Centaurea - Asociación Ecologista Gredos Verde
ASOCIACIÓN GEOGRÁFICA AMBIENTAL - ASOCIACIÓN EN DEFENSA DEL RÍO ALBERCHE
ASOCIACIÓN PARA LA DEFENSA DEL VALLE DEL LOZOYA Y LA SIERRA DE MADRID
CC.OO. DE ÁVILA - COLECTIVO CANTUESO
Federación de Ecologistas en Acción de Castilla y León
Grupo para el Estudio y Defensa de la Vida Silvestre de Salamanca
Plataforma contra la Especulación Urbanística y Ambiental de Candeleda.
GRUPO LOCAL SEO-ÁVILA (SEO/BirdLife)
Sierra Oeste desarrollo S.O.S.tenible

13 may. 2010

Feliz Cumpleaños Don José

José Jiménez Lozano nace en Langa (Ávila) en el año 1930.
Licenciado en Derecho y Filosofía y Letras por las Universidades de Valladolid y Salamanca, realizó estudios de Periodismo en la Escuela Oficial de Periodismo de Madrid, que concluyó en 1962.
Ese mismo año ingresó en la redacción del diario vallisoletano "El Norte de Castilla". Allí, con Miguel Delibes, formó parte de una destacada generación de periodistas entre los que figuraban también: José Luis Martín Descalzo, Francisco Umbral, Manuel Leguineche o César Alonso de los Ríos. En 1978 será nombrado subdirector del citado rotativo vallisoletano.
En 1988, obtiene el Premio Castilla y León de las Letras por el conjunto de su obra y un año después, en abril de 1989, es galardonado con el Premio Nacional de la Crítica de Novela por "El grano de maíz rojo".
En, 1992 , Jiménez Lozano consigue el Premio Nacional de las Letras Españolas por toda su obra. Ese mismo año es nombrado director de 'El Norte de Castilla', cargo que ejercía, en funciones, desde el fallecimiento, un mes antes, de Fernando Altés Bustelo, y que desempeñó hasta su jubilación, en 1995.
En 1997, donó su biblioteca, compuesta por cerca de 10.000 volúmenes, y su archivo personal a la Fundación Jorge Guillén, también depositaria de los legados de otros autores como Jorge Guillén o Rosa Chacel.
En 2001 obtuvo el V Premio Nacional de Periodismo Miguel Delibes y finalmente, en el año 2002, es galardonado con el Premio Cervantes de las Letras.
Autor poco conocido para el gran público, ha cultivado principalmente el tema religioso y social, tanto en artículos y reportajes, como en novelas. Afincado en el pueblo vallisoletano de Alcazarén, su vida ha transcurrido entre el periodismo y la literatura.
Jiménez Lozano es, además, uno de los más importantes estudiosos de la mística española y está considerado como un profundo conocedor de la tierra castellana y su lenguaje. Escritor prolífico, es autor de más de cuarenta títulos entre novelas, relatos cortos, cuentos y poesías.

Un pequeño fragmento de una obra suya: “SARA DE UR”

“Abram y Sara tenían un casa en Sekhem, junto a la encina de Moré. La casa estaba toda ella enjalbegada de blanco y tenía una puerta muy pequeña como hundida en la fachada formando un pequeño zaguancillo, y las ventanas eran unos tragaluces en lo alto, muy profundos y estrechos. Sobre la puerta y el zaguancillo en la misma fachada corría un alfil de tejuelas azules y doradas, y la puertecilla era también azul. Se abría a un pasadizo muy estrecho que hacía de recodo y daba luego a un patio interior, igualmente blanco con el suelo de tierra pisada de color rojizo. Los muros del patio eran muy altos y el sol no podía entrar allí salvo cuando estaba en el cenit, pero la encina que había junto a la casa era gigantesca y daba una umbría muy profunda al patio y a la casa entera.”

11 may. 2010

Miguel Hernández

Cómo sería el día en que vino al mundo. Un día (como tantos) perdido en un pueblo de nombre cuasi musical o poético. Si hacía frío o el clima era templado, o nebuloso, de una niebla delgada y azul, al decir de Gabriel Miró.
Miguel Hernández nació en Orihuela hace tan sólo cien años. Cuando las calles se poblaban de clérigos (relata Azorín) con la sotana recogida en la espalda, frailes, monjas, mandaderos de conventos con pequeños cajones y cestas... Imbuido todo como de un aliento clerical, total y asfixiante. Un otoño de 1910. Y un pueblo de casas de cal, sumido en un penetrante olor a estiércol y tierra húmeda o encharcada de las lluvias perennes de aquellos años obscuros. Lleno de galeras y carros, tartanas y birlochos, mulas y rebaños.
Cómo sería la alcoba donde Concheta dio a luz al poeta. Aquel rostro agitanado, que luego heredaría su hijo, el de los ojos redondos y un tanto lánguidos. La que tantas veces se interpuso entre éste y el rudo y violento padre, cada vez que se iniciaba la andanada de las voces, como paso previo a los insultos y no sabemos si a las palizas descarnadas e injustas.
Serafín Sánchez González

9 may. 2010

EL CANTO DEL MIRLO


Desde hace unos días me despierta el canto de un mirlo. Al amanecer comienza su canto y despierto al sentirlo. Resulta curioso, pues nunca hubo un mirlo junto a mi casa. Las mañanas lluviosas o que parecen inminentes las precipitaciones, su canto escasea. Las mañanas limpias y soleadas sus trinos son incesantes, variados y armónicos.
Luego al anochecer vuelve a sentirse su canto. No cuesta trabajo localizarle. En alguna de las antenas de los tejados colindantes se le puede ver. Marca su territorio según parece. He observado que suele buscar lombrices y otros insectos en el jardín de casa, junto al cerezo. Según he leído puede que haya utilizado incluso la tierra húmeda para confeccionar su nido. Éste es el que todavía no he localizado. Me gustaría poder ver los huevos, que según he consultado en una enciclopedia son de un bonito color azul verdoso.
Es cierto que tengo localizados un par de mirlos en Arévalo, en pleno casco urbano. Uno está a primera hora de la mañana en la Plaza de San Francisco. Si el ruido del tráfico de la mañana lo permite, y mejor aún cuando no ha comenzado el trasiego por esta plaza, se le siente perfectamente. Suele situarse en el enorme árbol que domina la plaza, junto a la estatua dedicada a Fray Juan Gil. Curiosa paradoja, erigimos una estatua a un personaje ilustre en una plaza que no está dedicada a su persona; tenemos a menos de cien metros la plaza a él dedicada; quizás en un futuro en ella se levante una estatua dedicada a San Francisco o a otro personaje, para así completar la paradoja.
Algunas mañanas, se le veía sobre la cubierta de la casa de las hermanas Barrado, o de “la Nena Barrado”, como yo siempre he oído decir. Casa que por cierto aparece en una novela de nuestro paisano, el escritor Julio Escobar. La novela se titula “Teresa y el cuervo” y resultan reconocibles escenarios y personajes del Arévalo de los años 50 y 60 del pasado siglo. Pero la cubierta de esa mansión se ha hundido y la casa está próxima a desaparecer. Este año no he visto todavía al mirlo. Puede que se haya adelantado y cambiado su ubicación.
El otro, se posa sobre el enorme árbol a la entrada del parque Gómez Pamo, “de los Paseos” vamos. Allí cuando los vehículos que circulan por la Plaza de Fray Juan Gil, la de la gran rotonda, “la de la fuente”, ceden en su discurrir, dejan escuchar con absoluta nitidez el canto del mirlo. Puede que su nido se encuentre en cualquiera de los árboles del único parque que tenemos en Arévalo. Me pregunto cuándo se plantearán hacer un parque del siglo XXI.
Al escuchar el canto del mirlo no solo despierto cada mañana, sino que ha conseguido despertar en mí unos recuerdos que tenía dormidos, casi olvidados.
El primero de ellos era el de la gran cantidad de pájaros que había en la Plaza del Real. Eso era antes de que reordenaran el espacio, como les gusta decir a los técnicos de tal cosa. Era una plaza toda de tierra, con dos enormes jardines circulares, a ambos lados del templete. Los jardines rodeados de aligustre, albergaban una gran cantidad de rosales. Cuando llovía los caracoles que se podían coger en ambos jardines eran numerosos. Gordos y negros. Había un olmo o negrillo, que murió de una famosa enfermedad, grafiosis creo recordar que se llama. Cientos de gorriones vivían en la plaza. Se repartían entre las acacias y el enorme árbol, a cuyo pie jugábamos a las canicas o a los “güitos”, a las chapas o al peón, según la época del año.
Acompañaban a todos estos gorriones, los vencejos y las grajillas que anidaban en la iglesia de San Juan, próxima a la plaza. Además estaban las calandrias, las perdices y los verdecillos del señor Manolo. Aunque estos estaban en jaulas, construidas por él y por el señor Pepe. Recuerdo especialmente las mañanas de verano, bien temprano, cuando la sombra de los soportales aportaba frescura y los cantos de las aves enjauladas no cesaban. Los cantos y trinos de todos ellos se veían completados con los bandos de jilgueros que invariablemente aparecían por la plaza. Pero hicieron lo que hicieron, reordenar el espacio dijeron, lo llenaron de gradas y hormigón, el olmo o negrillo desapareció y con ello todos los pájaros de mi infancia.
Eran también numerosos los gorriones en la plaza del Arrabal, en sus acacias junto a los soportales del "Almacén". Tampoco se han vuelto a ver en tal número desde la reordenación. En la calle de San Juan, recuerdo la enorme morera, casi por frente a la iglesia, en la otra acera. Siempre llena de pájaros y de chicos cogiendo las hojas para los gusanos de seda. También ha desaparecido. Queda una grande junto al colegio de los Salesianos, también inclinada; espero que mi señalamiento no signifique su desaparición.
En el solar que resultó de la demolición del convento o antiguo palacio de Don Juan II, jugábamos los chicos del barrio. Saltábamos la tapia que lo bordeaba. En la explanada que limpiamos de hierbajos era donde jugábamos. En la parte más asilvestrada, junto a los restos del palacio de los Berdugo en la calle de Santa María, haciendo esquina con la calle del Palacio Viejo, siempre estaba lleno de pájaros. Había jilgueros, verdecillos y multitud de gorriones. Entre la vegetación silvestre que allí crecía, mostraban sus habilidades cantoras y las evoluciones acrobáticas de sus revoloteos. No entrábamos en competencia. Al menos nosotros, porque los había que sí, que ejercitaban su puntería con los tirachinas ante esa multitud de blancos móviles.
Recuerdo que algún adulto nos reñía de vez en cuando al vernos saltar la tapia. No parece que estuviesen tan atentos cuando derribaron el convento o palacio. Claro que esto entonces no lo pensaba, es consecuencia de la edad.
También he descubierto con la edad que las chovas, no eran tales; eran grajillas, como mi buen amigo “LuisJo”, que de estas cosas sabe mucho, me dijo recientemente. Las ardillas y las tórtolas turcas que había frente a mi casa han desaparecido. Talaron los pinos y ahora hay una piscina climatizada.
A la alameda del Adaja hace mucho tiempo que no bajo. En mi infancia, cuando me cambiaron de barrio en contra de mi voluntad, bajábamos los de “Urtain”, a la altura de “los cebaderos”; allí la cantidad y variedad de especie me parecía infinita. De todas formas “bajar al río”, en aquella época de mi infancia, no estaba bien visto. Era actividad propia de los que faltaban a la escuela. Ahora veo a muchos de ellos que son padres y cuando les veo que riñen a sus hijos o se quejan de su comportamiento, les recuerdo lo que ellos hacían. Nos sonreímos inevitablemente al recordarlo.
Mientras escribo esto escucho “Blackbird”, canción de los Beatles compuesta por Paul McCartney, al que según parece, el canto de un mirlo inspiró para hacer esta canción. Es también, la canción, una reacción a las tensiones raciales que en 1968 se vivían en Estados Unidos.
Como los naturalistas, si observamos el comportamiento de la especie humana, se aprecia un cierto afán por pasar a la posteridad. Tratan de realizar alguna gran obra para conseguirlo. Me gustaría que alguna vez, alguien de esta especie, intentara pasar a la posteridad por conservar lo que tenemos y no es malo.
Aún quedan espacios en los que todavía podemos apreciar esa fauna urbana que yo llamo. Ver jilgueros en los cardos que quedan por detrás de los chalés de “Villablanca”; las cigüeñas anidan en los campanarios y en los restos de la fachada del palacio de la esquina de la calle de Santa María y la calle del Palacio Viejo. Al menos de momento. Las alamedas parecen todavía reductos donde las aves encuentran cobijo. Por eso, cuando veo que inician una nueva reordenación del espacio, me pongo a temblar.
Fabio López

Aparece una cuarta águila imperial envenenada

Una docena de animales muertos. A las ocho aves protegidas y en peligro de extinción halladas muertas por envenenamiento en Riocabado, Pozanco y El Oso hace poco más de un mes se suman ahora al menos otras cuatro aparecidas en la misma zona.
Isabel Camarero. Ávila.

La tragedia medioambiental era mayor de lo que se pensaba. Los ejemplares protegidos y, lo que es peor, las aves en peligro de extinción que es como está catalogado el águila imperial ibérica, que aparecieron muertas en Riocabado, Pozanco y El Oso hace poco más de un mes, no eran más que el principio.
Ahora, cuando aún prosiguen las investigaciones desde la Junta y el Seprona, se ha destapado la muerte de más animales a manos del hombre y de sus cebos envenenados. En principio fueron dos águilas los que aparecieron entre Riocabado y Pozanco, además de un buitre negro, un milano real y otro milano negro; a ellos se sumaron un águila más y dos milanos reales en El Oso; y ahora, el cadáver de un águila más y de otros ejemplares «protegidos» -entre ellos varios milanos- engordan la trágica lista hasta más allá de los doce ejemplares, tal y como confirmaron desde la Junta de Castilla y León. «Los animales llevaban muertos varios días, pero se han encontrado después», decían.

8 may. 2010

Museo del Prado


Para que sea difundido entre sobrinos pequeños, hijos pequeños, nietos más pequeños, biznietos (que alguno habrá, aunque a tataranietos no creo que llegue nadie).Aunque tengas la edad que tengas disfrutarás como un enano...

7 may. 2010

IES Eulogio Florentino Sanz


DETALLE
3º trimestre: 19 de Junio 2010:

12:00: Reunión en el instituto. Actos diversos: concierto, bailes, presentación del himno, del Libro, conferencias, vista de fotos, traca final.

15:00: Comida en las Fuentes.  Menú: Entrantes diversos+ Lubina+ Sorbete de cava+A elegir cochinillo o entrecot+Postre+Vino de Ribera Duero+Pan+Chupito = 37 euros.

Pagar antes del 3 de mayo en Caja Ávila, nº cuenta: 2094 0048 12 0048101215.
Nota: En concepto poner "pago de menú a) con cochinillo o b) con entrecot. Si no pones nada se supone que prefieres cochinillo.

Arévalo, ayer y hoy

5 may. 2010

Certamen de Teatro Infantil de Mingorría

Carlos de Miguel

Con la nueva edición del Certamen de Teatro Infantil de Mingorría ya serán 4.000 los pequeños actores que han pasado por el escenario del Centro Cultural Las Pozas.
Desde este lunes y hasta el sábado 29 de mayo, la décimo octava edición del veterano certamen ofrece 15 representaciones (once a concurso, tres fuera de él y una de clausura) con grupos llegados de distintos lugares, como ha sido desde que comenzó este evento, al que se han acercado chavales de colegios de Ávila, Valladolid, Salamanca, Segovia, León, Valencia, Huelva y Cáceres, que en total habrán representado 200 obras. “Una experiencia cultural de primer orden para la escuela rural”, destacan desde la organización, que ha corre a cargo del Ayuntamiento de la localidad y el Colegio Rural Agrupado Miguel Delibes.
(más en Ávila Digital)

2 may. 2010

El mañana efímero

La España de charanga y pandereta,
cerrado y sacristía,
devota de Frascuelo y de María,
de espíritu burlón y de alma quieta,
ha de tener su mármol y su día,
su infalible mañana y su poeta.

El vano ayer engendrará un mañana
vacío y ¡por ventura! pasajero.
Será un joven lechuzo y tarambana,
un sayón con hechuras de bolero;
a la moda de Francia realista,
un poco al uso de París pagano,
y al estilo de España especialista
en el vicio al alcance de la mano.

Esa España inferior que ora y bosteza,
vieja y tahur, zaragatera y triste;
esa España inferior que ora y embiste
cuando se digna usar de la cabeza,
aún tendrá luengo parto de varones
amantes de sagradas tradiciones
y de sagradas formas y maneras;
florecerán las barbas apostólicas
y otras calvas en otras calaveras
brillarán, venerables y católicas.

El vano ayer engendrará un mañana
vacío y ¡por ventura! pasajero,
la sombra de un lechuzo tarambana,
de un sayón con hechuras de bolero,
el vacuo ayer dará un mañana huero.

Como la náusea de un borracho ahito
de vino malo, un rojo sol corona
de heces turbias las cumbres de granito;
hay un mañana estomagante escrito
en la tarde pragmática y dulzona.

Mas otra España nace,
la España del cincel y de la maza,
con esa eterna juventud que se hace
del pasado macizo de la raza.

Una España implacable y redentora,
España que alborea
con un hacha en la mano vengadora,
España de la rabia y de la idea.

A Roberto Castrovido
Antonio Machado